Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comCantolao tuvo buen debut en Primera. Con fino trabajo táctico, el equipo de Carlos Silvestri amargó el cuarto inicio -récord- de temporada consecutivo de Juan Reynoso al frente de Melgar: rescató un 0-0 de la UNSA que -con dos travesaños menos y un foul que por poco no fue penal- pudo causar más estragos en Arequipa.
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

En el campo los señores Juan Carlos Mariño, categoría 82; Giancarlo Carmona, categoría 85; Paulo Albarracín, categoría 89; Éderson Mogollón, categoría 92; Víctor Salas, categoría 93; Willy Pretel, categoría 94; Gerson Barreto, categoría 95; y Denilson Ramírez, categoría 98. Es decir, ocho tipos que en su etapa formativa jamás compartieron un equipo, pero con algo muy identitario en común: fueron esos ocho alumnos privilegiados, elegidos por el destino para representar, en el día más importante de su historia, a la Academia que formó tanto a ellos como a otros centenares de futbolistas peruanos.

Los Pizarro, los 'Kukín' Flores, los Manco o los Rebosio encontraron herencia en este octeto de delfines. Y así como algún día la familia Méndez, en nombre de la Copa de la Amistad, tuvo que alojar en su casa de Pueblo Libre a un pequeñito blancón que venía de Rosario y no pasaba el metro cuarenta que respondía al nombre de Lionel, esta vez los ocho elegidos decidieron albergar en sus filas a otros tres extranjeros invitados para celebrar una fecha feliz: la del soñado debut en Primera. Llegaron Federico Nicosia y Leandro Martín, también desde Argentina, y Jeferson Collazos, desde Colombia, todos ya provistos de su respectivo carné de extranjería -por si las dudas-.

Casi en homenaje al Newell's de Messi y el recuerdo que dejó en La Punta, el rival en esta noche especial vestía camiseta rojinegra. Y encima, también estaba celebrando un logro en el mismo partido. Juan Reynoso se metió a la historia del fútbol peruano como uno de los cuatro entrenadores que ha logrado comenzar cuatro temporadas consecutivas al frente de un mismo club en torneos nacionales, y acaso por eso hoy su Melgar plasmó una idea muy suya: la del fútbol intenso y totalizador, con zagueros centrales que son los primeros atacantes y por eso terminan, como Ánderson Santamaría, siendo los protagonistas de la primera ocasión clara del gol del partido, barajada por la rodilla de Nicosia.

Federico Nicosia, uno de los artífices del empate de Cantolao en Arequipa. (Foto: Miguel Zavala) 

En realidad, tanto Melgar como Cantolao mantuvieron patrones similares. No solo por los dibujos tácticos -el 4-3-3 de Reynoso solo difirió del 4-3-2-1 de Silvestri en el par de metros atrás que estuvieron 'Leo' Martín y Denilson Ramírez respecto de Wilmer Aguirre y Omar Fernández-, sino sobre todo por lo cerradas que se mostraron sus bandas y lo vulnerables que lucieron sus sectores centrales. A la luz de esto último, muchos pases largos por el medio o pelotazos a modo de centros causaron peligro en ambas áreas. Así, por ejemplo, el argentino Emanuel Herrera se la pasó saltando y pegándole al balón con cualquier parte de su cuerpo menos con el empeine -más por falta de precisión que de empeño-; y el propio Martín llegó a cabecear contra el suelo para exigir un nuevo rodillazo salvador de golero, ahora del moreno Diego Campos.

En esa línea, las ocasiones más claras fueron dos del 'Delfín', ambas disparadas al travesaño desde fuera del área: una de Martín sobre el inicio del partido y la otra, mucho más peligrosa, de Denilson Ramírez. En las dos, Campos -Diego Penny atajó por la reserva, a la espera de adaptarse del todo al campo de la UNSA- dio la sensación de estar tapando dos pasos adelante de lo indicado. Esto último lo demostró en el arranque del complemento Nicosia, cuando le sacó de modo notable un tiro a Omar Fernández que acabó siendo solo una insinuación de que Melgar haría sufrir mucho más a Cantolao que lo que se había visto hasta entonces.

Y fue solo una percepción, vale repetirlo, no por falta de empeño, pues eso le sobró al ingreso de Ysrael Zúñiga y sus cuarenta almanaques bañados de idolatría. Lo fue, más bien, porque en esa insistencia al centro al área el 'Dominó' se topó con dos figuras que fueron creciendo en directa proporción con cuánto se elevaban para despejar el balón por los aires: Salas y Mogollón, con este último un escalón más arriba por su también impecable rendimiento por abajo para cortar juego de manera inteligente. Ante tal cuota de entrega, Silvestri también hizo su parte: cuando el oxígeno empezó a escasear, mandó varios tanquecitos más con el ingreso de Keyvin Paico para correr al medio; y después con Diego Ramírez y -sobre todo- Bryan Canela para desequilibrar, contragolpear y correr, correr todo lo posible en una UNSA cada vez más desesperada por romper el cero.

Jeferson Collazos y una de sus embestidas por alto ante la mirada de Nilson Loyola. (Foto: Miguel Zavala) 

Por eso, las postales del final fueron por la banda derecha de Melgar, en la que Carlos Ascues había sido recolocado de lateral ante la salida de Leudo para permitir que el uruguayo Jean Pierre Barrientos sumara en ofensiva. Por allí, Canela se tiró un pequeño festín que casi converge en un penal cuando Ascues le hizo un emparedado con mano y pie y lo trabó en línea al gol. Fue, por muy poco, fuera del área; pero sí fue falta que Luis Seminario Jr. no cobró. Y que podría haber decorado de mejor modo una noche significativa para los muchachos que, mochila al hombro y chimpunes en la mano, formalizaron la graduación de su propia Academia como equipo de Primera con un resultado positivo ante el rival más especializado en obtenerlos. Un 0-0 ante el subcampeón que quedará inscrito como el marcador que dio la bienvenida a las aguas de la máxima categoría al 'Delfín' que nadó tres décadas hasta llegar a bañarse en ellas, mientras dejaba crías en el camino.

Las fotos

Los goles

No hubo.

Fotos: Iván Carpio / DeChalaca.com, Miguel Zavala / diario El Pueblo de Arequipa


Leer más...

La ficha del Melgar 0 - Cantolao 0

CALETAS: Juan Reynoso hizo historia al comenzar por cuarto año consecutivo la temporada como técnico de Melgar.

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy