Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comReal Garcilaso decreció en su rendimiento en comparación con pasadas temporadas, aunque se dio maña para obtener un cupo a la Sudamericana. Alfredo Ramúa -figura y emblema celeste- comandó una vez más un equipo que nunca terminó de recuperarse de la temprana eliminación de Libertadores y acabó con cinco técnicos en la temporada.

Luis Valenzuela | @figovalenzuela
Redactor

Las Cifras

El goleador del equipo: Danilo Carando (10 goles)

Los mejores resultados: Real Garcilaso 4 - Boys 0 (Clausura, fecha 9) y Real Garcilaso 4 - Unión Comercio 0 (Clausura, fecha 16)

El peor resultado: Sporting Cristal 3 - Real Garcilaso 0 (Clausura, fecha 10)

Cantidad total de jugadores empleados: 31

Cantidad total de jugadores Sub-20: 3

Técnicos: 5 (Héctor Tapia, fechas 1 a 6 del Apertura; Juan Reynoso, fecha 7 del Apertura a 3 del Clausura; Ariel Paz, fechas 4 a 6 del Clausura; Carlos Escobedo, fecha 7 del Clausura; Juan Chumpitaz, fechas 8 a 17 del Clausura)

* Nota: son elegibles como El Capo del equipo aquellos jugadores que disputaron al menos dos tercios de los partidos de Real Garcilaso en 2019 (23 partidos) y, satisfecha esa primera condición, aquellos jugadores que disputaron dos tercios de los minutos correspondientes a ese mínimo de partidos (1380 minutos)

La Pizarra

Los tres entrenadores -fuera de los dos interinos- que pasaron por Real Garcilaso probaron con diferentes formaciones, pero la más usada a lo largo del año fue el clásico 4-2-3-1. Ricardo Farro empezó como el arquero titular, pero la salida de Héctor Tapia hizo que el ex Universidad San Martín perdiera la titular en detrimento de Daniel Ferreyra, quien se mantuvo inamovible hasta el final de la campaña.  

La defensa cusqueña tuvo al chileno Andrés Robles y a Minzum Quina como la pareja de centrales más estable, mientras que Jesús Arismendi y Alexis Cossío fueron los laterales. También alternaron Willy Rivas José Cánova, Horacio Benincasa y José Jhunior Velásquez en una defensa que encajó 31 goles en todo el campeonato, lo cual representó una mejora sustantiva en comparación con la temporada pasada.  

El mediocampo estuvo formado en primera línea por Pablo Míguez y Jean Pierre Archimbaud como volantes centrales, con Paulo Goyoneche como relevo principal. Más adelante, los habituales titulares fueron el uruguayo Cristian Souza por derecha y Javier Nuñez por izquierda, aunque en la parte final del año este lugar quedó en manos de Alexander Lecaros. Alfredo Ramúa quedó como lanzador central, aunque durante la etapa de Juan Reynoso fue frecuente -por el estilo de juego del 'Cabezón'- que el 'Chapu' soliera saltar al campo desde el banco. Por derecha el relevo habitual fue Damián Ísmodes, así como Reimond Manco en la primera parte del año.

La delantera fue nuevamente la línea que quedó en deuda frente al rendimiento del resto del equipo. El cuadro cusqueño siempre contó con un delantero de peso (Danilo Carando o Hernán Rengifo) y hasta uno que llegó a hacerse un nombre en el Perú (Santiago Ormeño), pero todos dejaron que desear respecto de su potencial.

El Capo: Alfredo Ramúa

La década en Real Garcilaso se llama Alfredo y se apellida Ramúa. (Foto: José Carlos Angulo / DeChalaca.com)Desde que llegó a filas celestes en 2013, el ‘Chapu’ siempre fue considerado como el mejor jugador del equipo según los promedios de DeChalaca. Ramúa hace jugar al equipo a su ritmo, dispara muy bien de lejos, asiste, maneja el balón parado, tiene dribbling y domina los dos perfiles. Un jugador completo que a pesar de bajar su rendimiento en este 2019 siguió siendo el crack de la 'Máquina'.

La Mejor Contratación: Cristian Souza

Souza, un injerto importante para conectar volante y delantera en la 'Máquina'. (Foto: José Carlos Angulo / DeChalaca.com)'Cachito' vivió su primera experiencia fuera de su natal Uruguay al llegar a Real Garcilaso a principios de año. El jugador de 24 años, quien se desempeñó como extremo o segundo delantero terminó por ser uno de los que más partidos y minutos jugó en el cuadro cusqueño. Su dribbling y pique corto lo hicieron un constante dolor de cabeza para los defensores que lo enfrentaban por una y otra banda.

La Revelación: Santiago Ormeño

El novel Ormeño apenas jugó dos partidos, pero hizo relucir su ilustre apellido. (Foto: Fredy Salcedo / DeChalaca.com)La falta de caras nuevas en filas garcilasianas hace que este acápite quede en manos de un futbolista que apenas tuvo la chance de vestir las sedas celestes en dos partidos. Santiago Ormeño, nacido en México pero con nacionalidad peruana, llegó como refuerzo para la delantera celeste a mediados de año de la mano de Juan Reynoso. El nieto del legendario arquero peruano Walter Ormeño llegó en condición de préstamo del Puebla, y pese a su escaso rodaje logró marcar un gol ante FBC Melgar en el Clausura.

La Decepción: Gino Guerrero

Guerrero nunca se asentó en filas garcilasianas. (Foto: José Carlos Angulo / DeChalaca.com)El volante llegó a Real Garcilaso a mediados de año procedente de FBC Melgar con la intención de sumar los minutos que no tuvo en filas rojinegras. El problema fue que arribó al Cusco en un momento en que el mediocampo celeste estaba sobrepoblado y en su mejor forma, lo que solo le permitió saltar al campo de juego en cuatro oportunidades.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy