Foto: EFE


Colombia jugó un extraordinario segundo tiempo y logró voltearle el partido a Argentina para derrotarla 2-1 en Bogotá. Los gauchos -que se habían puesto en ventaja mediante un fabuloso gol de Messi- no perdían en tierras cafeteras desde las eliminatorias para Estados Unidos '94. Pinto estuvo acertado en los cambios y Bustos fue otra vez el héroe al embocar de nuevo un tiro libre.

Estaban los dos frente a frente. Los dos que nunca muestran piedad cuando acomodan el balón cerca al área. Para Juan Román Riquelme y Rubén Darío Bustos, no existen las barreras. Pero el duelo de los mejores ejecutores de tiros libres de las eliminatorias, al final, lo ganaría el colombiano.

 

Bustos volvió a hacer sonreír a toda Colombia con un nuevo golazo de tiro libre (Foto: EFE)El encuentro arrancó con una Colombia imprecisa. Parecía que los albicelestes podían irse invictos luego de estas cuatro fechas, pues ni Tressor Moreno ni Wason Rentería hacían daño en la puerta del 'Pato' Abbondanzieri. Pero uno que sí hizo daño (al esquema de Basile) fue Carlitos Tévez, quien tontamente pateó a Bustos cuando la pelota estaba en otro lado. El uruguayo Jorge Larrionda le mostró la roja sin titubear. 

 

Para los argentinos un hombre menos no hacía diferencia alguna, y se pusieron a jugar con más atrevimiento. Fue así que luego de un grosero error en salida de la zaga colombiana llegó el primer tanto de la noche. Messi se vistió de Messi, y marcó uno de esos golazos que en el Camp Nou se cansa de hacer tras pasar de largo por delante de hasta cuatro zagueros cafeteros. El partido pintaba más que nunca para victoria gaucha.

 

Pero en el banco de enfrente estaba Pinto. Nadie más que él tenía la tarea de pintar a los rivales. Y en el segundo tiempo sus jugadores se dedicaron a eso. Primero, una pintura, o mejor dicho, una obra de arte de Bustos. Un tiro libre impecable que alborotó las graderías de 'El Campín'. Los locales se venían con todo, pese a que Argentina había amagado antes sentenciar el partido con un nuevo desborde individual del endiablado Messi, cuyo remate pasó a centímetros del poste inferior derecho de Agustín Julio.

 

El festejo alborozado de Dayro Moreno (9) luego de marcar el gol definitivo en el arco de Abbondanzieri (Foto: EFE) Luego de algunos frustrados intentos de Tressor Moreno, llegaría el tan ansiado segundo gol colombiano. Otro Moreno nada moreno, Dayro Moreno (atacante del Once Caldas), quien había ingresado en el complemento, partió de una posición dudosa pero hábil al fin y tocó con Rentería, quien no pudo definir cómodamente. El 'Pato' Abbondanzieri había quedado en el suelo, y Dayro no hizo más que empujarla. Se había consumado la segunda voltereta de la noche eliminatoria.

 

No se gritaba un gol así, jugando de local con Argentina, desde 1993, en las eliminatorias camino a Estados Unidos 094. En aquella oportunidad, Colombia venció por 2-1 en el Metropolitano de Barranquilla, con goles de Ivan René Valenciano y el 'Tren' Valencia. El ‘Mencho’ Medina Bello hizo el descuento. Tuvieron que pasar 14 años para volver a ganarle a Argentina, y esta vez en 'El Campín', una cancha donde los gauchos solo habían sabido de victorias. Esta vez, cuando todo pintaba distinto, entre Tévez y Pinto escribieron una historia diferente.

 

Ver la ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy