Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comJuan Aurich recibe al San José de Oruro en la Copa Libertadores, equipo boliviano por el que alguna vez alternó Álvaro Pintos, punta uruguayo con pasado en el Perú luego que en 2003 jugó sin éxito con Universitario. El fútbol, sin embargo, le dio revancha en otros países.

Queriendo o no, la carrera de Álvaro Gabriel Pintos Fraga (Montevideo, 24 de octubre de 1977) quedó vinculada por y para el club Atlético Cerro de Uruguay. Ahí fue que comenzó a jugar por el primer equipo en 1996 y ahí fue donde se hizo goleador y es donde mejor se lo recuerda. Con los cerrenses casi siempre estuvo derecho de cara al arco, como en el año 2000 cuando anotó 23 goles, cifra que le valió para irse a Peñarol durante una temporada.

En el carbonero tuvo ocasión de alternar con el extécnico de la selección peruana Pablo Bengoechea, pero no de celebrar conquistas, por lo que con el cambio del calendario Pintos regresó a Cerro para marcar otros 16 goles en el campeonato uruguayo. Y con ese crédito en las redes fue que partió rumbo a Lima.

Despintando el cuadro

De su estadia en Perú se recuerda poco porque esa fue, precisamente, la cantidad de tiempo que duró en Universitario. Llegó en 2003 junto a los también uruguayos Fabián Pumar, Bruno Piano y Jorge Artigas para reforzar el plantel crema que bajo la dirección del ‘Tato’ Ricardo Ortiz disputó la Copa Libertadores.
Ricardo Ortiz da una charla a sus jugadores en Universitario, entre los que destacan Jorge Artigas y Álvaro Pintos (Recorte: revista El Gráfico Perú)
Su debut oficial fue el 26 de febrero cuando reemplazó a Daniel Maldonado a los 69’ del partido que la ‘U’ le ganó 2-0 a Oriente Petrolero. Luego le llegó el turno de estar en el once titular cuando Cienciano ganó 1-3 en el estadio Monumental por la fecha 1 del Torneo Apertura, aunque en el campo duró hasta los 63’.

La presencia de Pintos fue constante en el campo aunque sin llegar a cumplir un partido completo. Así pasó en la fecha 3 del torneo local cuando jugó un tiempo de visita ante Alianza Atlético y en la fecha 4 ante Bolognesi al ser reemplazado nuevamente a los 63’. Solo por la Libertadores hubo una excepción cuando el 19 de marzo ante Nacional en Uruguay pudo actuar hasta el final.
Juan Francisco Hernández carga sobre el 'Charapa' Hernán Rengifo y Álvaro Pintos, con el '11', en el partido que Alianza Atlético empató a un gol con Universitario (Recorte: diario Líbero)
Tras jugar ante Racing Club en Avellaneda y la vuelta ante el Petrolero en Santa Cruz, el último partido de Pintos con la crema fue el 16 de abril con un 2-2 ante Nacional. Aquel día, para variar, salió a los 45’ para ceder su puesto a Paul Cominges. Sin goles para contar, su presencia en Universitario se volvió imposible y le dijo adiós al Perú.

Centro a la mira

De regreso en Uruguay lo contrató Central Español y marcó 8 tantos, cifra que se redujo a 3 goles cuando jugó en Sportivo Cerrito. Aún así, en 2005 se fue a Israel para jugar en el Bnei Sakhnin y durante el primer semestre de 2006 actuó en México por el Irapuato. Con escasos resultados, Pintos volvió a Cerro por una temporada y con 10 goles ayudó a que su equipo logre el ascenso a Primera.
Álvaro Pintos celebra una de sus conquistas sobre el Aurora cuando defendió la camiseta del San José de Oruro (Foto: lapatriaenlinea.com)
Un semestre con un gol en Bella Vista bastaron para que otra vez cambie de aires y se marchó a Bolivia para jugar en Real Potosí durante 2008. Aquí, en tan solo seis meses, convitió 18 goles entre el torneo local y la Copa Libertadores y partió nuevamente al extranjero, esta vez a Irán donde el Rah-Ahan Sorinet le hizo un contrato de un año.

Dejó Asia y para mediados de 2009 el fútbol boliviano tuvo otra vez a Álvaro Pintos en su campeonato cuando Jorge Wilstermann lo contactó, pero no logró reeditar una buena performance pues solo señaló 6 tantos. Luego se fue a Chile a jugar en Cobresal (convirtió 14 goles) y a Argentina con San Martín de Tucumán en el Nacional B y cerró 2011 en Bolivia con el San José de Oruro.

Vuelta en ‘V’

Con el equipo minero arrancó anotando un gol ante Real Potosí cuando de visita ganó 0-2 en la fecha 7 del Torneo Apertura, y luego otros dos en su triunfo por 2-1 sobre Aurora en la siguiente jornada, pero su cuota no fue sostenida y acabó el campeonato con 6 goles, aunque un problema con los dirigentes no le permitió completar el torneo con el primer equipo ya que fue conminado junto a otros cuatro jugadores a entrenar con los reservistas al negarse a rescindir su contrato.

 

 

A mediados de 2012 otra vez Cerro apostó por él, pero a los 34 años las cosas ya no le salieron igual y en una temporada solo pudo marcar un doblete al Bella Vista. No siguió y acabó jugando otra vez en la Segunda División, esta vez por el Atlético Torque (en el que también jugaba Alejandro Hohberg) con el que gritó su último gol antes del retiro: el 20 de octubre de 2013 en la fecha 2 le anotó a Rampla Juniors para sacar un 2-2 de visita (ver video).

Cerró así una larga trayectoria en la que combinó altas y bajas, y que pese a dejar un agrio sabor en su paso por Universitario, en otros países el nombre de Álvaro Pintos quedó con la huella de un jugador que sí sabía hacer goles.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Foto: lapatriaenlinea.com; Recortes: revista El Gráfico Perú y diario Líbero; Video: Youtube / Usuario: El bravo Rampla


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy