Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comFue un crack como defensa, siempre presto para quitar el balón con clase, pero a Julio Meléndez no le tocó salir de la mejor manera del fútbol activo cuando hace 35 años se retiró con la camiseta de León de Huánuco en un partido en el que fue expulsado y además perdió la categoría.

 

Quizás fue porque, salvo por Sport Boys, aunque no en su mejor época, nunca tuvo la ocasión de ganar un título o de jugar por uno de los equipos llamados “grandes” que Julio Meléndez Calderón no es tan recordado a nivel de clubes en el fútbol peruano, aunque sí en el argentino con Boca Juniors. De igual forma poco se conoce sobre su frustrada transferencia al fútbol español para jugar con el Sevilla, aunque sí se recuerda con claridad su título en la Copa América de 1975 y su último partido con la selección, ante Bolivia en Cali para clasificar al Mundial de 1978, torneo que no jugó.

Precisamente, aquel fue el último gran momento en la carrera de Meléndez, pues el siguiente año pasó a jugar en León de Huánuco donde cumplió una regular primera temporada, pero que en su segunda campaña la situación le cambió radicalmente el cierre de una impecable trayectoria.

En las garras de la necesidad

El Descentralizado de 1979 tuvo dos etapas. La primera se jugó a dos ruedas entre los dieciséis equipos de la categoría tras lo cual se armaron dos grupos: uno para disputar el título y el otro para definir la baja. El 4 de noviembre, tras jugar la fecha 30, León certificó su pase en la pelea por salvar el descenso luego de empatar 1-1 con Deportivo Junín, resultado que además tuvo otras consecuencias luego que el delegado huanuqueño acusó al árbitro principal, Carlos Garay, de “haberse vendido”.
La Palma se puso en ventaja mediante este penal que anotó Jorge 'Koki' Hirano (Recorte: diario La Crónica)
Siempre con Julio Meléndez como habitual titular en la defensa central en pareja con Israel Quijandría, y también ejerciendo el cargo de director técnico durante todo el campeonato, León ocupó el último puesto del grupo por la baja igualado en doce puntos junto al Colegio Nacional de Iquitos y Juventud La Palma de Huacho, por lo que los tres tuvieron que disputar la llamada “rueda trágica”, enfrentándose entre ellos a un partido por jornada.

Todos los encuentros se jugaron en el estadio Nacional como cancha neutral y en primer turno le tocó actuar a los huanuqueños frente a La Palma. Para dirigir dicho encuentro se designó a tres árbitros cuya función se iba a conocer mediante un sorteo quince minutos antes del inicio. Entre José Ramírez, César Pagano y Pedro Reyes finalmente se decidió que fuera ‘Paquirri’ quien asumiera el mando de la terna. Su labor al final fue clave en el desenlace de todo.

A las 20:00 horas del domingo 3 de febrero La Palma tuvo a Amado Tejada en el arco; Manuel Soto, Freddy Pacherres, Jaime Herbozo y Andrés ‘Bimbo’ Peña; Wálter Minetto, Eduardo Saavedra y Rinaldo Quesada; Jorge Hirano, Julio Casquel y Jaime Elías. León arrancó con José Castro; José ‘Leche’ Pérez, Meléndez, Quijandría y Edwin Allende; Alejandro Ríos, Carlos García y David Arévalo; Percy Gómez, Eduardo Rivera y César Arnáez
Julio Casquel ya batió al arquero José Castro para señalar el segundo tanto huachano (Recorte: diario La Crónica)
El encuentro se comenzó a definir rápido cuando ‘Koki’ Hirano convirtió de penal a los 12’ luego de una falta de Pérez, mientras que a los 20’ Casquel aprovechó un error del portero Castro para señalar el 2-0. León tuvo que esperar hasta el segundo tiempo para encontrar una clara situación, la misma que llegó a los 73’ luego que Pacherres trabó a Gómez dentro del área, pero el árbitro no vio como tal la jugada y dejó pasar la acción. Ahí fue que todo cambió.

Los reclamos huanuqueños no se hicieron esperar, lo que terminó con las expulsiones de García y Pérez, mientras que a los pocos minutos Julio Meléndez y Julio Casquel protagonizaron una situación confusa en la que ambos vieron la roja por mutua agresión. Y ese fue el final, porque faltando cinco minutos y con tres jugadores menos todo el equipo crema se retiró del campo obligando al pitazo final de José Ramírez por rebeldía colectiva.

Piteando confabulaciones

Ya con el resultado definido las acusaciones desde Huánuco no tardaron en aparecer, tanto de dirigentes como de jugadores. Algunos acusaron de provocador a ‘Paquirri’, mientras que otros recordaron el incidente de noviembre ante el Junín para aducir una vendetta arbitral como motivo de su derrota. Como fuere, la decisión del club fue la de solicitar una terna extranjera para su siguiente compromiso tres días después ante CNI, caso contrario no se presentarían en el campo del Nacional.
Los reclamos de Julio Meléndez no surtieron efecto en José 'Paquirri' Ramírez luego que éste lo expulsó (Recorte: diario La Crónica)
El detalle que faltaba era que en esta exigencia el tiempo jugaba en contra de la organización, tanto para conseguir el permiso de la FPF como para armar el viaje de los árbitros. Así, a sabiendas que esta tarea era imposible de cumplir, los directivos anunciaron el descenso anticipado de León, lo que fue certificado cuando en la noche del 6 de febrero los loretanos se presentaron a jugar ante un rival inexistente.

Con el walk over consumado lo último que les quedó por hacer, o al menos intentar de palabra, fue buscar el camino político para tentar la anulación de la baja, cometido que no se cumplió, aunque para León el regreso no se hizo esperar pues de inmediato ganó la Copa Perú. Para Julio Meléndez, en cambio, no hubo más vuelta que darle ya que el fútbol le negó la oportunidad de anticipar un mejor final y con 37 años encima colgó los botines sin la elegancia que siempre se le reconoció sobre el campo.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy