• APRETADO Y EMPATADO. Madaya es presionado con cariño por el marcador norteño, al final reparto de puntos (Foto: AP)
  • ATRÁPALO COMO PUEDAS. Cabrera y Pietro se esfuerzan al máximo para detener al norteño que ni con falta parece caer (Foto: AP)
  • SI EL GOL VA A LA MONTAÑA. Montaño va a celebrarlo. El colombiano ha mostrado dotes efectivas y ya acumula cuatro dianas (Foto: AP)
  • TREN AL NORTE. Uruguay forma un improvisado tren al celebrar el gol que le hace ilusionarse con la clasificación al mundial colombiano (Foto: AP)
  • NO TE ESCUCHO. Pese al gol, Madaya parece resignado y no quiere oir los cánticos del rival (Foto: AP)
  • TÍTULO DE LA FOTO 01. Texto de la foto 01 (Foto: REUTERS)

 

La frecuencia: CMD

La elocuente dupla conformada por Ramón Quiroga -en los comentarios- y Jorge Kieffer -en la narración- estuvo encargada del partido inaugural de la segunda fecha del Hexagonal Final. Secundándolos, el siempre cumplidor Fernando Egúsquiza se encargó del trabajo a ras del campo. Lamentablemente, quienes sintonizaron la transmisión se volvieron a topar con un problema que viene siendo costumbre en el canal de cable, y es que la narración del encuentro llevaba un par de segundos de adelanto con relación a las imágenes que se emitían. Por lo demás, el trabajo realizado por el tridente se desarrolló adecuadamente.

La pizarra: Más fácil que la tabla del uno

Ambas selecciones salieron al campo de juego con los esquemas tácticos que los llevaron a clasificar al Hexagonal Final. Por el lado uruguayo, Juan Verzeri mantuvo su 4-2-3-1, pero incluyó a dos jugadores que no son habituales titulares: Ramón Arias, como lateral derecho, y Nicolás Prieto en la primera línea de volantes. No obstante, el funcionamiento del equipo no decayó pese a los cambios. Por su parte, Sixto Vizuete mantuvo el mismo once que logró una sorpresiva victoria ante Argentina en la primera fecha del Hexagonal. Es así que Edson Montaño, uno de los jugadores más destacados de la cancha, y su compañero de ataque, Caicedo, volvieron a mostrar un gran nivel, debido a su potencia y movilidad por todo el frente de ataque. La única salvedad que habría que resaltar en el juego de Ecuador con respecto al primer partido, es el decaimiento en el juego de Chalá, quien no pudo otorgarle un dinamismo a la banda izquierda, lo cual obligó a sus compañeros a sobrecargar el juego por la banda de Ibarra.

Los cambiazos: Siempre se puede aprender

Con un resultado desfavorable y un juego que no invitaba a mayores expectativas, Sixto Vizuete se decidió en el segundo tiempo por el ingreso de Fernando Gaibor y Marlon De Jesús. Ambos jugadores le permitieron al conjunto norteño tener un mayor dominio del balón, y por sobre todo, una mayor profundidad en sus ataques. En tienda celeste, Juan Verzeri, a comparación de otras jornadas, no acertó con sus cambios, los cuales no trascendieron en el trámite del cotejo. Tanto Vecino como Machado, no le dieron mayores variantes al elenco charrúa.

El capo: Camilo Mayada

Ante la intrascendencia de Luna, Mayada apareció para conducir el juego del conjunto uruguayo a lo largo del partido. El jugador del Danubio supo hilvanar diversos ataques, e incluso marcó el tanto de su selección ante Ecuador.

El extraviado: Federico Rodríguez

El delantero uruguayo no estuvo en su mejor noche, y desentonó en el juego de su selección durante los minutos que estuvo en la cancha. Sin peso en el área ecuatoriana, la labor de Narváez y Quiñónez se hizo sencilla. De igual modo, cada vez que salió del área, Rodríguez careció de fundamentos para llevar a buen puerto los ataques de su selección.

Jailaits

Lejos estamos mejor: Uruguay practicó un monólogo de ataque durante todo el encuentro: el remate de larga distancia. Si bien a los 17' inauguró el marcador por intermedio de Mayada, los charrúas intentaron en más de una ocasión aumentar el marcador por medio de esta vía. A los 26', 28', 33' y 66', Cayetano, Polenta y Vecino casi vencen la resistencia de Jaramillo.

Uno no es ninguno: A los 57', Edson Montaño dio una clase de cómo un delantero debe de moverse en el área cuando se encuentra sólo. El atacante norteño logró ganarle el vivo a Cabrera, Polento y compañía, para quedar sin marca frente al arco de Ichazo. Con un sutil golpe de cabeza, Montaño decretó el empate y aumentó sus cifras en la tabla de goleadores del torneo.

No tiene perdón: : A falta de 2' para la culminación del encuentro, una escapada de Caicedo derivó en un centro al ras del piso que encontró sin marca a Marlon De Jesús. Cuando el delantero ecuatoriano sólo tenía que colocar su pie para que el balón impactase en él, la fuerza que dispuso para añadir el esférico hizo que la pelota saliera completamente por encima del pórtico uruguayo. Para no creerlo.

Fotos: Reuters

Leer más...

El bloc de Notas

La ficha del partido

Comentarios (1)add
...
escrito por sheikh , febrero 03, 2011
Este Montaño juega muy bien.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy