La última etapa de la gira y el saldo de partidos que dejó el combinado.

 

Luego de cruzar el Atlántico su primer destino fue México a donde arribaron para enfrentar al Toluca el 1 de mayo, aunque con la expectativa de pactar otros compromisos. Pese al buen recibimiento de la delegación, que incluso se encontró con la bienvenida de Wálter Ormeño que por entonces atajaba por el América, no hubo caso y una derrota por 3-2 selló su única presencia en estas tierras.

Luego se anunció el retorno de la delegación, pero el único que cumplió con las noticias fue Roberto Drago mientras el resto del plantel enrumbó a Colombia. Con esta nueva baja el equipo se quedó no solo con un jugador menos, sino también sin DT pues ’Tito’ ocupó el lugar de Marcos Calderón cuando éste regresó al Perú con anticipación. Tras un encuentro en Barranquilla siguieron otros dos en Ecuador donde el Barcelona de Guayaquil los enfrentó. Solo ahí fue que la gira al fin culminó y el combinado pegó la vuelta el 20 de mayo luego de algunos días en los que se propaló la apresurada noticia de su regreso.

Si bien hubo réditos económicos tanto para Municipal como para Boys, estos no representaron el gran beneficio que en la actualidad se podría imaginar. A los jugadores se les pagó entre 15 y 20 dólares americanos por partido jugado, aunque a fin de cuentas todos coincidieron en la gran experiencia que significó tamaño viaje, uno que por su magnitud no se repitió sino hasta el que realizó Sporting Cristal dos años después, o al de la selección peruana de Lajos Baroti una década después.

 

Leer más...

Basta con tres: la gira de Municipal y Boys

Rumbo Asia: las idas y vueltas en un nuevo continente

Rumbo Europa: una escala corta pero con éxito deportivo

 


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy