Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comCincuenta años atrás, por la segunda fase de la Libertadores 1968, Universitario venció al que sería el campeón del torneo, Estudiantes de La Plata, por 1-0 con gol de Víctor ‘Kilo’ Lobatón.
Daniel Orrego | @dorrego1411
Redactor

Real Garcilaso visita a Estudiantes buscando su segundo triunfo consecutivo en la Copa Libertadores. Si bien hay antecedentes más recientes del éxito de equipos peruanos sobre el cuadro pincharrata en el torneo, como la victoria por 4-1 de Alianza Lima con endiosada actuación de Wilmer Aguirre, la fecha coincide con el triunfo por 1-0 de Universitario durante la edición de 1968, exactamente medio siglo atrás.

El duelo se jugó en el inicio de la segunda etapa del campeonato, fase a la que el cuadro crema había clasificado junto a Sporting Cristal tras vencer a Jorge Wilstermann y Always Ready, representantes altiplánicos que compartieron el Grupo 2 con los equipos peruanos.

El entonces bicampeón peruano ya sabía lo que era sacar resultados positivos ante clubes argentinos pues había conseguido dos triunfos históricos como visitante ante Racing y River Plate, en la temporada anterior por el mismo certamen, y buscaba superar lo hecho un año antes, esta vez bajo el mando de Marcos Calderón.

 

Para ‘Kilo’ griten fuerte

El gol del triunfo llegó de los pies de Víctor ‘Kilo’ Lobatón, quien tuvo su revancha con ese tanto pues había sido el que más intentos había fallado hasta ese momento, tras jugada de Nicolás Fuentes y pase de Daniel Flores desde la izquierda. El disparo de Lobatón a los 81’ venció al portero Alberto Poletti en el primer remate con cierta puntería que realizó el extremo por izquierda.

La ausencia de dos titulares habituales como Enrique Casaretto y Luis Cruzado restaron peligro al ataque merengue. Por ello le costó romper el amarre que propuso el cuadro argentino pues José Fernández, uno de los que se ubicaron como reemplazos en la volante, cumplió un flojo desempeño y no fue el apoyo que necesitaba Roberto Chale para elaborar jugadas claras de gol. El gol de ‘Kilo’ reflejaba en el marcador el dominio local. 

Todos pinchados

Estudiantes no mostró su característico empuje y buscó firmar el empate con juego lento y faltas por doquier. La larga campaña que arrastraba, por la seguidilla de fechas en su torneo local, mermó su habitual despliegue físico; muestra de ello fue la sustitución de Carlos Pachamé, antes del término del primer tiempo, y las bajas de Ramón Aguirre y Raúl Madero por lesiones y evidente cansancio.

 

Los jugadores del ‘Pincha’ intentaron por todos los medios ganar segundos para que el encuentro llegue a los 90’; aprovecharon cada ocasión que pudieron para caer al gramado acusando alguna lesión e incluso, en una postal curiosa de la noche, el árbitro paraguayo Pérez Osorio, quien los instaba a reanudar las acciones sin demora, cumplió la labor de camillero al retirar del campo a Aguirre Suárez luego de que este se desplomara para pedir atención médica sin contacto alguno con un rival.

Tras el 1-0, el conjunto platense salió en búsqueda de la igualdad. Sin embargo, los papeles se invirtieron y fueron los locales los que pasaron a defender la ventaja parcial con uñas y dientes. Fueron diez minutos trabados y con reclamos por doquier, pero que no modificarían el resultado.

Solo un tropiezo

La reacción del público ante el ‘Pincha’ cambió a lo largo de la noche. Al momento de ingresar al campo, los jugadores visitantes cargaban una bandera del Perú. De esta manera el recibimiento fue cálido de parte de los poco más de cuarenta mil asistentes al estadio Nacional, quienes elevaron el sonido de sus aplausos cuando vieron que el emblema nacional era elevado tres veces en un gesto cordial.

Sin embargo, hacia el final, los reclamos sonaron desde las tribunas debido al partido planteado por la oncena de Osvaldo Zubeldía. Un cuadro que la prensa albiceleste describía como “obreros del fútbol”, por su forma de jugar, no dejó una buena imagen en Lima. El triunfo crema rompió una racha de treinta partidos sin perder para un equipo que no solo ganaría el torneo, sino que se coronaría campeón de la Copa Intercontinental al vencer al Manchester United.

Figuras reconocidas como Eduardo Luján Manera, Carlos Bilardo, Oscar Malbernat o Juan Ramón Verón, quienes alinearon ese día, no pudieron vencer a los merengues, pero se cobraron la revancha en la vuelta pues se impusieron por 1-0 en La Plata con gol de la ‘Bruja’ Verón.

En 2009 se dio un caso similar pues Sporting Cristal venció por 2-1 a Estudiantes, con goles de Roberto Palacios y Héctor Hurtado, por la primera fase de la Libertadores; torneo del cual el conjunto argentino se coronaría meses después al vencer a Cruzeiro en la final. Esta vez Real Garcilaso tiene la tarea de salir airoso de su visita a La Plata para mantener el buen ritmo que lleva en el certamen continental.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy