Foto: EFE

En su peor momento en la temporada, los de Frank Rijkaard supieron revertir la mala cara en la Liga y sacaron una victoria por la mínima diferencia en Gelsenkirchen gracias al gol de Bojan Krkic. Schalke 04 tuvo caras distintas durante los dos tiempos, pero al final sepultó sus chances de empatar el partido ante la poca efectividad de sus delanteros.

La ficha del partido

¿Cuántas veces ha ganado el Barcelona en Alemania?

Fantasy: Poca suerte en el éter

Frankie dice: Esos días cada vez mejores

Fotos: EFE / schalke04.de

A eso de las 1:30 pm, grandes grupos de universitarios de una conocida universidad limeña salen despavoridos de sus clases para consumir en un local cercano su almuerzo y presenciar en una televisión de lo que ya es una tradición para los "huecos" del horario: ver fútbol. No es un partido postergado del querido Torneo Apertura. Se trata de los cuartos de final del torneo más importante del mundo. Por la Champions League, van al centro el Schalke 04 y el Barcelona.

EXPEDIENTE BOJAN

Los estudiantes -básicamente simpatizantes del Barça- presenciaron un partido que tuvo un final feliz para el cuadro catalán a pesar de que las postrimerías les hayan reportado sensaciones de nerviosismo por los constantes ataques que recibía su "equipo" por parte del cuadro alemán. Henry estuvo incisivo en ataque y hasta Asamoah debió invertir tiempo en marcarlo (Foto: schalke04.de)Y partían con los ánimos por debajo, tras su dura caída frente al Betis en el último fin de semana por la Liga. Hasta la continuidad de Rijkaard pendía de un hilo, se decía.

Pero en la noche europea de hoy, el Barça supo contrastar su rendimiento reciente con un juego contundente en ataque, que terminó representando su factor máximo de desequilibrio y su parte más temible durante el primer tiempo. Y a pesar de que la ausencia de Ronaldinho haya caído de malas a más de uno, tanto Henry como Bojan Krkic conjugaban un juego rápido, tras verse solventados por la exquisiteces de Iniesta en dar los pases acertados.

Así, por medio del niño mimado de los hinchas culés vendría el primero del encuentro. Aferrado al área del Shalke, Henry la tuvo. Tras un pase perfecto de parte de Iniesta definió sutilmente al cuerpo de Neuer, pero el portero alemán cedió bote para que de nuevo el francés intentara y le diera el pase a un libre Bojan Krkic para anotar la primera conquista, y convertirse así en el segundo jugador más joven en marcar en la Champions (detrás del ghanés Peter Ofori-Quaye, quien con 17 años y 195 días de edad -21 menos que Bojan- marcó en 1997 para el Rosenborg en el arco del Olympiacos).
 

Schalke lo intentó mucho por alto, pero sin fortuna (Foto: schalke04.de)DE CABEZA NO SALE PARA LOS ALEMANES

A pesar de que su equipo se puso tercero de la Bundesliga tras el empate a cero en la última jornada con el Karlsruher, los parciales del Schalke hoy no pudieron sonreír en casa otra vez. Su equipo tuvo más de una oportunidad en el segundo tiempo para empatar en el arco de Víctor Valdés. Las posibilidades desperdiciadas por Halil Altintop, Larsen y Bordon con el arma que más le resultaba práctico al cuadro azul -el juego aéreo- estremecieron a los reunidos en el Veltins-Arena.

Incluso, entró Vicente Sánchez por el intrascendente Kuranyi y el uruguayo empezó a complicar más la zaga española, pero sin lograr el cometido que era el dar un pase gol. Así, con tapadas providenciales de Valdés y gruesos errores por parte de la defensa del Barça, quedó la impresión de que el Shalke se pudo traer un empate por lo hecho en el complemento. Pero como dice el diario Marca en su edición virtual, el Barcelona puso pie y medio en semifinales. Y Rijkaard, otro tanto en el borde del abismo.

 
Leer más...

La ficha del partido

¿Cuántas veces ha ganado el Barcelona en Alemania?

Fantasy: Poca suerte en el éter

Frankie dice: Esos días cada vez mejores

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy