José Mourinho y Josep Guardiola fueron los técnicos mas importantes de los últimos 10 años a nivel mundial, pero sus estilos parecieran haberse quedado estancados a la luz de los últimos resultados de sus equipos.

 

Manolo Núñez | @Manolonf
Editor

Durante años, José Mourinho y Josep Guardiola fueron los entrenadores más mediáticos y exitosos. De hecho, su estadía en el Real Madrid y Barcelona, respectivamente, los pusieron en el centro de los reflectores de la prensa, la cual promovió una alta rivalidad entre ambos que fue seguida de cerca por el mundo futbolístico.

Sin dudas, ambos acumulan una gran cantidad de éxitos deportivos y cuentan con un estilo reconocido. El Barcelona de Guardiola ha sido lo mejor que se ha visto como expresión futbolística en lo que va del siglo, y la agresividad y capacidad de contragolpear de los Inter y Madrid de Mourinho contaron con un sello propio.

Los éxitos del ayer

Desde su llegada al banco blaugrana, Guardiola tuvo una apuesta radical que le dio su época más ganadora a Barcelona. Tuvo como socio a Tito Vilanova. (Foto: AFP)

Guardiola basó su estilo en la posesión y con ello generó una tendencia que fue imitada con el paso de los años por otros equipos. Incluso selecciones como España y Alemania apostaron por este estilo para obtener éxitos en 2010 y 2014. El Barca pasó por uno de los mejores momentos de su historia y se consolidó como uno de los clubes más fuertes a nivel europeo.

Por su parte, Mourinho logró alcanzar el éxito con el Inter, formando un equipo que sorprendió a todos con un triplete en el 2010 y que lo llevó a ser la primera opción de Florentino Pérez para frenar el crecimiento de los catalanes en España, algo que logró a medias; al obtener la Copa del Rey en la final ante el Barcelona en 2011 y la Liga en 2012.

Ambos lograron trasladar su éxito en España a sus siguientes trabajos. Así, Mourinho volvió al Chelsea en 2013. El luso demoró en encontrar el éxito, pero lo alcanzó en el 2015 con el título de la Premier, así como con la FA Cup de esa temporada. Por otro lado, Guardiola decidió tomarse un año sabático y volvió a dirigir también en 2013, pero esta vez en el Bayern campeón de todo. El destino quiso que ambos se vieran las caras rápidamente en sus nuevos clubes. Sus equipos disputaron la final de la Súpercopa de Europa, la cual terminó siendo ganada por el conjunto alemán en los penales.

Competencia cercana

Mourinho volvió a la Premier en el cargo de DT de Chelsea, mientras que Guardiola fue a parar ala Bundesliga con el Bayern. (Foto: AFP)

Mientras que Mourinho llegó a la liga más competitiva de Europa, Guardiola llegó a una Bundesliga que estaba dominada por el equipo al que había llegado. De hecho, durante su estadía en Alemania, el Dortmund, mayor rival del Bayern, perdió jugadores importantes, incluyendo a Mario Götze y Robert Lewandowski que se marcharon a tienda bávara. Pese a ello, el cuadro dirigido en ese momento por Jürgen Klopp se dio maña para derrotarlo en la Súpercopa de Alemania en 2013 y 2014, así como en las semifinales de la DFB Pokal del 2015.

El portugués tuvo que esperar una temporada para obtener el éxito en el Chelsea y si bien su cuadro blue fue dominador casi absoluto durante la temporada en que consiguieron la Premier en la 2014-15, vio como fue eliminado en octavos por el PSG de la Champions de esa temporada.

Europa es otra cosa

Pero si bien Guardiola y Mourinho consiguieron el éxito a nivel local, en Europa se dieron con eliminaciones en algunos casos inesperadas. En el caso del portugués, a la ya mencionada ante el PSG en 2015, le antecedió una sorpresiva eliminación ante el Atlético de Madrid de Diego Simeone y le siguió una nueva derrota en octavos ante el cuadro parisino. Lo de Pep fue algo mejor, pero fue vapuleado dos años consecutivos ante el Madrid en 2014 (con goleada histórica de local) y el Barcelona en 2015. Asimismo, en 2016, el Atlético volvió a dejar a su Bayern fuera de una final.

Guardiola dejó Bayern para ir a Manchester City en la liga más competitiva del mundo. (Foto: AFP)

El catalán anunció su salida de Bavaria a mediados de la temporada, señalando que su próximo destino sería el Manchester City. Para ese momento, 'Mou' ya había sido despedido del Chelsea luego de acumular nueve derrotas en 16 partidos de Premier. Luego de unos meses de descanso, el luso fichó como entrenador del Manchester United.

¿Fin de sus reinados?

La Premier ha convocado a los mejores DT del mundo para esta temporada. A los mencionados se les puede sumar Klopp, Arsene Wenger, Antonio Conte, Mauricio Pochettino, Claudio Ranieri y Ronald Koeman. Todos ellos con equipos de planteles fuertes en donde es difícil reconocer una fuerza dominante por encima del resto. En ese contexto, tanto al City de Guardiola como al United de Mourinho le ha sido difícil obtener el máximo rendimiento.

De hecho, los dos han tenido problemas al no obtener los mejores resultados, no sólo ante los grandes equipos, sino que también han dejado puntos ante otros de presupuestos más bajos. Esto no sólo se ha visto a nivel de la liga. El City tuvo partidos en donde dio una mala imagen en Champions (como ante el Celtic en Glasgow), mientras que el United no pudo ganar su grupo de Europa League.

Como a Guardiola, Mourinho parece haber sido descifrado por los técnicos rivales. (Foto: AP)

Pero, dejando de lado la fortaleza de la Premier League a diferencia de las ligas en donde ambos estuvieron antes, lo cierto es que el estilo de ambos técnicos ibéricos parece haber sido descifrado por sus rivales. Así, el juego de posesión de Pep ha sido superado en más de una ocasión por estilos directos como el del Atlético de Simeone o el Chelsea de Conte. Mientras que el juego frontal y de bandas de Mourinho se ha encontrado con reveses como ante el Fenerbahce en Estambul o el mismo Chelsea del italiano.

Ni media inglesa

Los dos técnicos que hace algunos años garantizaban triunfos y títulos parecieran ya haber sido alcanzados por una nueva generación de DTs que en algunos casos han tomado sus estilos y los han mejorado. Ese es el caso del Liverpool de Klopp o el Chelsea de Conte. A este grupo se puede sumar el buen rendimiento que muestra el Madrid de Zinedine Zidane en lo que al juego de contragolpe se refiere, así como la presión alta que aplica el Bayern de Ancelotti. ¿Estaremos ante el final de la era Pep-Mou?

De lo visto hasta esta parte de la temporada pareciera que sí. El estilo de Guardiola se ha encontrado por primera vez en una liga en donde su equipo no es la fuerza dominante y en donde tiene que rivalizar con clubes que cuentan con planteles de su mismo nivel y con técnicos que están en el top 10 mundial de la actualidad. Por su parte, la motivación de lucha y rebeldía que caracterizó al Inter y Madrid de Mou parece no estar funcionando en el Manchester United, que sin dudas cuenta con un plantel lleno de estrellas, pero que en más de una oportunidad se ha visto sin una idea de juego, especialmente ante rivales del mismo nivel o en visitas a campos complicados.

Pese a las complicaciones del primer semestre, Manchester City no deja de ser candidato en la Premier. (Foto: AP)

Sin dudas, ambos clubes de Manchester siguen siendo candidatos para los títulos de Premier y de Europa, pero de un tiempo a esta parte el solo hecho de tener a ambos DTs no garantiza en lo absoluto el éxito que casi aseguraban antes. Es verdad, ambos han adaptado sus estilos en estos años, pero han visto también el crecimiento o adaptación de técnicos como Wenger o Ancelotti, la consolidación de Klopp, Conte y Simeone, y el surgimiento de otros como Tuchel, Pochettino, Unai Emery y Jorge Sampaoli.

Ante ese panorama se puede comenzar a asegurar que los que en su momento fueron los técnicos más exitosos y mediáticos del fútbol están comenzando a ver su estrella apagarse. Seguro se mantendrán en lo más alto, pero tendrán que compartir ese Olimpo futbolístico con varios otros que se han abierto paso con total justicia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Foto: AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy