• LA FIGURA. Andrada se erguió como el mejor jugador del cotejo debido a su seguridad bajo los tres palos. (Foto: REUTERS)
  • NO PUDO CELEBRAR. Iturbe no pudo mostrar toda su movilidad y potencia en los minutos que estuvo en la cancha. (Foto: REUTERS)
  • DECEPCIONADOS. Pese a la victoria conseguida ante Colombia, los jugadores argentinos salieron cabizbajos por no clasificar a las Olimpiadas de Londres. (Foto: REUTERS)
  • FUERON UNA LÁGRIMA. El rendimiento de Colombia fue más que paupérrimo. Los cafeteros no pudieron aguantar el llanto tras la derrota ante Argentina. (Foto: REUTERS)
  • TE VAS. Sergio Araujo sale lentamente del campo de juego tras ser expulsado por el árbitro principal Marlon Escalante. (Foto: REUTERS)

 

La frecuencia: CMD

En el partido que dio inicio a la última fecha del sudamericano, CMD decidió colocar a los pesos pesados para cubrir las incidencias del cotejo entre Colombia y Argentina. Es por ello que Alberto Beingolea, Daniel Peredo y Pedro García, cada uno en sus funciones ya conocidas, cumplieron con la tarea de llevarnos una amena transmisión, que no tuvo mayores sobresaltos a excepción del extraño sabor del café del ‘Internacional’. Por último, la virtual designación de Andrada como el mejor jugador del torneo debería tomarse con pinzas. Y es que hubo individualidades en Uruguay y Brasil que pesaron más que la regularidad del buen portero argentino.

La pizarra: Hay que cerrar el telón

Las propuestas de ambas selecciones no variaron con relación a sus anteriores encuentros. Los cafeteros salieron al campo con su típico 4-línea-2, en el cual sorprendió la exclusión de Michael Ortega y de Edwin Cardona en la volante. Dichas ausencias se notaron en el juego colombiano debido a la lentitud que mostraron Diaz y Córdova. De igual modo, la posición de Javier Calle como segundo delantero causó extrañeza ya que nunca sintió la vocación de buscar el arco de Andrada. Mientras tanto, en tienda albiceleste, el 4-cuadrado-2 no sufrió mayores sorpresas en cuanto a su funcionamiento. No obstante, es necesario mencionar que Perazzo volvió a apostar por la rotación de jugadores en materia ofensiva, lo cual explicó las ausencias de Funes Mori e Iturbe.

Los cambiazos: Hay cosas que nunca cambian

Ante un desempeño más que discreto, Eduardo Lara apostó en la segunda mitad por los ingresos de Cardona y Castillo para tener una mayor dinámica en el mediocampo. De igual manera, el ingreso de Migue Julio hizo posible que los cafeteros pudieran tener un mejor nexo entre el ataque y la defensa; no obstante, la poca claridad en los ataques hizo imposible que Colombia pudiera acortar distancias en el resultado. Por su parte, Walter Perazzo, ante una temprana expulsión de Sergio Araujo, no decidió arriesgar más de la cuenta y se conformó con mantener el triunfo dejando de lado una lejana esperanza de clasificar a las Olimpiadas. Es así que los ingresos de Battagli, Iturbe, y Lucas Rodríguez no modificaron el juego albiceleste.

El capo: Esteban Andrada

El portero argentino volvió a exhibir todas las cualidades que lo han llevado a ser considerado como el mejor portero del sudamericano. Con una sobresaliente solidez en sus atajadas, y una concentración envidiable, el portero de Lanús evitó en más de una oportunidad una segura caída de su arco. No obstante, sus reflejos y su seguridad a la hora de cada atajada hicieron posible que Argentina terminara con el arco invicto.

El extraviado: Edwin Cardona

Se esperaba mucho más del habilidoso volante colombiano. Empero, a lo largo de los 45' que estuvo en la cancha, demostró que todavía es un jugador que se deja llevar en demasía por su temperamento. Justamente a los 57' casi deja a su equipo con 10 hombres debido a una agresión verbal en contra del juez asistente Jorge Urrego.

Jailaits

Buen ojo: A los 12', un jalón de Ospina fue correctamente percibido por el juez Marlon Escalante, quien no dudó en sancionar la falta ante la sorpresa de los colombianos y la incredulidad de los jugadores albicelestes, los cuales no habían advertido tal infracción. De ahí en más, Ferreyra se encargaría de transformar la pena máxima por gol.

En febrero todavía es navidad: Cuando el reloj marcaba los 32', un inofensivo tiro libre de Hoyos encontró mal parada a la defensa colombiana y permitió que Zuculini pudiera decretar el segundo tanto argentino con un remate de pierna derecha. El volante gaucho encontró el balón al borde del área chica y tuvo todo el tiempo del mundo para acomodarse y sacar el disparo.

Irresponsable: Cuando Walter Perazzo se había contagiado del ímpetu de la tribuna por lograr la hazaña de golear a Colombia, una agresión de Sergio Araujo en contra de Viáfara diluyó las esperanzas albicelestes por lograr la clasificación a Londres.

Fotos: Reuters

Leer más...

El bloc de notas

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy