Foto: FIFA.com / AFP Villarreal no jugó bien su última carta y decepcionó en Londres. Arsenal lo goleó 3-0 y accedió a las semifinales de la Champions. Su próximo escollo será Manchester United. El cuadro de Arséne Wenger quiere llegar a la final que no pudo ganar hace tres años.

 

LA FIGURA. Fue el más desequilibrante: marcó el primero de su equipo y lo derribaron en el área para el tercero. El gol de Theo Walcott fue una pinturita. Tras el pase de Cesc Fábregas, tomó el balón y le hizo un sombrerito al arquero Diego López, dejándolo consternado y mirando como la bola bajaba por las redes de su arco. Mención honrosa tanto a Adebayor como a Van Persie, que concretaron los otros goles.

LA CONSOLIDACIÓN. Los ‘gunners’ fueron muchísimo más que el 'Submarino amarillo'. Y ello gracias a la consolidación de sus tres atacantes: Adebayor, Walcott y Van Persie. Los tres hicieron los goles del partido y tuvieron otras ocasiones para ampliar el marcador. 

EL DESASTRE. La errática marca del uruguayo Sebastián Eguren complicó a su defensa para las tareas en bloque. Las recurrentes faltas que cometió perjudicaron a su elenco,  hasta que fue expulsado con doble amarilla por reclamar al árbitro. La garra charrúa hoy no estuvo presente.

LA DECEPCIÓN. El cuadro de Manuel Pellegrini otra vez quedó cerca de hacer historia en la Champions. El técnico chileno no contó para este partido con Santiago Cazorla ni Marcos Senna, siendo su equipo maniatado durante los 90 minutos. Definitivamente, llegó la hora del recambio para Villarreal.

LA TRADICIÓN. Quedó claro que los ‘gunners’ siguen siendo el rival que el Villarreal no quisiera enfrentar nunca en instancias finales. En la temporada 2005-2006 fue eliminado por ellos en las semifinales del torneo. Aquel Arsenal llegó a la final, que perdería ante Barcelona. ¿Se repetirá también esta historia?
 

Foto: FIFA.com / AFP

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy