Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comSporting Cristal y Real Garcilaso no son los únicos clubes de camiseta celeste que jugarán la Libertadores. Hubo un tercero que lo hizo: Defensor Arica, cuya notable campaña de 1969 lo llevó, como subcampeón, a la Copa del año siguiente.

 

Si el cielo es celeste, hubo otro equipo que tuvo un ascenso notable, pero en los años sesenta: el modesto Defensor Arica de Breña (fundado en 1929) y campeón de la Segunda División de 1964, debutó en el fútbol profesional al año siguiente. Su historia tuvo algunos nombres grandes: Ramón Mifflin y Julio Meléndez integraron sus filas en la muy buena campaña de 1965, que lo ubicó tercero. El cuadro celeste se destacó como animador: en 1967 ocupó el cuarto puesto. Pero el gran salto lo dio en 1969.

Una de las formaciones que presentó el equipo celeste de Breña en el campeonato de 1969 (Recorte: diario La Crónica)Ese año, Marcos Calderón llegó a Arica para reemplazar a un técnico emblemático del club, el argentino Benicio Acosta. El ‘Oso’, luego de cinco temporadas (1964-1968) y tres títulos con Universitario (1964, 1966 y 1967), asumió el desafío. Calderón, luego de tocar la gloria, no tenía problemas en apostar por proyectos más humildes y casi siempre los encumbraba: con Arica no fue la excepción.

La temporada de 1969 se dividió en un Apertura y un Clausura. El Apertura solo tuvo valor estadístico: fue un torneo casi amistoso, organizado para que los clubes no perdieran competencia y taquillas mientras la selección se preparaba para las Eliminatorias al mundial de México. Arica quedó sexto en el Apertura, con cinco triunfos, cuatro empates y cuatro derrotas.

Manue Mayorga va en busca del balón luego del primer gol del Arica, obra de Carlos Urrunaga sobre la valla del arquero Ponce de Centro Iqueño (Recorte: diario La Crónica)El Clausura 1969 arrancó inmediatamente después de la fiebre por la clasificación: se compuso de trece jornadas regulares (todos contra todos); de los catorce equipos, los seis mejores disputaron la liguilla por el título y los ocho peores la liguilla por el descenso, con los puntajes acumulados.

Con Sartor en el arco

La alineación habitual de aquel Arica de 1969 tuvo a Otorino Sartor en el arco. En defensa solían arrancar José Navarro, Javier Castillo, Julio Tijero y Rafael ‘Calidad’ Risco (quien fue convocado por ‘Didí’ tras la suspensión de Nicolás Fuentes, siendo titular en el 2-2 contra Argentina), aunque también podían alternar Walter Limo (por derecha) y Germán Lara (por izquierda). Los volantes de marca eran Manuel Mayorga y Francisco Quintana; Andrés Zegarra, Carlos Urrunaga, el zurdo José Sierra y Daniel Flores se encargaban de las tareas ofensivas. Los principales suplentes eran Héctor Salazar, Ángel Vicente Avilés y Alfredo Larios.

El gol de José Sierra que abrió la cuenta para el Arica en su triunfo sobre Alianza el cual le aseguró su pase a la liguilla (Recorte: diario La Crónica)Arica debutó en el Clausura el 21 de septiembre, con un empate 1-1 contra Sport Boys: Daniel Flores marcó para los celestes y Carlos ‘Cachetada’ Solís para los rosados. En la segunda jornada, derrotó 3-1 a Mannucci y el 4 de octubre no tuvo piedad de Centro Iqueño, al que vapuleó por 4-0.

En la cuarta fecha, conservó el invicto en Chiclayo, con un 0-0 ante Juan Aurich, pero la primera derrota llegó una semana más tarde: el 19 de noviembre, Universitario le ganó 0-1 con gol de Percy ‘El Trucha’ Rojas. La recuperación fue inmediata, con un triunfo 0-2 sobre Porvenir Miraflores, un empate 1-1 en el ‘Clásico de Breña’ ante Defensor Lima y dos victorias por 0-2, sobre Atlético Grau en Piura y sobre KDT en Lima; en la décima fecha, igualó 0-0 contra Sporting Cristal. En la fecha 11, resignó un empate en casa (1-1) contra Octavio Espinosa. Pero, una fecha más tarde, aseguró su clasificación a la liguilla por el título: con goles de Sierra y Urrunaga, derrotó 2-1 a Alianza Lima, que descontó por medio de ‘Pitín’ Zegarra.

El 'Pinocho' Urrunaga, con la '9' en la espalda, sale gritando su gol sobre la valla del meta Néstor Farías del Atlético Grau en el partido que los enfrentó en la liguilla (Recorte: diario La Crónica)En la última jornada, Arica era escolta del líder Deportivo Municipal, a solo un punto de distancia, pero cayó ante los ediles por 2-1; Universitario, con un empate 1-1 ante Atlético Grau, superó a los celestes, que entraron a la liguilla (que, como ya se dijo, incorporaba los puntajes de las trece fechas anteriores) en el tercer lugar. A aquel hexagonal por el título también clasificaron Alianza Lima, Juan Aurich y Atlético Grau.

Con el ‘Oso’ en el banco

Hugo Sotil en acción frente a la marca de Francisco Quintana y Javier Castillo en el partido que definió al subcampeón (Recorte: diario La Crónica)Con el arranque de la liguilla, en Lima, el panorama del torneo comenzó a cambiar. Arica debutó con una segunda derrota que fue clave: el descuento de Mayorga no evitó la caída (2-1) ante Universitario, que igualó en la punta a los ediles, que perdieron 0-2 contra Aurich. Arica quedó con tres puntos menos que ambos y fue alcanzado por Alianza, que goleó 3-0 a Grau. Una fecha, más tarde, las cosas se mantuvieron igual: con goles de Flores y Avilés, Arica igualó ante Municipal por 2-2, resultado que también se repitió en el clásico y en el Aurich-Grau.

Pero el asunto no terminó allí: en la tercera, hubo una nueva jornada de empates. Con gol de Urrunaga, Arica empató contra Alianza 1-1, mismo resultado que se dio en el ‘U’-Aurich; Municipal quedó 2-2 contra Grau.

En la penúltima jornada, los cremas derrotaron 2-1 a Municipal y no solo dieron un paso clave para el título, sino que le quitaron toda chance a Arica de ser campeón. Los celestes se enfocaron en un nuevo objetivo: tras ganarle 3-1 a Grau, se pusieron a un punto de los ediles y dejaron atrás a los blanquiazules, que cayeron 0-1 ante Aurich.

Carlos Urrunaga ya tocó el balón con la rodilla para vencer a Heraclio Paredes en el que fue el 2-1 del Defensor Arica sobre Municipal (Recorte: diario La Crónica)Después del Año Nuevo, se disputó la última fecha. El viernes 2 de enero de 1970, Alianza le ganó por 4-3 a Municipal y  lo puso en la cuerda floja; no solo porque consagró campeón, de forma automática, a la ‘U’ (que el sábado 3 cerró el año con un empate 1-1 ante Grau), sino porque un triunfo de Arica sobre Aurich bastaba para quitarle el segundo puesto y la clasificación copera. Este resultado no ocurrió: el domingo 4, Arica desaprovechó la mesa servida y apenas empató 1-1 ante el ‘Ciclón’, con lo cual solo pudo forzar el desempate por el subtítulo.

Este se programó para el martes 6 de enero y esa fue la fecha más importante en la historia de Defensor Arica: esa tarde, con goles de Andrés Zegarra y el ‘Pinocho’ Urrunaga, le ganó 2-1 a Municipal y se convirtió en el otro equipo celeste que alguna vez llegó a una Copa Libertadores.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica

comments powered by Disqus