En 2006 Internacional se abrió camino a nivel sudamericano y mundial al obtener por primera vez la Copa Libertadores y ese mismo año el Mundial de Clubes. Sin embargo, después de una década en donde obtuvo 6 torneos internacionales, el equipo 'Colorado' cerró esa historia con un triste final: el primer descenso de su historia.
Pedro Posada | @PPosada18
Redactor

A la última fecha de la Serie A brasileña llegaron tres equipos descendidos: América Mineiro (28 puntos), Santa Cruz (31 puntos) y Figueirense (37 puntos), mientras que otros dos se jugaron su permanencia: Sport Recife (44 puntos) e Internacional de Porto Alegre (42 puntos), el único campeón continental de lso mencionados. Para mantener la categoría, Inter estuvo obligado a sumar tres puntos en su visita a Fluminense en el Estadio Giulite Coutinho; además, tuvo que esperar que Sport Recife no le gane al ya descendido Figueirense en el Adelmar da Costa Carvalho.

El partido de ambas escuadras inició a las 16:00 (hora de Brasil) y en ninguno se abrió el marcador en el primer tiempo, lo que alimentó la esperanza para Inter. Sin embargo, la calma se empezó a perder cuando a los 47' en Recife, Rogerio inaguró la cuenta a favor de los locales. En Río, entretanto, el marcador recién se movió a los 72', cuando Douglas batió al portero 'colorado' Danilo Fernandes e instauró la angustia en los dirigidos por Lisca.

Recien sobre los 88', Gustavo Ferrareis puso el 1-1 en el Giulite Coutinho con un zurdazo de media distancia. Internacional se aferraba dos minutos más en Primera en busca del 2-1 y del empate en Recife. Sin embargo, sobre los 90' en el Adelmar da Costa Carvalho, Souza anotó el 2-0 final a favor de Sport Recife, que terminó por consumar el descenso del campeón de la Copa Libertadores 2006 a la Serie B de Brasil.

Llegó a mal puerto

Los hinchas de Internacional no se imaginaron que el equipo, luego de ser tercero en el 2015, descendería en la presente temporada. Estos fueron los rostros del día negro para el 'Colorado'. (Foto: GloboEsporte) 

No es la primera vez que en Brasil un campeón de la Copa Libertadores desciende diez años después de conseguir el máximo torneo sudamericano. Vasco Da Gama alzó el trofeo en 1998 y en el 2008 sufrió su primer descenso. Repitió la misma campaña en 2013 y en 2015 -regresará a la Serie A el 2017-. En 2002 fue el turno de Palmeiras, que en 1999 conquistó la Copa Libertadores frente a Deportivo Cali. Pero dos años más tarde, el actual campeón del Brasileirao perdió la categoría conquistó. Recién regresó a la Primer División en el 2004 para, una vez más, perder la categoría en el 2014.

Hasta el 11 de diciembre del 2016, Inter podía jactarse ante Gremio de no haber descendido nunca, pues el 'Tricolor Gaúcho' -ganador de la Libertadores en 1983 y 1995- lo había hecho en las temporadas 1991 y 2004. De hecho, se había eregido como el club brasileño con más torneos internacionales ne los últimos diez años. La Copa Libertadores y el Mundial de Clubes en 2006, la Recopa Sudamericana 2007, la Copa Sudamericana 2008, nuevamente la Libertadores en 2010 y la Recopa Sudamericana 2011.

Con una década asombrosa, nada hacía presagiar que este iba a ser un Brasileirao para el olvido. Sobre todo si en la temporada 2015 obtuvo el tercer lugar y en esta temporada consiguió su sexto título consecutivo del Campeonato Gaúcho el 8 de mayo ante Juventude. Además, tuvo un arranque muy bueno en la Serie A: ganó seis de sus primeros ocho partidos, pero tras su octavo encuentro, el 16 de julio cuando venció 2-0 a Atlético Mineiro, empezó una nefasta racha de 14 encuentros sin ganar hasta el 8 de septiembre cuando superó 2-1 a Santos en el José Pinheiro Borda de Porto Alegre.

Andrés D'Alessandro anunció en mayo que volvería en enero del 2017 a Internacional. Una luz de esperanza para el cuadro 'Colorado'. (Foto: Zimbio) 

La victoria ante Santos tan solo fue un espejismo para el 'Colorado', que luego regresó a la derrota en cuatro ocasiones consecutivas. La irregularidad y el bajo rendimiento de figuras como Alex Meschini, Anderson Oliveira, Luis Manuel Seijas, Marquinhos, pero sobre todo la salida del capitán y mejor jugador de su década dorada, Andrés D'Alessandro, y un referente como Juan, dejaron al Sport Club Internacional sin un liderazgo y a la deriva sin  ninguna reacción. La salida del argentino, de hecho, golpeó fuerte en el ambiente del cuadro portoalegrense y enfocó los problemas futbolísticos en su ahora expresidente Vittorio Piffero.

De rojo a azul

El primer paso que dio Internacional tras su descenso, fue el cambio de su presidente y técnico. A Vittorio Piffero y Lisca los sucederán, respectivamente, Marcelo Madeiros y Antonio Carlos 'Zago' -exfutbolista de selecciones brasileñas que le marcó un gol a Perú en las Eliminatorias 2002-. Aunque el club no pasa por una crisis institucional, la dirigencia 'Colorada' ha admitido la responsabilidad vía su vicepresidente Fernando Carvalho, quien sostiene que de cara a al temporada 2017 se elaborará un plantel más experimentado.

Pero más allá de las promesas dirigenciales y las nuevas caras en los puestos más trascendentales de dirección en la actualidad de Inter: presidente y técnico, hay un nombre que aseguró su regreso hace varios meses. En mayo del presente año, Andrés D'Alessandro anunció cuando ya era jugador de River Plate, que su regreso a Porto Alegre se iba a dar en enero del 2017. El 'Cabezón', como gran parte del mundo futbol, no pensó que su regreso sería con el club más ganador de Brasil en la última década en la Serie B. Una buena noticia para los hinchas de Inter: una luz colorada dentro de la oscuridad luego de su descenso.

Fotos: Rádio Sintonia, GloboEsporte, Zimbio


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy