Foto: Punodeportes.comSabiendo de la victoria de José Gálvez, Coopsol quedó sin posibilidades. Aunque por el honor, no debía dejar pasar siquiera un punto ante Unicachi. El cuadro puneño hizo respetar la casa, y lo derrotó por 2-1. El elenco de Chancay le dijo adiós al ascenso definitivamente.

 

La odisea de poder cubrir un partido en Puno no fue excusa para no seguir las incidencias de este partido. El interés máximo estaba en Juliaca, donde la mayoría estaba atenta a como le iría en el debut a Franciscano San Román por los octavos de final de la Copa Perú. El triunfo, en primer turno, de José Gálvez sobre Sport Áncash, terminaba por aniquilar la última esperanza de Coopsol, que ahora, se suma al lote de integrantes en la Liguilla de Ascenso que solo cumplirán el calendario. A pesar de ello, el partido comenzó entretenido y con el claro asedio puneño, que, finalmente, lograría los tres puntos.

Para el individual: Dupla de temer

El juego se hizo digno para la vista mientras Yerssinio Saldaña y Robert Ardiles tuvieron el esférico, sobre todo, cuando cruzaban la media cancha, y se animaban a generar peligro sobre la portería de Muro. Bajo los tres palos, importante lo de Ítalo Manzo, quien con sus 37 años encima, sabe responder a las expectativas. En la otra vereda, siempre valorable lo realizado por la primera línea de volantes, Arrazabal y Navarrete, quienes no pudieron aguantar el desgaste físico que implica jugar en el altiplano.

Para el táctico: Medio lleno

Por un lado, Martín Alemán mandó un 4-2-3-1, donde los hilos en ataque eran manejados por Robert Ardiles, por su parte, Dávila dejó la banda -lugar que ocupó Casas-, para fungir de volante central, al lado de De la Cruz. En la segunda mitad, el ingreso de Yorkman Tello permitió retener el esférico en la volante. Por otro lado, Chumpitaz -ante la ausencia de Espejo, por suspensión- optó por la línea de tres volantes en la primera etapa, pero, pese a poblar el sector, no fue eficiente para recuperar, y menos, para sostener los ataque de Unicachi.

Para el emotivo: Para decir adiós

La primera parte fue de lo mejor que tuvo el partido, con llegadas hacia la portería de Jaime Muro, que supo responder ante las complicaciones de su zaga. Lo mismo sucedía con Ítalo Manzo cuando era requerido por el tridente de ataque chancayano. Sin ser raro que Sanguinetti se haga presente en el score, Unicachi parecía sellar la tristeza que acogía a Coopsol, sin chances de ascender, sin embargo, Ceballos al final de la etapa lograba el 1-1. Puede que sea la altura, o el letargo mismo del partido, pero la intensidad del cotejo bajó, siempre con el dominio de Unicachi, que al final se llevó los tres puntos, gracias a un terrible error de la defensa visitante. Ambos, solo por cumplir el calendario de ahora en adelante.

Para el estadístico: De atrás hacia adelante

Es absolutamente inusual ver a un zaguero central sumarse al lote de los artilleros. Pedro Sanguinetti ya suma ocho tantos, ubicándose en el tercer lugar de los goleadores, poniendo en tela de juicio, si debe ser central o delantero, pues, el ataque del cuadro puneño no es la virtud prioritaria que manejan. Por su parte, de los últimos siete partidos que jugó Coopsol, solo pudo ganar uno, justo la fecha anterior ante Minero por 4-1, sellando la idea del porqué el elenco dirigido por Espejo, no pudo acechar y aprovechar alguna caída de los líderes.

Foto: Punodeportes.com

Leer más...

La previa

El bloc de notas

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy