Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comMunicipal visita a Boys en el Callao en un partido clave veintisiete años después de su último triunfo sobre la 'Misilera' en el primer puerto. Fue un Día del Trabajo de 1987, en el vetusto Telmo Carbajo y... con una acusación de "pincharratismo" de por medio.

 

El clásico Boys - Municipal se juega por decimocuarta vez en el Miguel Grau del Callao, donde incluso los ediles han sabido ser locales frente a los rosados. No obstante, años atrás el Telmo Carbajo también supo albergar el duelo entre dos de los clubes más tradicionales del balompié peruano; y fue allí donde, justamente, 'Muni' obtuvo su último triunfo en el Callao sobre la 'Misilera'.

Trabajo en el Carbajo

El recuerdo remite al 1 de mayo de 1987. Aquel Día del Trabajo, por el Regional Metropolitano, Boys recibió a Municipal en el tramo inicial de una temporada que acabaría siendo de pesadilla para los rosados, pues al cabo de ella perdieron por primera vez la categoría. De hecho, por entonces estaban invictos en el Telmo Carbajo, hasta que 'Muni', dirigido entonces por el 'Polaco' Gustavo Merino, llegó decidido a llevarse los tres puntos.

'Balán' Gonzales al ataque por Boys, cruzado por el zaguero edil Aguayo. Observa 'Cururucho' Rojas, quien aquel 1 de mayo de 1987 debutó con camiseta edil. (Recorte: diario La Crónica)

Aquel día, la 'Academia' tuvo un importante injerto: hizo debutar en el lateral izquierdo a nadie menos que el 'Cucurucho' Roberto Rojas, quien procedía de Sporting Cristal. Además, contó en el mediocampo con alguien que luego se identificaría con la divisa rosada: Oswaldo Flores, quien hizo las veces de conductor.

Los ediles pegaron primero y, a los 12', se pusieron en ventaja a través de Alberto Eugenio, quien fungía de piloto de ataque flanqueado por Wilfredo Quevedo y Wilson Ramírez. Luego, Eduardo 'Sampri' Saavedra estuvo a punto de anotar un golazo cuando sacó un disparo desde 35 metros con destino de red, pero que fue oportuna y correctamente barajado por el cuidarredes rosado Luigi Dietz.

En el complemento, 'Muni' estiró la cuenta a los 54' vía una rápida incursión de Quevedo. Casi de inmediato, a los 58', José Castillo descontó para Boys, pero no le alcanzaría: el abuso del pelotazo en búsqueda de 'Balán' Gonzales hizo que el equipo local se perdiera en un monólogo y que el otro atacante, Miguel Muchotrigo, quedara de mero comparsa según las crónicas de la época. Ni siquiera la expulsión del zaguero edil Carlos Izusqui, cuando restaban 13 minutos, por tomar el balón con la mano dos veces, bastó para que los rosados llegaran a la igualdad.

Un pincharrata en el Callao

Wilfredo Quevedo cae en el área rosada, obstruido por Félix Puntriano. Ese día, el puntero edil denunció una agresión con aguja de parte del rosado José Castillo. (Recorte: diario La Crónica) 

No obstante, la gran anécdota del partido estuvo en un curioso incidente. En el medio tiempo, Wilfredo Quevedo se quejó con el médico del cuadro edil, Luis Saettone -a futuro reconocido dirigente del cuadro de la franja-, de que el rosado José Castillo le había causado un pinchazo en la pierna izquierda, presumiblemente con una aguja y de manera inexplicable.

Nunca se supo si Municipal llegó a formalizar una queja contra Boys por la agresión de Castillo. Al parecer, el triunfo edil dejó el tema en el olvido por más de 27 años. 

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Recortes: diario La Crónica 


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy