Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLa primera fase de las Eliminatorias de la AFC para Rusia 2018 nos dejó algunas sorpresas, pero ninguna más grande que los dos triunfos de Bután, la considerada peor selección del mundo que tuvo un estreno a lo grande en su primer intento por clasificar a un Mundial.

 

12 de marzo de 2015. 06:30 horas en horario peruano. Sugathadasa Stadium de la ciudad de Colombo. La selección de Bután acaba de debutar con una victoria en las Eliminatorias asiáticas. Los jugadores se juntan en el centro del campo y empiezan a celebrar la histórica victoria que dio la vuelta al mundo. El gol de los ‘Dragones Amarillos’ fue anotado por el joven mediocampista Tshering Dorji y desató una inusitada euforia en el hermético país del sur de Asia, cerca de la cordillera del Himalaya.

La euforia se repitió cinco días después cuando Bután volvió a superar a Sri Lanka, esta vez por 2-1, y selló su clasificación para la segunda fase de las Eliminatorias por primera vez en su historia. Todo había llegado como una especie de redención divina a uno de los países donde el tiro con arco es el deporte más popular y el fútbol es netamente amateur, con una incipiente liga de seis equipos en la que el campeón solía clasificar a la ya extinta AFC President's Cup.

Herméticos y condensados

Bután es una pequeña nación asiática de aproximadamente 745,000 habitantes que está enclavada en medio de dos potencias emergentes como India y China, quienes le han robado protagonismo total a un país que siempre prefirió mantener un perfil bastante bajo en todos los aspectos, incluido el futbolístico, que no contó con televisión hasta 1999 y que no abre sus puertas así nada más para el turismo porque desea mantener sus ciudades en un estado natural.
El estadio Changlimithang National de Bután, sede de su selección de fútbol pero también de diversas actividades en el país asiático (Foto: junkstage.com)
Los butaneses cuentan con una monarquía constitucional comandada por el rey Jigme Khesar Namgyal Wangchuck, quien suele acudir hasta el Changlimithang National Stadium cada vez que la nación que preside disputa un partido en condición de local. Curiosamente, el fútbol no era bien visto por el gobierno, que ha sido el responsable de que Bután recién empezara a disputar algunas competencias a partir del año 2002, y que no duda en utilizar su estadio para celebraciones típicas o para la coronación de un nuevo monarca.

La otra final

La Federación de Fútbol de Bután se fundó en 1983, pero recién se afilió a la FIFA en 2000. Por una decisión propia no tomaron parte de las Eliminatorias hasta el actual proceso para Rusia 2018, aunque sí compitieron en el proceso clasificatorio para la Copa Asiática de Naciones y en los campeonatos organizados por la Federación de fútbol del Sur de Asia.
 
Su nula participación en las Eliminatorias mundialistas y sus pobres resultados a nivel de la AFC influyeron considerablemente para que fuera considerada como una de las selecciones más débiles del orbe.

 

 

En julio de 2002, el deshonroso último lugar en el Ranking FIFA le pertenecía a la isla caribeña de Montserrat, pero el penúltimo era para Bután, que fue convencida por el holandés Johan Kramerpara que ambas selecciones disputaran un partido amistoso que se jugaría en paralelo a la final del Mundial entre Brasil y Alemania.

El partido fue conocido como "La Otra Final" por el documental que Kramer filmó antes, durante y después del encuentro. El triunfo fue para los butaneses por 4-0 gracias a un hat-trick del histórico artillero local Wangay Dorji y otro tanto de Dinesh Chhetri (ver video 1). La victoria les dio una fama efímera en el mundo del fútbol.

Pasos en falso

Tras su victoria sobre Monserrat, Bután debió concentrarse en lo que iba a ser su participación en las Eliminatorias para la Copa Asiática de Naciones. Al principio les fue bien, con una victoria 0-6 sobre Guam y un empate 0-0 frente a Mongolia que le permitieron acceder a la siguiente instancia. La sorpresiva clasificación no impidió que se toparan con la cruda realidad de tener que enfrentar a selecciones mucho más poderosas como Indonesia, Arabia Saudita y Yemen, quienes la superaron ampliamente en cada uno de los encuentros.

 

 

Sin chances de disputar la máxima cita asiática de selecciones en China, Bután no jugó amistosos hasta 2006, cuando perdió 2-0 ante Nepal, 0-1 ante Sri Lanka y empató 0-0 frente a Brunei. Recién en 2008 pudo disputar una competencia oficial cuando jugaron la Copa Dorada de la SAFF con resultados sorpresivos que los catapultó hasta el tercer lugar gracias a su triunfo frente a Afganistán por 1-3 (ver video 2) y a su empate 1-1 ante Bangladesh que les permitió clasificar a semifinales del torneo, donde fueron superados por India en el último minuto del tiempo suplementario.

Del infierno al cielo

Luego Bután disputó once amistosos en los que cayó derrotado, pero que al parecer no mermaron los ánimos de una nación que no tiene nada que perder y que sueña en grande luego de haber debutado en las Eliminatorias con un par de victorias sobre la favorita Sri Lanka.

¿Qué cambió de la noche a la mañana? Sus jugadores siguen siendo amateurs pero parecen haber entendido la importancia del juego colectivo y de jugar ordenados para intentar aprovechar los errores del rival. Arriba se encomiendan a los goles que pueda marcar el delantero estrella Chencho Gyeltshen, que sí juega a nivel profesional en el Buriram United de Tailandia.
Chencho Gyeltshen le anota un gol a Sri Lanka y anota su nombre en la historia del fútbol de Bután (Foto: AFP)
El fútbol poco a poco empieza a cobrar un mayor protagonismo en esta nación de mayoría budista. A esto se suma la iniciativa de la federación de pagar 150 dólares a un grupo de jugadores que se concentran específicamente en el fútbol, mientras que los restantes son estudiantes y aficionados.

El camino aún es largo para Bután. Deben disputar la segunda fase de clasificación y es posible que sean eliminados, pero gracias a sus victorias podrán sumar puntos en el Ranking FIFA y dejarán de ser la peor selección del mundo, un primer paso que puede saber a poco, pero que para esta nación acostumbrada a ubicarse en el sótano de la clasificación es un primer gran paso.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: junkstage.com, AFP; Video: Youtube / Usuarios: naufaldi pratama y Ilyas Shujau


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy