Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comReal Garcilaso sorprendió en el arranque de 2015 con la conformación de un comando técnico poco común en el contexto local: incluye a ocho argentinos que se van a desempeñar en diversos cargos y que tiene como cabeza a Mariano Soso. La idea del club es uniformar criterios en todas sus categorías.

Tiene poco menos de seis años de existencia, pero piensa como grande y no pretende dejar nada al azar. Real Garcilaso, tras la salida de 'Petróleo' García al frente del equipo y la etapa de transición que vivió en el último tramo de 2014 con Luis 'Puchito' Flores a la cabeza, va delineando el inicio de una nueva etapa que, esta vez, más que su crecimiento sostenido a nivel institucional, que ha sido ampliamente repasado en DeChalaca, apunta más a un objetivo deportivo que muchas veces es mirado de reojo y con poco conocimiento en el contexto local: el de uniformar criterios en todas sus categorías.

Y para plasmar tal meta, Real Garcilaso no solo abrió sus escuelas formativas en el Cusco y estableció con seriedad a sus divisiones menores, sino también apostó por una escuela netamente bielsista que viene dando la hora; pero no tanto por los nombres, sino por lo particular de su conformación: está integrado por Mariano Soso, uno de los exasistentes técnicos de Daniel Ahmed en el Cristal campeón de 2014 que va a hacer su estreno absoluto como entrenador, y junto a él hay nada menos que siete personas, todas ellas argentinas (y jóvenes), que van a ocupar diversas funciones en la renovada 'Máquina Celeste'.

Ideal global

¿Qué pretende hacer Real Garcilaso? Más que establecer una estilo para su plantel estelar, acaso poco acostumbrado en lo que respeta a clubes cusqueños en el fútbol profesional, lo que está plasmando es una estructura de base para con sus divisiones menores, con lo cual se estaría generando una identidad futbolística en sus canteras, su reserva y el equipo profesional. En esa línea, el DT Mariano Soso es además el Jefe de la Unidad Ténica de la 'Máquina Celeste', y por eso es que se le dio libertad para que él mismo escoja el cuerpo técnico idóneo para trabajar. Se entiende, como es obvio, que existe un tema de confianza y respaldo para con la labor que ya está desarrollando en tienda imperial.
Real Garcilaso mantiene la base. A su vez, apostará por algunos jugadores juveniles en la temporada (Foto: prensa Real Garcilaso)
De todos los nombres que sumó, el que cumple un rol trascendental es Marcelo Vivas, responsable del control deportivo del club y, además, el que jefatura todo el monitoreo del cuerpo técnico de las reservas y de las divisiones menores. Bajo su cargo está la Sub-14, Sub-16, Sub-18 y la reserva y en el primer tramo del año ya designó a los respectivos comandos técnicos -en este caso netamente cusqueños- para estas categorías. Su mano derecha es Facundo Acevedo, preparador físico destinado solo para el trabajo con los juveniles y los menores. Gracias a los convenios con algunas municipalidades, existe un proceso ordenado de captación de jugadores cusqueños con potencial para integrarse a las canteras. En paralelo también funciona una escuela de fútbol con un costo, pero abierto para todas las personas de acuerdo a un orden selectivo de edad. 

El proyecto de identidad futbolística de todas las categorías en Real Garcilaso es a mediano plazo. Es más, muchos de los jugadores de la Sub-18 posiblemente apunten a dos horizontes: alternar con la reserva y, la gran novedad, hacer lo mismo en la Copa Perú. Ocurre que el equipo celeste está próximo a adquirir la categoría de un club de la Liga Distrital del Cusco, con lo cual le va a otorgar mayor roce a sus aspirantes en competencias oficiales. Y por supuesto, la comodidad también es un tema que no escapa de las manos: en marzo el club estará inaugurando tres campos de fútbol en la Villa Deportiva de Oropesa (uno para el plantel profesional, otro para la reserva y el restante para las divisiones menores); todos forman parte de la Primera Etapa de construccción del gran proyecto de la sede social.

El reto no es apurarse

En cuanto al plantel principal, es evidente que un club que cumple su cuarta temporada en Primera División, pero con marcas establecidas en su breve periodo de existencia, como llegar a cuartos de la final de la Libertadores y obtener dos subcampeonatos nacionales, tiene objetivos muy claros, como el hecho de consagrarse campeones de la temporada. No obstante, el no conseguir dicha premisa no se va a convertir en un impedimento para continuar con un comando técnico que tiene un año de contrato pero que aspira marcar una pauta en el fútbol peruano, más allá de que mediáticamente no sea conocido.
Luis Gabriel Azpiazu, Nicolás Domingues, Mariano Soso, Hernán Pennesi y Ariel Paz en la imagen. A ellos se le suman Marcelo Vivas, Facundo Acevedo y Daniel Garnica, todos en distintas funciones (Foto: prensa Real Garcilaso)
Para cumplir con ese rol, Mariano Soso consideró cinco nombres claves dentro de su comando técnico: una dupla de auxiliares técnicos (como ocurrió con él en el Cristal 2014 de Daniel Ahmed junto a Jorge Espejo y como ya había trabajado antes con Javier Torrente) integrada por Nicolás Dominguez y Hernán Pennesi, Luis Azpiazu como preparador físico, mientras que como preparador de arqueros está Ariel Paz, el exarquero nacionalizado peruano que actuó en Melgar y Sportivo Huracán y que radica en Arequipa, quien fue el único recomendado para acoplarse a las ordenes de Soso. Adicionalmente, el exasistente técnico de Cristal, como buen bielsista, consideró importante sumar un apoyo técnico, para lo cual tiene destinado a Daniel Garnica, quien se encarga de la edición de vídeos y estadísticas para evaluar el desempeño individual de los jugadores.

A juzgar por el plantel, Real Garcilaso debe ser uno de los equipos con menos incorporaciones de cara al Descentralizado 2015. No obstante, más allá de los retos genuinos del club, en la 'Máquina Celeste' se va a tratar de priorizar la sostenibilidad del proyecto por encima del condicional de los resultados que se obtengan en la temporada. Como ya se señaló, el objetivo de la era Soso está enfocada a mediano plazo y la perspectiva es establecerse como una institución modelo a nivel internacional, con presencias continúas en torneos de la Conmebol, y con un plantel que integre a un número importante de jugadores cusqueños. Esto, apoyado con la identidad futbolística en todas las categorías, tendrían que dar resultados progresivos. Entonces, el reto mayor, desde el punto de vista dirigencial, es no perder la paciencia. Por el bien del fútbol peruano.

Composición fotogáfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: prensa Real Garcilaso


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy