Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comA ocho años de su debut en Primera, Irven Ávila emigró al fútbol de Ecuador, donde Liga de Quito sumó al quinto jugador peruano en su historia. ¿Cómo les fue a los anteriores?

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

Su primer partido oficial fue con camiseta de Universitario. La fecha fue el 20 de febrero de 2008, día en el que Ricardo Gareca -el actual técnico de la selección peruana- ordenó su ingresó por el colombiano Héctor Hurtado, autor del único gol con el que el cuadro crema le ganó esa vez por 0-1 a José Gálvez en Chimbote.

Desde entonces, y luego de consumar el éxito de su carrera actuando en Sport Huancayo y Sporting Cristal, de Irven Ávila siempre se esperó el momento en el que por fin pusiera un pie en el extranjero. Pues bien, ese momento llegó en esta temporada, siendo la Liga Deportiva Universitaria de Quito su nuevo club. La interrogante que ahora se presenta pasa por ver cómo le irá, una pregunta que otros cuatro futbolistas peruanos ya se hicieron en su momento.

Forzando la entrada

El primer jugador de Perú que actuó en LDU fue Guillermo La Rosa, quien en 1987 tuvo un rendimiento sobresaliente dentro de una campaña regular, pues pese a que llegó recién durante el segundo semestre, fue el goleador de su equipo aunque sin alcanzar el cuadrangular final por el título. Ese año logró 16 goles en igual cantidad de partidos, cifra que le permitió renovar contrato por un campeonato más.

Guillermo La Rosa -el segundo de los hincados- durante su segunda temporada en Liga de Quito (Foto: albo75.com)

Ya en 1988, al ‘Tanque’ La Rosa le tocó marcar solo cinco tantos en 33 encuentros, siendo esa su última campaña en el fútbol profesional y en la que una vez más quedó relegado de la lucha por ser campeón, aún pese a ocupar el primer lugar en la fase regular: empatado en puntos con Deportivo Quito, la diferencia de goles les jugó en contra para acceder a la final en la segunda etapa del torneo.

Herencia al alba

En 1989 Liga de Quito contrató a Julio César Antón y a Domingo Farfán, un ‘10’ y un ‘9’. El primero en llegar fue el ‘Artista’ Antón, a quien le fue mejor luego que Sporting Cristal lo dejó libre en los primeros días de enero, pues en 17 partidos anotó siete veces; a ‘Manguera’ Farfán, en cambio, le tocó viajar recién en febrero tras disputar la Liguilla del campeonato peruano con Unión Huaral, anotando cuatro tantos en 19 encuentros. En el torneo ecuatoriano a ambos les fue mal, pues su equipo no tuvo chance de pelear el título.

El éxito de Roberto Palacios en LDU es el mayor reto que se le presenta a Irven Ávila (Foto: eluniverso.com)

Tras esa experiencia con jugadores peruanos, LDU esperó hasta 2005 para sumar al cuarto en sus filas. Lo hizo bajo el auspicio de Juan Carlos Oblitas, quien un año antes tomó la dirección técnica del equipo y que supo aprovechar al máximo las cualidades de Roberto Palacios en las dos temporadas que lo tuvo a su cargo. En la primera, ‘El Chorri’ actuó en 44 partidos y marcó once goles, y ganó además el Torneo Apertura que se disputó durante el primer semestre. En su segunda campaña jugó 38 encuentros y volvió a marcar once goles, aunque en la Liguilla final por el campeonato quedó relegado al tercer lugar.

Pasaron diez años y ahora el reto para Irven Ávila consiste no solo en superar a los que lo antecedieron, sino en abrir nuevamente las puertas de un club ecuatoriano que destaca como uno de los más fuertes del continente americano.

Agradecimiento especial por investigación estadística: Aurelio Dávila

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: albo75.com y eluniverso.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy