Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comUna final los enfrenta, pero en el pasado las camisetas de Alianza y Aurich han sido vinculadas por jugadores que supieron defender ambas divisas. Aquí, un recuento con once de ellos.

 

En plena efervescencia por la final que define al campeón de esta temporada, y como para relajar un poco cualquier ánimo confundido previo al partido de vuelta, en DeChalaca.com ofrecemos este repaso con algunos de los muchos jugadores que alguna vez defendieron los colores tanto de Alianza Lima como de Juan Aurich. Si bien solo pueden entrar once, también pudieron estar nombres como los de Alejandro 'El Patrullero' Gonzales, quien fuera jugador y técnico de los chiclayanos, pereciendo en el accidente de 1953. También Eladio Reyes, la mayor figura para algunos en la historia del 'Ciclón del Norte', o quizás Roberto Elías y Eduardo Schabauer. Y si se buscan nombres en tiempos recientes, aparecen los de Carlos 'El Mágico' Gonzales, Lino Morán, Roberto 'Chispita' Holsen, James Angulo, Juan Pajuelo y muchos más que se podrían enumerar; no obstante, esta página web escogió once nombres que, en determinado momento, se calzaron ambas casaquillas.

11. Cristian Cubillas

Cristian Cubillas, el hijo del 'Nene', el día de su debut en el Perú. Fue en el Torneo Apertura de 1999 ante un equipo que luego defendería: Juan Aurich. (Recorte: revista Don Balón Perú)Esta lista empieza con un apellido, aunque no el nombre, ilustre en la historia de Alianza Lima. Corría 1999 cuando el hijo de Teófilo Cubillas arribó a Lima para enrolarse en tienda blanquiazul, lo que motivó un gran revuelo en el medio por todo el legado que su padre dejó. Pero, pese a las expectativas, el vástago del ‘Nene’ no logró mostrar el nivel esperado, por lo que para la siguiente temporada enrumbó a Chiclayo para enfundarse la camiseta del Juan Aurich. Con el ‘Ciclón del Norte’, Cristian repitió lo hecho en La Victoria, por lo que su estancia en el torneo peruano se cerró ese año. Culminado su periplo en Perú, Cubillas partió rumbo a Estados Unidos para sumarse el 2001 al Wilmington Hammerheads, equipo con el que disputó la USL Pro, tercera división del fútbol en ese país, siendo este su último equipo como profesional.

10. Jorge Charún

Uno de los mejores, sino el mejor, ataques del Juan Aurich en su historia. Jorge Charún es el penúltimo desde la izquierda. (Foto: libro 'El Auriche sopla como un Ciclón', Óscar A. Cortez M.)Siguiendo con este recuento, hace su aparición un jugador que dio sus primeros pasos en el fútbol jugando junto al padre de quien lo antecede en esta nota. Jorge Luis Charún, nombre de grato recuerdo en Chiclayo, debutó en Alianza Lima junto a un grupo de jóvenes que deslumbró a mediados de los 60’ con la blanquiazul, pero que acabó marchándose al norte peruano en busca de un equipo que le diera la oportunidad de jugar al tener por delante a Víctor ‘Pitín’ Zegarra jugando en su posición. Fue asi que, en 1968, Charún dejó Alianza junto a Eladio Reyes para sumarse a las filas del Juan Aurich, club que ese año realizó una gran campaña, la cual culminó con los chiclayanos clasificados a la Libertadores al quedar como subcampeones. Tras esa gran campaña, en 1970 Sporting Cristal requirió de sus servicios, llegando al Rímac de la mano de quien fuera su técnico en Chiclayo: el ‘Tano’ Bártoli. Con chompa celeste, Charún logró el título esa temporada, regresando dos años después al Aurich junto a Próspero Merino, otro ilustre en el ‘Ciclón’.

9. Pedro Ascoy

Debutó como '9', pero con el pasar del tiempo, Pedro Ascoy fue perdiendo protagonismo en el área para ganarlo fuera de ella. (Foto: Diario La Industria de Chiclayo)Durante el partido de ida en Chiclayo, no pocos recordaron el apodo con el que se hizo conocido en sus comienzos en Alianza tras errar una clara ocasión. Forjado en La Victoria, Ascoy debutó en 1998, permaneciendo con la blanquiazul hasta el siguiente año. Luego, el ‘Burrito’ debió partir a provincias para ganar continuidad, enfundándose las camisetas del Deportivo UPAO y el Unión Minas antes de anclar en el Juan Aurich para el Torneo Apertura del año 2000. Con los chiclayanos, Ascoy tuvo el mejor rendimiento goleador de su carrera, marcando 16 goles en el primer semestre, lo que motivó su regreso inmediato a Alianza. Sin embargo, su regreso al club ‘íntimo’ no fue el esperado, por lo que no sorprendió su partida para jugar en diversos equipos del interior. En ese transcurrir, el regreso a Chiclayo hace dos campañas encontró a Ascoy jugando en una nueva posición, más retrasado en el campo para aprovechar su capacidad para deshacerse de las marcas y asistir a sus compañeros.

8. Darío Muchotrigo

Varios años le tomó a Alianza recuperarse de la tragedia en Ventanilla, tiempo en el que muchos jugadores salieron de sus canteras para tratar de reemplazar a los caidos. Entre ellos, en 1990 hizo su debut Darío Muchotrigo, también conocido como 'Arañita', jugador de menudo físico pero con gran habilidad para deshacerse de las marcas. Desde su ubicación como delantero, Muchotrigo buscó en varias temporadas darle a la blanquiazul un título que se hacía cada vez más esquivo, una meta que recién pudo cumplir al regresar en 1997 a La Victoria tras un año jugando en los Tecos de México. Si bien la 'Arañita' no fue titular, su presencia en aquel plantel campeón ayudó a sumar experiencia. Precisamente, al no tener cabida entre los once y ya con la meta cumplida, Muchotrigo buscó nuevos horizontes al firmar con el Juan Aurich en 1998. Con los chiclayanos pudo ganar regularidad, la que le sirvió para emigrar a Grecia a jugar en el Ionikos durante tres años, tras los cual regresó una vez más al 'Ciclón' en el 2002. Tras un regular primer semestre en Chiclayo, Darío Muchotrigo se fue a Ica para jugar en el Estudiantes de Medicina, tomando su carrera desde entonces un rumbo que lo tuvo jugando en Colombia y Estadios Unidos, además de en la San Martín y el Unión Huaral. Finalmente, cuando ya se lo tenía como ex-futbolista, en 2009 la 'Arañita' reapareció en nuestro medio con el Hijos de Acosvinchos para jugar en la Segunda Divisón, siendo este su último capítulo en el fútbol.

7. Martín Reyes

Fue goleador en Chiclayo, pero en La Victoria la mecha se le apagó a 'Gullit' Reyes, quien solo duró un semestre en Alianza. (Recorte: Revista Don Balón Perú)Su debut con Ciclista Lima en 1996 mostró a Martín Reyes como un delantero que luchaba todas y que además tenía gol. Fue asi que ‘Gullit’, tras la baja de los tallarineros, partió hacia Arequipa para seguir en Melgar con su promisoria carrera, la misma que encontró su momento más dulce en 1998 al consagrarse como goleador del Torneo Clausura jugando para el Juan Aurich. Ese gran rendimiento con el ‘Ciclón’ le valió a Reyes ser fichado por Alianza Lima para el siguiente año, club en el que dejó su huella, aunque no precisamente por sus goles: tras un mal primer semestre, y ante la necesidad de Municipal por reforzar su plantel para zafar de la baja, ‘Gullit’ Reyes se enfundó la franja para el Clausura del 99’ en un intercambio de pases con Jefferson Farfán, una de las figuras en los juveniles del ‘Muni’ que interesaba a Alianza. Al final, y en vista de los resultados, ese negocio favoreció solo a los blanquiazules. La siguiente temporada Martín Reyes regresó a Chiclayo, aunque sin la cuota de gol de su primer paso por Aurich, por lo que el 2001 pasó al Sport Coopsol. Lo último que se supo sobre el buen ‘Gullit’ fue su participación en la Copa Perú con León el 2006, y el 2009, en un frustrado paso por el Deportivo Aviación en la Segunda División.

6. Carlos Flores Murillo

Grande es la colección de camisetas que 'Kukín' Flores acumuló a lo largo de su dilatada carrera. La de Alianza fue una más. (Recorte: Revista Once)Solo el tiempo pondrá el recuerdo de ‘Kukín’ Flores tras su paso por el fútbol en el lugar correcto, porque hasta ahora -aún tras el retiro- el concepto que se tiene de él es el de una promesa perdida. Carlos Flores irrumpió en el torneo local defendiendo al Sport Boys en 1991, convirtiéndose desde entonces en un referente de los porteños en sus idas y venidas con la rosada. Sin embargo, una serie de inconductas dentro y fuera de las canchas hizo que ese idilio se cortara en 1994, convirtiéndose en la tentación de varios equipos que veian en ‘Kukín’ a un gran refuerzo que solo necesitaba unos ajustes en su conducta. Asi fue que Carlos Flores empezó a cambiar de camiseta casi en sintonía con el cambio de almanaques, pasando por Universitario, San Agustín, el Al-Hilal de Arabia Saudita y el Aris griego antes de caer en La Victoria. 1999 fue el año en el que ‘Kukín’ se sumó al Alianza en un grupo que, de la mano de Édgar Ospina, luchaba por el campeonato. Pero su desempeño, si bien no fue malo, tampoco fue lo que se esperaba, por lo que la siguiente temporada se le pudo ver nuevamente en el Callao. En solo un semestre el volante partió nuevamente al extranjero y, tras un tercer regreso a Boys y un paso por Argentina con Belgrano, Carlos Flores llegó al Juan Aurich el 2002. Ese año, en Chiclayo contrataron a jugadores como ‘Balán’ Gonzales, James ‘La Avispa’ Angulo y el paraguayo Carlos Lugo en busca de pelear el torneo pero, tras un Torneo Apertura regular, ‘Kukín’ dejó el equipo para regresar a Boys, como presintiendo lo que al ‘Ciclón’ le iba a tocar al final de esa campaña: perder la categoría. Seis nuevas camisetas se sumaron a la colección de Carlos Flores desde ese año hasta el 2010, temporada en la que jugó su último partido oficial con el equipo en el que debutó.

5. Andrés Zegarra

Arrancando desde el sector derecho, Andrés Zegarra siempre fue un dolor de cabeza para los defensas. Aquí, en un ataque del Aurich, es el primero de la foto. (Foto: Facebook)Atacante de profesión, Andrés Zegarra se hizo conocido desde la punta derecha de los equipos cuya camiseta defendió, siendo protagonista en el Defensor Arica que animó el campeonato peruano entre 1965 y 1970, logrando una clasificación a la Libertadores. Luego, Zegarra partió a Chiclayo para jugar en el Juan Aurich, quedándose en el norte peruano hasta 1972 cuando el destino lo llevó a jugar en Alianza Lima. Con la blanquiazul, Andrés Zegarra jugó dos temporadas, pasando luego por equipos como el Municipal, Bolognesi y Melgar, aunque ya sin el nivel que en algún momento lo llevo a la selección peruana.

4. Bernardo Erli Settembrino

Tuvo que pasar un tiempo jugando en equipos de provincia para poder mostrar su valía, pero al final, Chiquinho obtuvo su premio al fichar por Alianza. (Recorte: Revista Don Balón Perú)Mejor conocido como Chiquinho, este mediapunta brasileño arribó a Perú en 1996 para sumarse al Deportivo Pesquero que esa temporada cumplió una buena campaña, al quedar terceros en la Liguilla que definió al subcampeón por detrás de Alianza y Universitario. El siguiente año se mantuvo en Chimbote pero, si bien el volante mantuvo su nivel, el equipo no, pasando de animador a pelear la permanencia. Es asi que Chiquinho arriba en 1998 al Juan Aurich que ese año regresó a la Primera División tras ganar la Copa Perú, cumpliendo en Chiclayo una regular actuación que lo llevó la siguiente temporada a recalar en Alianza Lima. Con los victorianos solo pudo estar un año, ya que nunca pudo ganarse la titularidad en un equipo que en 1999 tenía muchas variantes en ofensiva, por lo que su regreso a provincias se hizo inevitable en los siguientes años, primero con el Deportivo Wanka el 2000, y luego con el Bolognesi entre el 2001 y el 2002.

3. Antonio Sanguinetto

No tuvo un paso prolongado, pero Antonio Sanguinetto dejó su huella en el norte peruano. (Foto: Blogger)El único arquero que forma parte de esta lista nació en Argentina, país en el que defendió los colores del Racing Club, Colón de Santa Fé y Newell's Old Boys. Su primera salida al extranjero se dio en 1962, cuando partió a Chile para defender la valla del Santiago Wanderers durante dos años. Luego, en 1967, tuvo su primera aparición en el fútbol peruano cuando se sumó al Alfonso Ugarte de Chiclín para jugar en la Copa Perú, torneo al que llegó tras perder la categoría un año antes. Con los 'Diablos Rojos', Sanguinetto logró el título y ascenso a la Primera División de esa temporada, aunque no se quedó, ya que optó for enrumbar hacia Ecuador para tapar en el Barcelona de Guayaquil. Sin embargo, el buen recuerdo que dejó en el norte peruano hizo que para 1968 sea contratado por el Juan Aurich, llegando a desplazar del arco al titular Francisco Mendoza. Tras actuar una temporada en el 'Ciclón', Sanguinetto fue contratado por Alianza Lima en la campaña de 1969, pero con la blanquiazul no llegó a reeditar su nivel, por lo que al culminar el año dejó el equipo. Su última etapa en el Perú la tuvo en Trujillo donde llegó a asumir como técnico de Mannucci en la temporada de 1971.

2. Juan Joya Cordero

Luego de brillar con camiseta de Peñarol, Juan Joya regresó al Perú para colgar los botines en Chiclayo. (Foto: Facebook)Este delantero, surgido en las filas de Alianza Lima, en total vistió las sedas de cuatro equipos, dejando siempre una estela de respeto, cuando menos, por su buen juego. Tras jugar con los victorianos en la década del 50’ y brillar con la selección en el Sudamericano de Buenos Aires en 1959, Joya partió hacia Argentina para jugar en el River Plate en 1960, pero su rendimiento con el cuadro ‘Millonario’ no fue el mejor. Por ello, un año después, Juan Joya cruzó el charco para jugar en el Peñarol de Uruguay, mostrando un rendimiento tan alto con los carboneros que su figura se hizo legendaria.  Hasta ahora se lo recuerda al ‘Negro el Once’, apodo que se ganó en tierra charrúa y que mantuvo luego de su partida en 1969, cuando regresó a Perú para acabar su carrera en el Juan Aurich un año después, temporada en la que también fungió como técnico de los chiclayanos.

1. Pedro Pablo León

'Perico' León, uno de los más reconocidos delanteros en la historia del fútbol peruano, demostró siempre con su juego cuál fue su cuna. Alianza Lima lo alumbró en 1960 para empezar a ganar títulos junto a otros grandes jugadores que en esa época vistieron la blanquiazul, tales como Víctor 'Pitín' Zegarra, Julio Baylón o Teófilo Cubillas. Tras una década en La Victoria, 'Perico' partió en 1971 rumbo a Ecuador para jugar en el Barcelona de Guayaquil durante dos temporadas, en las que llegó a ganar el título en la primera de ellas. Luego, tras un breve regreso al Alianza en 1973, Pedro Pablo León tuvo su segunda experiencia en el extranjero cuando se fue a Venezuela para ganar un nuevo título con el Deportivo Galicia. Al culminar esa temporada, 'Perico' León pegó el regreso a su tierra para sumarse al Unión Tumán, pero su rendimiento no alcanzó para que el equipo mantuviera la categoría en 1975. Sin embargo, él si se mantuvo en Primera, ya que se unió al Deportivo Municipal durante un año para finalmente colgar los chimpunes en 1976 jugando en Chiclayo con el Juan Aurich.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com

Comentarios (4)add
...
escrito por javier L , diciembre 12, 2011
Y Eladio Reyes???
...
escrito por Miguel , diciembre 17, 2011
El gran torneo de Joya fue en el Sudamericano de Bs. As. en 1959, no en el de Lima, dos años antes, en el que ni siquiera era titular
...
escrito por Roberto Gando , diciembre 18, 2011
Hola Miguel, ¿qué tal?. Tienes razón, me falló la memoria. En el Sudamericano de 1957 Juan Joya inició como titular el torneo jugando ante Ecuador, pero en ese mismo partido fue reemplazado por Juan Seminario a poco de comenzar el segundo tiempo y no volvió a jugar. Saludos.
...
escrito por daniel gutierrez , mayo 02, 2012
recien tengo la oportunidad de escribir el grandioso recuerdo que ha dejado Joya en el futbol de peñarol. gracias
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy