Manchester United y Barcelona le regalaron a la fanaticada un partido digno de semifinal. El gran tanto de Scholes y la vertiginosidad del encuentro dejaron un solo saldo: un equipo que con inteligencia táctica y contundencia ofensiva logró una muy merecida clasificación. Con ustedes, los primeros finalistas: los red devils de Sir Alex Ferguson.

Foto: dailymail.co.uk

La ficha del partido

Tévez: Las Malvinas ya no son argentinas; Old Trafford, sí

Fotos: dailymail.co.uk

Si de algo puede estar agradecido el hincha del fútbol que hoy se dio cita frente al televisor es del gol relativamente tempranero del Paul Scholes. El latigazo imbajarable del pelirrojo hizo con el partido lo que cualquier fanático hubiera querido de esta semifinal; lo abrió radicalmente e instaló suspenso en Old Trafford.

Evra marca a Deco. El carrilero francés cumplió una buena actuación en el lado izquierdo del United (Foto: dailymail.co.uk)Y es que si en algún momento parecía que el Manchester liquidaría la serie en el primer tiempo, pronto el Barcelona  puso en duda tal previsión. Los blaugranas reaccionaron rápido con su característica verticalidad frente al arco de Van der Sar, sabiendo que solo un gol les compraba el pasaje en primera clase a Moscú.

 
BLAUGRANAS ENMARAÑADO

Sin embargo, el conjunto de Rijkaard cayó en su propia trampa: aquella ineficacia de tres cuartos de cancha en adelante con la que sufrió en el partido de ida. Deco y Messi comandaron las intenciones culés, mientras que Eto’o no logró zafarse ni de las sombras de Wes Brown y Rio Ferdinand y pasó a la intrascendencia rápido en el primer tiempo. Mientras tanto, al otro extremo del gramado de Old Trafford en la última línea blaugrana, Puyol y Milito intercambiaron su jerarquía y experiencia por un manojo de nervios, y la dupla lateral Abidal-Zambrotta coronó aquella desesperación en salida con una preocupante imprecisión en los pases.

Así sacó Scholes el misilazo para marcar el único tanto de la noche europea (Foto: dailymail.co.uk)Desde la época del futbol colegial dicen que un despeje nunca se debe hacer al centro, pero Zambrotta no aprendió la lección. Le regaló un balón al mediocampo de los red devils, y Scholes, un especialista como tantos otros ingleses desde fuera del área, la clavó lejos del alcance de Valdés para comenzar a saborear el caviar. No obstante, el partido adquirió desde entonces, apenas el primer cuarto de hora, una tónica semifinalista, vertiginosa y de ida y vuelta constante.

El coreano Park sorprendió por su despliegue y entrega y no defraudó al extremo opuesto de otro talentoso que hoy tuvo, también, una buena noche, Nani. El portugués pareció entenderse bien con su compatriota en ofensiva Cristiano Ronaldo, aunque este último no desplegó la magia característica de sus endiablados botines por ninguno de los flancos y tuvo apenas un partido regular.

 
Messi anduvo controlado en varios frentes. Acá es perseguido por Carrick (Foto: dailymail.co.uk)CONTROL ENDIABLADO

De ahí en más, el Manchester United estuvo sólido y controló el ida y vuelta con relativa superioridad sobre los catalanes, pero no supo inclinar la balanza para llegar al gol de la tranquilidad. Ferguson decidió mantener el esquema táctico sabiendo que la ventaja podía resultar engañosa, ya que una sola desatención les costaría el partido y, de paso, el sueño personal de Paul Scholes. El petiso mediocampista ya tiene un lugar asegurado en la volante para el encuentro del Luzhniki Stadium, recordando que en 1999 -la última final del Manchester, ante el Bayern Munich- Scholes no participó de la hazaña por estar suspendido.

Sobre el final del partido, el Barcelona intentó por todos los medios entrar al arco del cuadro local, e hizo ingresar a todos los delanteros que llevó a Inglaterra. Bojan Krkic se mostró incisivo pero, como el resto de la oncena blaugrana, careció de la contundencia de cara al gol necesaria en estas instancias de Champions. Los últimos minutos fueron de gran suspenso, con la imagen general del partido invertida: mostrando a un Barcelona apostado groseramente sobre campo local. La retaguardia del Manchester, no obstante, mantuvo la solidez característica y ahogó cuanto intento desesperado llegaba al área mediante centros y avances catalanes.

El jolgorio de los de Ferguson tras el triunfo (Foto: dailymail.co.uk)Bajo ninguna óptica se podría decir que Rijkaard, tan cuestionado últimamente, haya planteado mal el partido. Mandó al campo lo mejor a su disposición frente a un Manchester que bajo la eterna batuta de Ferguson ha vuelto a encontrar ese factor de imbatibilidad que se le conocía en la década pasada. Al partido de fines de mayo accedió un merecido finalista, un equipo fortísimo y muy balanceado, capaz de manejar el ritmo del partido a su antojo. Además, una escuadra que cuenta con una capacidad de recambio ejemplar; hoy, por ejemplo, se las ingeniaron sin Wayne Rooney -afectado por una lesión el fin de semana- y volvieron a colocar a Owen Hargreaves en el lateral derecho. En suma, un cuadro muy superior a su rival en cuanto a juego y contundencia, aunque el Barcelona haya insinuado con relativo peligro a lo largo de los 180 minutos.

Que no se queden el lector ni el televidente con la imagen de los últimos dos minutos del partido, con un Barcelona encimando incesantemente, ya que no reflejan la verdadera lectura de la serie ya definida. Ahora solo queda esperar al siguiente finalista y confiar en que el nivel que espera a los amantes del deporte rey en Moscú será, por decir lo menos, altísimo.

 
Leer más...

La ficha del partido

Tévez: Las Malvinas ya no son argentinas, pero Old Trafford sí

¿Scholes ya le había anotado en Champions al Barcelona?

Frankie dice: Un Barça Negro

Comentarios (3)add
...
escrito por Giancarlo Soto , abril 30, 2008
Senor Ciabatti, hay que actualizarnos un poco. Ferguson no se dio el lujo de guardar a Wayne Rooney como usted dice. Este se lesiono en el partido de fin de semana contra el Chelsea tras marcar un gol. Hay que amendar eso cuanto antes.
...
escrito por R Ciabatti , abril 30, 2008
Señor Soto, sí estaba al tanto de esa lesión, más aún porque vi el partido del Manchester el fin de semana. No es por un tema de desactualización, sino de lenguaje, se quiso decir que lo guardaron a preferir alinearlo infiltrado. Los últimos cables especulaban con una posible recuperación de Rooney que al final no se dio. En todo caso, no estaba tan claro, se agradece su precisión y ya hice la enmienda del caso. Gracias.
...
escrito por Marco Valencia , mayo 01, 2008
Muy buen articulo roberto. Ojala que la final en Moscu no sea tan aburrida como la final de la FA Cup la temporada pasada. Me hubiera gustado que el Liverpool en vez del Chelsea pase a la final. El Liverpool tiene mas historia copera y tiene la garra para sacar partidos complicados adelante. Cuando el Liverpool juega siempre hay partidasos. No hay pierde. Ahora mi pronostico es que, al ser final de la champions, ambos equipos van a salir con todo a ganarla. Ojala este en lo correcto y no sea un partido aburrido como otros. Ojala que el nivel sea altisimo en Moscu como usted dice y veamos una final que se nos quede grabada en la memoria.... tales como la que se jugo en Barcelona el 99' o el epico Liverpool Milan en Istambul. Ojala sea algo asi y no como la que se jugo en Old Trafford cuando fueron solo equipos italianos. Ojala que el hecho que sean equipos del mismo pais no influya, quizas por conocerse mucho. Igual las expectativas son enormes y concuerdo que el nivel debe ser, por lo menos, altisimo. Espero su respuesta.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy