• MUY APURADO. El cafetero Javier Calle trata de definir raudamente ante la salida del golero Luis Cárdenas. (Foto: Reuters)
  • VOZ DE MANDO. El capitán colombiano, Juan David Cabezas, llega oportunamente a frenar una incursión altiplánica. (Foto: Reuters)
  • PODER Y GOL. Darwin Ríos se esfuerza por impedir la salida del balón. El '18' boliviano volvió a hacerse presente en las redes rivales. (Foto: Reuters)
  • SUCIA MISIÓN. Entre Didier Moreno y Sebastián Viáfara logran estorbar el movimiento del altiplánico Darwin Ríos. (Foto: AP)
  • VÍA LIBRE. Pedro Franco corre a festejar el primer tanto de la noche tacneña. Con la victoria, los colombianos quedaron muy cerca del Hexagonal. (Foto: AP)

 

La frecuencia: CMD

Gino Bonatti estuvo a cargo de la narración, mientras que a su lado y en los comentarios se encontró Ramón Quiroga. Esta vez, el ex arquero de la selección peruana se mostró fino al momento de nombrar a los jugadores y no cometió alguna de sus ya clásicas patinadas (¿a drede?). A ras de campo, y bastante informada de la actualidad de ambos equipos, Romina Antoniazzi cumplió una muy acertada función.

La pizarra: Tres que matan

Marco Sandy decidió mantener su línea de tres en el fondo luego de su gran resultado ante Brasil, pero esta vez dejó demasiados espacios en el fondo. El 3-4-1-2 boliviano fue una puerta abierta para los veloces atacantes cafeteros. Por su parte, Colombia presentó un esquema bastante más ordenado, con un 4-línea-2 en el que tanto Calle como Ortega cumplieron funciones por las bandas al momento de defender y se metieron al medio a la hora de atacar.

Los cambiazos: Ni chicha ni limonada

Casi no surtieron efecto en el partido. Por más que Marco Sandy haya buscado más peso en ofensiva haciendo ingresar a Reyes y Becerra, no lo logró y el partido siguió siendo dominado por su contrincante. Y es que los colombianos trataron de refrescar su equipo cambiando hombres en zonas estratégicas del mediocampo. Al final, los ingresos de Córdoba y Julio les dieron un aire extra a los dirigidos por Eduardo Lara.

El capo: Julio Calle

El volante colombiano le metió un pase de antología a Escobar en el segundo gol y, además, se mostró como el gran conductor de su equipo. Tiene ida y vuelta, le pega bien al balón y sobre todo posee visión. Un gran prospecto del fútbol cafetero.

El extraviado: Gianakis Suárez

staba llamado a ser el enlace de su selección, a ser el nexo entre el mediocampo y la delantera, pero no fue eso ni de cerca. El ‘10’ altiplánico estuvo perdido en el partido y prácticamente no hizo nada productivo para su equipo. Bolivia, al igual que Perú, tuvo muy poco peso en ofensiva.

Jailaits

Como Pedro en su casa: Corrían apenas 17’ y Colombia ya hacía presagiar lo que sería el resto del partido. Dominó con autoridad y llegó un tiro libre desde el lado derecho lanzado a manera de centro para que el central Pedro Franco la mandara al fondo de cabeza.

Tiene calle: Los cafeteros seguían dominando el partido con pocos problemas y, sobre los 37', apareció Javier Calle para meterle un gran pase a Andrés Escobar, quien sin problemas descontó al arquero Luis Cárdenas y puso el segundo.

¡Chuma!: Todo hacía suponer que el partido se seguiría definiendo a favor de los colombianos, pero como en el fútbol no existe la lógica, apareció Darwin Rios -a los 57'- para marcar de cabeza luego de un gran centro de Alejandro Chumacero.

Fotos: Reuters, AP

Leer más...

Bloc de Notas

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy