Bayern Munich perdió su invicto y el liderazgo de la Bundesliga. Los de Ancelotti perdieron su noveno punto frente al impecable trabajo táctico de Tuchel en el Borussia Dortmund. Ello permitió que la sorpresa RB Leipzig reivindique a la Alemania Oriental alcanzando el primer lugar 22 años después.
    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Luego de la salida de un revolucionario como Guardiola -con un bagaje de tres Bundesligas ganadas en tres temporadas, pero sin la ansiada Champions bajo el brazo-, llegó Carlo Ancelotti, campeón del máximo título europeo con el Madrid y una larga trayectoria en equipos poderosos como Milan, Juventus, Chelsea y PSG. El italiano, inconforme con su salida del Madrid, respaldó a su directiva afirmando que su presidente Franz Beckenbauer sí sabía de fútbol, pues lo jugó y no como Florentino Pérez. Con este preámbulo, los cambios fueron pocos en el plantel bávaro. Llegaron Renato Sanches y Mats Hummels como los más destacados, mientras que las bajas más relevantes fueron las de Sebastian Rode, Mehdi Benatia y Mario Götze. El inicio de la temporada de 'Carletto' al mando de Bayern fue fulminante: consiguió siete victorias en siete partidos superando el récord de Otto Rehhagel en la temporada 1991/92. Esta racha incluyó cuatro partidos de Bundesliga, la Supercopa Alemana frente al Dortmund, una victoria en la DFB Pokal y una goleada de 5-0 al Rostov en Champions League.

Pongamos que hablo de Madrid

Sin embargo, fue con derrota en el Vicente Calderón ante Atlético de Madrid, la misma ciudad de donde no salió tan cómodo Ancelotti, que Bayern bajó las revoluciones. Un gol del belga Ferreira Carrasco le quitó el invicto, acompañado al siguiente fin de semana con un empate en la Bundesliga contra Colonia como local. En ese momento, aparecieron las comparaciones con Guardiola y la incertidumbre alrededor de si esta versión de Bayern podría repetir el plato en la liga. Además, las rotaciones empezaron a pesar en los bávaros, pues el técnico italiano había cambiado siete jugadores del partido de Champions al empate contra el Colonia. Esos fueron los primeros síntomas.

Finalmente, su derrota en el Signal Iduna Park ha encendido las alarmas en Múnich. Thomas Tuchel le ganó el duelo a Ancelotti con una innovación táctica: jugó con tres defensores,Ginter, Sokatris y Bartra, dos carrilleros (Piszcek y Schmelzer) y en la volante formó un trivote con Weigl de ancla, Götze a la derecha y Schürrle a la izquierda. Luego dejó a dos atacantes letales por su velocidad, Aubemayang y Ramos.  Tuchel derrotó a Ancelotti como reflejo de lo que ambos han logrado esta temporada: adapatarse a sus planteles y, luego, imponer su idea.

Aubameyang y Hummels, excompañeros, se enfrentaron en el Signal Iduna Park. (Foto: AFP)

Borussia pegó rápido con el gabonés Aubemayang. Luego, aguantó con una defensa impecable, con tres zagueros que se convertieron en cinco defensores para tomar todo el ancho del campo. Además, hubo un duelo individual constante: Bartra contra Lewandowski. Cabe acotar ante esta estrategia, que el director deportivo de Dortmund, Michael Zorc, confesó que se inspiraron en la victoria del Atlético sobre Bayern para lograr la hazaña. Es decir, ceder la posesión, pero optimizar los pases para quebrar líneas. Además, basó su triunfo, que no lograba en Bundesliga desde el 2014, en una sólida defensa. Así, pues, se pueden ver aplicado lo siguiente: un buen jugador te gana un partido, pero un buen equipo, campeonatos. Dortmund, por lo pronto, se ve como un mejor equipo.

Aspirinas sin energía

Bayern ha sido relegado al segundo puesto, además de su derrota, por la sorprendente campaña de RasenballSport Leipzig, el equipo de Red Bull, que logró que un cuadro de la ex Alemania Oriental vuelva a ser líder tras 24 años, desde el Hansa Rostck en 1992. Vale adicionar que nunca un equipo de esa zona de Alemania ha sido campeón desde que se reunificó la Bundesliga el 21 de noviembre de 1991. El mejor lugar fue el de Hertha de Berlín que llegó a ser tercero en la temporada 1997/98.

Relegado por el Leipzig en una Bundesliga que dominó con relativa tranquilidad en las temporadas anteriores al mando de Guardiola, cabe preguntarse ¿es tan grave la situación del Bayern? ¿Podrá Ancelotti revertir una transición que hasta ahora es complicada de la versión de Guardiola con la suya?, ¿Dortmund y Rasenball podrán mantenerse sin la jerarquía del plantel bávaro? Respuestas que llegarán con el correr de los partidos. Por lo pronto, el Bayern tendrá el miércoles su siguiente escollo ante Rostov por la Champions, y en la siguiente jornada ante el Bayern Leverkusen. En este nivel, la perfección debe ser cercana para el cuadro de Ancelotti, sino las comparaciones -y un Dortmund con buen semblante- se lo pueden devorar.

Foto: AFP


Comentarios (1)add
...
escrito por miguel rodriguez , diciembre 20, 2016
Interesante trabajo. Bien documentado.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy