En Bellavista se ratificó cuánto pesa en un equipo peruano jugar un torneo internacional en paralelo. Alianza Atlético, cuando quiso, maniató a su antojo a Huancayo y lo derrotó 3-1.

Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

Ambos equipos han mutado durante el 2016. Si en un inicio podíamos dictar de memoria los onces de Alianza Atlético y Sport Huancayo, hoy en día resulta complicado saber quién juega y cómo encarará cada entrenador un determinado partido. Gustavo Roverano busca reanimar a un 'Vendaval' que quedó en una brisa fresca del verano. Diego Umaña, satisfacer con poco los enormes vacíos que ha destapado la Sudamericana. Así se enfrentaron, aún con opciones de quedar entre los cuatro porque la tabla lo señala, aunque su actualidad los aleja.

Los 226 asistentes al Estadio Melanio Coloma de Bellavista fueron bien pagados con cuatro goles inesperados, debido a un trámite poco intenso. Como cuando se come solo para llenarse. El espectador en Bellavista satisfizo su necesidad de goles con lo que hubo. Para satisfacer el juego bastó un jugador: Robinson Aponzá. Como tiene acostumbrado desde su llegada a Alianza Atlético, influyó en todos los aspectos del ataque. Generó espacios con y sin balón, participó en acciones claras de gol y cerró su actuación con un tanto de penal.

>>>Clic aquí para leer más: La presión como incentivo de Aponzá

Fue un tiro desde los doce pasos que no tuvo gracia extraordinaria alguna por parte de Aponzá, quizá porque su socio Juan Guillermo Vélez fue cambiado por Jamillacson Palacios cinco minutos antes. Como fuere, el colombiano coronó una victoria que no debió complicarse tra sun primer tiempo en que Alianza Atlético dominó y llegó al arco de Joel Pinto por donde quiso. Pero la mejor defensa de Huancayo fue la poca puntería de Vélez, algunas buenas intervenciones de Pinto y los siempre esforzados cruces de Anier Figueroa.

Cada partido, de hecho, se duda más del apelativo del cuadro de la 'Incontrastable'. Este rojo es cada vez menos 'Matador'. La ausencia de Antonio Meza Cuadra en varios partidos le pesa, así como un plantel muy corto que hoy no contó con Víctor Peña. Dos bajas que no tienen un reemplazo que se les acerque. Bajo esas condiciones, el ataque de Huancayo quedó restringido a las decisiones de Marcos Lliuya. El '19' es uno de los beneficiados indirectamente por las ausencias. Su función pesa más y la acompaña con rendimiento. Se hace cargo en la austeridad, con la irregular compañía de Juniors Ross.

Con todas sus carencias, el equipo dirigido por Umaña supo llegar siempre que Éver Chávez tomó protagonismo para romper líneas. El ingreso de César Ruiz, además, le dio mayor carácter a un ataque poco convencido de arruinar la defensa rival. Al parecer los estragos de jugar sin delanteros contra Sol de América aún no pasan en Huancayo. No como el 'Vendaval', que quiere encontrar de nuevo el norte, y en ese camino se llevó de encuentro a un rojo percudido de tanto uso local e internacional.

Las fotos

Los goles

Fotos: diario La Hora y El Tiempo de Piura


Leer más...

La ficha del Alianza Atlético 3 - Huancayo 1

Las Caletas del Alianza Atlético 3 - Huancayo 1: Calores del principio

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy