Foto: Prensa Copa AméricaPerú cayó 3-1 ante Brasil en el Maracaná en la final de la Copa América. Los goles de Everton, Gabriel Jesús y Richarlison de penal, neutralizaron el empate transitiorio de Paolo Guerrero de penal y cerraron una década de recuperación que incluyó volver a un final continental luego de 44 años.

Manolo Núñez | @Manolonf
Columnista Editorial

No podía haberse esperado un mejor escenario para terminar con la década de recuperación de la selección peruana que el estadio Jornalista Mário Filho 'Maracaná,' el recinto deportivo más importante de Sudamérica y en el marco de una final continental. Perú llegó a ese lugar tras resurgir de un 0-5 propinado por Brasil en fase de grupos y volviendo a presentarse frente al mismo rival con el fin de obtener su tercer título de Copa América.

La empresa era harto complicada dado que la selección que dirige Tite es por mucho la mejor de la Conmebol y tenía el agregado de ser local. Pero Perú se plantó en el Maracaná con una intención de defenderse con la pelota y jugar con el nerviosismo que caía desde las gradas. Con la novedad de iniciar acciones con Edison Flores -quien se notó no estaba al 100% físicamente- por derecha y André Carrillo por izquierda, la blanquirroja tuvo un inicio con un par de remates que se fueron desviados, pero manteniendo siempre la presión en campo brasileño.

Pero si Brasil era superior en su conjunto, donde sacó ventajas desde que se animó a atacar fue por las bandas. Luego de un balón a la espalda de Miguel Trauco, Gabriel Jesús amagó con mucha técnica al lateral tarapotino y centró al segundo palo, donde apareció Everton sin marca para anotar el primero a los 15'. Fue la primera llegada clara del local.

Everton aprovecha las licencias defensivas de Perú para abrir la cuenta en el Maracaná. (Foto: Prensa Copa América) 

Como contra Argentina, el 'Scratch' se volvió fuerte a partir del gol y comenzó a dominar el juego y las ocasiones. La volante central conformada por Arthur y Casemiro comenzó a imponerse a Renato Tapia y Yoshimar Yotún, especialmente bloqueando la salida de este último. Everton volvió a hacer pasar un mal momento a Advíncula -que ya lo había soltado en la jugada del gol- y Trauco se veía desbordado por Gabriel Jesús. Si bien hubo ocasiones para el local, el marcador no se amplió y Perú seguía vivo en el partido.

Sobre el final del primer tiempo, la presión de Brasil mengüó y Perú aprovechó para volver a llegar al área de Alisson Becker. Una jugada por derecha terminó con Flores asistiendo a Christian Cueva, quien en su intento de asistir al medio consiguió que Thiago Silva impactara el balón con su brazo. Luego de una larga espera que incluyó una correcta revisión de la repetición en el VAR por parte del juez Roberto Tobar, Paolo Guerrero anotó el empate que ponía a Perú en una excelente posición dado que corrían los 44' de partido.

Tema aparte fue la importancia del gol tanto para el capitán peruano -ampliando la diferencia como máximo goleador en actividad de la competición- y el hecho de que era el primer tanto que recibía Brasil en el torneo. Lamentablemente, minutos después un gran robo de Roberto Firmino a Yotún en salida terminó con Arthur descargando el balón para Gabriel Jesús, quien definió a la carrera ante Pedro Gallese. Perú no pudo sostener la paridad hasta el descanso y el local volvió a respirar cuando los nervios comenzaban a aflorar en las gradas.

Thiago Silva y Arthur hacen imposible el avance de Flores. (Foto: Prensa Copa América) 

Para el segundo tiempo, Brasil salió decidido a cerrar el partido y contó con varias ocasiones que entre la zaga peruana y Gallese supieron barajar. Perú resistió esos primeros 15' del segundo tiempo y volvió a recuperar terreno, a la par de que Cueva retrocedía algunos metros y Carrillo se colocó en la derecha y Flores en la izquierda. La tensión se sentía y aunque Perú no llegaba con peligro, el marcador seguía siendo igualable.

Hasta que llegó una jugada clave. Poco antes, Carlos Zambrano había ido fuerte contra Gabriel Jesús. El delantero brasileño no se olvidó y apenas un par de minutos después le cometió al 'León' una fuerte falta por detrás que el árbitro Tobar calificó de amonestación; y como el ariete del Manchester City ya tenía una tarjeta previa, la situación condujo a la expulsión. Los nervios se crisparon mientras 'Gabigol' se iba de la cancha haciendo gestos de amaño y casi tumbando la cabina del VAR.

El que no perdió los nervios fue Tite, quien ante el peligro de un empate que llevara a su equipo al alargue con uno menos le dio entrada a Richarlison por Firmino y a Eder Militao por Phillipe Coutinho. El DT de la 'Canarinha' concentró el juego por la banda de Everton y durante varios minutos logró enfriar el partido lejos del arco de Alisson. A su vez, Ricardo Gareca dio entrada a Raúl Ruidíaz y Cristofer Gonzales, pero el partido se jugó lejos de ambos.

¿Penal de Zambrano sobre Everton? Lo cierto es que Tobar compró y Brasil lo transformó en el 3-1 final. (Foto: Prensa Copa América) 

La jerarquía brasileña pesó en esos minutos, hasta que Everton logró escapar en diagonal y fue chocado por Zambrano. Aunque la jugada fue hombro contra hombro, Tobar cobró penal y ratificó su decisión luego de verla en la pantalla. Richarlison no falló y con eso el local cerró el 3-1 y su noveno título de Copa América. Perú no pudo aprovechar en ningún momento su superioridad numérica y si bien el penal de Zambrano resultó bastante polémico, no parecía que los de Gareca fueran capaces de encerrar al local en su área durante los últimos minutos.

Más allá de la buena presentación, el subcampeonato de Perú cierra una década de franca recuperación que empezó con el tercer puesto en Argentina 2011 con Sergio Markarián a la cabeza. De ese plantel se repiten jugadores ya consagrados como Yotún o Luis Advíncula, Aldo Corzo y Josepmir Ballón, así como el goleador Guerrero, quien por tercera vez se consagra máximo anotador del torneo -junto a Everton-. Se compitió hasta el final en las Eliminatorias para Brasil 2014, se volvió al podio en 2015, se ganó un grupo con Brasil en 2016, se regresó al Mundial en 2017, se ganó un partido en dicha competición luego de 36 años en 2018 y se llegó a una final en 2019. Pese a las dificultades, la selección peruana volvió a ser respetada en el continente y a lograr objetivos alejada de los problemas dentro de la FPF y sus torneos locales.

Corresponde seguir ese camino y apuntar a que la próxima Copa América y las Eliminatorias al Mundial del 2022 sigan viendo a una selección peruana competitiva y con chances de lograr objetivos. Pero si se quiere dar un paso adelante, a comenzar a aparecer en las quinelas, se requiere que la mayor deje de ser una isla dentro del tormentoso mar que es el fútbol peruano: una tarea incluso más titánica que ir a un Mundial o ganarle a Brasil una final. Pero en todo caso, es la materia pendiente que hay que volver a rendir de inmediato.

Los Goles

Fotos: Prensa Copa América


Leer más...

La ficha del Brasil 3 - Perú 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy