Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEn Barranquilla y Buenos Aires hubo muchas similitudes. Ambos locales ganaron 1-0 con gol desde una jugada de un penal; marcaron vía sus jugadores más mediáticos, y también siguen sin convencer. ¿Por qué se exige tanto a Argentina y Colombia si ambos están en zona de clasificación directa?
    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Tanto Argentina como Colombia son sujetas a esta hora de dura críticas por sus supuestas pérdidas de identidad. Los resultados dictan que cada uno obtuvo tres puntos en partidos con circunstancias complicadas, y que ese resultado cada vez toma más valor en estas duras Eliminatorias.

El lío empieza a resolverse

Argentina sigue llorando por las finales perdidas, por la ausencia de títulos y la búsqueda de logros rápidos. Le ganó a Chile, bestia negra de sus dos últimos fracasos, un punto de inflexión en torno del cual la dependencia de Lionel Messi es clave. El rosarino, hoy, es el único jugador que resuelve partidos para la albiceleste; si bien las defensas que enfrenta con ella en el pecho no son tan dóciles como las de la mayoría de equipos españoles, 'Lio' logra sacarse un truco del bolsillo para rentabilizar los tres puntos. Pasó en el Mundial, pasa en las Eliminatorias.

El problema es que Messi puede tener una mala noche, y Edgardo Bauza no encuentra un plan sin él. La presión sudamericana afecta las efectividades de Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín. Y es que Argentina no solo falla las que tiene, sino que llega poco. Mucho volumen arriba termina estorbando egos y pies, y lo que le falta es un creador, gen que ya no exporta como antaño. Ni Lucas Biglia ni Javier Mascherano son creativos; su labor es más de destrucción.

Lionel Messi fue el más regular de Argentina y le dio la victoria ante Chile con un gol de penal. (Foto: AFP) 

La realidad, igual dicta que Argentina ya está tercero, a un punto de Uruguay. Los albicelestes seguramente irán a Rusia, pero es muy incierto lo que puedan hacer allá con tanto desequilibrio entre sus líneas y con una hinchada que ya empieza a vivir del recuerdo. Y es que su selección sufre el nivel -y la desorganización- que su campeonato local muestra; ahora viaja a Bolivia, allá donde el fantasma del 6-1 de los tiempos de Diego Maradona en el banquillo no ofrece seguro de viaje alguno.

Cafecito exprés

Colombia no ganaba desde octubre en Asunción. Empató de local contra Uruguay y Chile, cayó goleado ante la misma Argentina en San Juan y solo esta vez pudo ganar. Siempre es mejor afrontar el futuro con una victoria en el bolsillo, y es que los de José Néstor Pékerman lo necesitaban sin importar el cómo. Fue polémica, fue de rebote; tardó, no merecía baile; como sea, los tres puntos suman y aúpan a los cafeteros a un cuarto puesto de clasificación directa.

Cinco años en el mando no vuelven por sí solos inmune a las críticas a don José. Pese a que Colombia ya ha demostrado que es un rival de élite en Sudamérica gracias a sus actuaciones en el Mundial, la generación dorada está perdiendo lustre: James Rodríguez no destaca en el Real Madrid, Jackson Martínez decreció nivel yéndose a China y Carlos Bacca pierde ritmo en un colectivo como el del Milan que no levanta. Sus ases bajo la manga son Macnelly Torres, de 32 años, y el cambio recurrente de Edwin Cardona. Además convive con la vuelta de Pablo Armero, hoy en el Bahía de Brasil, y el mal momento del Arsenal, que afecta a David Ospina.

James Rodríguez anotó el gol del triunfo colombiano también desde el punto de penal. (Foto: AP) 

Ahora, sin Luis Muriel ni Radamel Falcao García por lesión, Colombia va a Ecuador, donde no gana desde 1996. Puntuar ante un rival directo es clave y también un respiro para que sus jugadores logren más actividad en sus clubes, además de ir dando confianza a los nuevos debutantes: Mateus Uribe, Duván Zapata y Luis Quiñones.

Convivio

Mantener la zona de clasificación directa dará tranquilidad a Bauza y Pékerman hasta agosto. Dependerán también, al respecto, de lo que pueda hacer Chile frente a Venezuela; si la 'Roja' no gana, aun yéndoles mal podrían conservar la ventaja, y eso revalora todavía más los ajustados triunfos obtenidos por Argentina y Colombia en esta fecha 13.

De igual forma, estas eliminatorias tan reñidas como intensas tienen a seis equipos peleando cuatro puestos. Pero más que ello, lidian con la presión mediática del hincha justiciero que, desvirtuado del contexto, busca siempre que su selección gane y convenza, ecuación por definición revestida de matemática compleja.

Fotos: AFP, AP

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy