Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUna vez más, Ayacucho se vio comprometido con la lucha por la permanencia en Primera, aunque pudo zafar gracias a los resultados en la recta final. La pérdida frecuente de puntos como local evitó que pueda clasificar a un torneo internacional.

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

Las cifras

- El goleador del equipo: Willyan Mimbela (12 goles)

- El mejor resultado: Ayacucho FC 3 - Universidad San Martín 0 (Torneo de Verano, fecha 7)

- El peor resultado: Sporting Cristal 4 - Ayacucho FC 0 (Torneo de Verano, fecha 4), Alianza Lima 4 - Ayacucho FC 0 (Apertura, fecha 4), Comerciantes Unidos 4 - Ayacucho FC 0 (Clausura, fecha 1)

- Cantidad de jugadores empleados: 33

- Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 4

- Técnicos: 2 (Francisco Melgar, fecha 1 del Torneo de Verano a fecha 1 del Clausura; Carlos Leeb, fechas 2 a 15 del Clausura)

La pizarra

Tanto con Francisco Melgar como con Carlos Leeb, el dibujo táctico de Ayacucho fue muy estable y fácilmente reconocible a lo largo del año. El 4-2-3-1 fue la formación que predominó, con pequeñas variaciones en algunos partidos de visita como el 4-línea-1-1, sistema con el que simplemente los volantes por banda se retrasaban y apoyaban a los laterales. Sobre el final de la temporada, sin embargo, se recurrió al 4-trapecio-2, esto fundamentalmente por los refuerzos que realizó el equipo que se lo permitieron.

El arco de Ayacucho tiene dueño hace ya muchos años: Mario Villasantti estuvo presente en 43 de los 44 encuentros a lo largo del torneo, y fue simplemente reemplazado por Gianfranco Castellanos en un encuentro completo y en otro parcialmente. La zaga central estuvo conformada fundamentalmente por Sixto Ramírez y el experimentado Raúl Penalillo, que cuando no pudo estar por lesión o suspensión fue reemplazado por Marcos Ortiz o Tenchy Ugaz, en ese orden. Este último fue recurrido más como central, pero también jugó en su posición natural: como lateral por derecha.

Precisamente los laterales fueron, sobre todo cuando dirigió Melgar, puntos fuertes de Ayacucho: generalmente por el lado derecho con Jesús Arismendi, quien fue uno de los mejores del equipo. Cuando jugó de local tuvo activa participación tanto en sus proyecciones al ataque como en su influencia de cara al gol: marcó seis goles y fue el lateral con más anotaciones de toda la temporada en Perú. Su suplente natural fue Ugaz, pero sus chances de quitarle el puesto a Arismendi fueron escasas. La tercera opción en el puesto fue el juvenil Dani Aliaga, quien casi no participó. Por el lado izquierdo, si bien la competencia fue algo más pareja, se consolidó Iván Chumpitaz. En esa posición alternaron Junior Huerta, fundamentalmente bajo la dirección técnica de Melgar; y Arón Bernal, sobre todo cuando llegó al equipo Leeb.

En la primera línea de volantes hubo cierta rotación, pero fue prácticamente indiscutible lo de Juan Morales, quien estuvo acompañado principalmente por Paolo Joya. Henry Colán fue frecuentemente reubicado en esa posición sobre todo en partidos de local para poder aprovechar su desdoble ofensivo, pero participó más como volante por la derecha. Tuvieron participación también Josimar Atoche -cuando llegó al equipo luego de su paso breve por el fútbol polaco- y, aunque más relegados aún, el juvenil Maggeber Aliaga y Juan Carlos Nakaya.

En segunda línea, como ya se mencionó, fue frecuente lo de Henry Colán hacia el lado derecho. El juvenil Luis Carranza fue, sobre todo en la segunda mitad del año, su suplente natural, aunque su presencia en el equipo se debió a la necesidad que había por sumar en la Bolsa de Minutos. Como enganche estuvo Willyan Mimbela durante casi toda la temporada. El volante que llegó de Alianza Lima fue el eje y jugador más valioso del equipo y no tuvo algún jugador que pudiera reemplazarlo completamente. Por izquierda resaltó lo de Jairsinho Gonzales, quien tuvo como suplente a Israel Kahn; si bien este último ingresó casi siempre en todas las posiciones del ataque, nunca pudo consolidarse como titular. En la delantera fue indiscutible lo de Carlos Orejuela, cuyas alternativas fueron Marcos Pirchio y Aurelio Gonzales Vigil, quienes llegaron para la segunda parte del año.

El capo / La mejor contratación: Willyan Mimbela (13.39)

Mimbela (Foto: Michael Carrión / prensa Ayacucho FC)El enganche tuvo un sorprendente 2017: pese a jugar en un equipo de altura, logró superar las recurrentes lecciones, se mantuvo en un buen estado físico y disputó casi todos los partidos de la temporada. Hizo también un sacrificio mayor: durante unas fechas del Apertura, tuvo que jugar como falso ’9’ ante la lesión de Orejuela y la falta de un suplente natural en el plantel. El exvolante de Alianza Lima fue, además, determinante con el lanzamiento de tiro libre: de los doce goles que anotó a lo algo del año, seis los hizo mediante esa vía. Esto llevó a que su titularidad fuera indiscutible y su ausencia, muy notoria.

La revelación: Luis Carranza (12.18)

Carranza (Foto: Michael Carrión / prensa Ayacucho FC)El volante categoría 1998 fue prestado por Cristal a inicios de temporada y fue la más grata aparición de Ayacucho en la temporada. Si bien no rindió actuaciones brillantes, cumplió cuando se lo requirió por la banda derecha y se consolidó para ser la principal fuente de minutos para que el equipo pudiera sumar en la Bolsa de Minutos. Tuvo presencia hasta en 28 partidos y logró marcar un gol. Dado que aún le quedan dos temporadas más para contar como juvenil, representaría una buena apuesta por parte del cuadro ayacuchano el hecho de buscar renovar su préstamo.

La decepción: Juan Raúl Neira (10.80)

Neira (Foto: Michael Carrión / prensa Ayacucho FC)Pese a haber terminado el año anterior con aceptables actuaciones, esta temporada no parece haber sido lo mejor para el jugador de 22 años nacido en Lima. Le costó mucho hacerse un espacio en la primera línea de volantes con la presencia de Joya, el cambio de posición de Colán y la posterior contratación de Atoche; y en los cinco partidos en los que fue requerido, logró anotar un gol, pero también se fue expulsado en una oportunidad. Finalmente, una mención más que especial para el argentino Juan Manuel Leroyer, quien debutó en la fecha 14 del Clausura y vivió una de las peores catástrofes alguna vez recordada: ingresó a los 87' por Orejuela y se fue expulsado a los 90'. O sea, jugó solo 3 minutos en el fútbol peruano.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Michael Carrión / prensa Ayacucho FC


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy