• SIN DAR VENTAJAS. Oscar Ruiz logra anticiparse a Sergio Garzón y cabecea un balón que pretendía ser controlado por el boliviano. (Foto: REUTERS)
  • ÚNICO GRITO. Torres festeja gritando a todo pulmón su conquista. El tanto del volante fue fundamental para que Paraguay obtuviera el triunfo ante un irregular conjunto boliviano. (Foto: REUTERS)
  • IDEAS CLARAS. Iván Torres, el jugador diferente de Paraguay, es felicitado por sus compañeros tras su conquista, la cual le permitió a los guaraníes sumar sus tres primeros puntos en el torneo. (Foto: REUTERS)
  • SE ROBÓ LAS MIRADAS. Iván Torres se irguió como la figura del partido debido a su aporte en la mayoría de ataques paraguayos y por su capacidad de sacrificio en las labores de recuperación de balón. (Foto: REUTERS)
  • UNA LUCHA NADA PAREJA. Nelson Ruiz se proyecta por la banda eludiendo la marca de Ramiro Ballivian, quien pese a su persistencia no consigue frenar el ímpetu del paraguayo. (Foto: REUTERS)
  • NO LO MUEVEN. Pese a la fuerza empleada por Sergio Garzón, éste no consigue desplazar a un bien plantado Claudio Correa. (Foto: REUTERS)

 

La frecuencia: CMD

Gino Bonatti estuvo a cargo de la narración de un partido que ni con ímpetu pudo volver más entretenido de lo que en realidad era. A su lado, ‘Titín’ Drago en lo comentarios leyó muy bien las estrategias de ambos entrenadores y, además, le dio con palo al capitán altiplánico, Alejandro Chumacero, quien llegaba al partido con cartel de figura y verdaderamente terminó decepcionando. A ras de campo todo quedó en la voz de Romina Antoniazzi, quien como siempre estuvo atenta y acertada en los comentarios. Nunca se complica.

La pizarra: La ley y el desorden

Por un lado estuvo el equipo paraguayo, que pese a no lucir se mostró como un típico cuadro guaraní; es decir, sumamente ordenado. Un línea de cuatro muy clara en el fondo, un rombo en el medio con Iván Torres como creador y adelante dos puntas: Correa como referente por el centro y Ruiz yendo por fuera. Los bolivianos, en cambio, pusieron mucho esfuerzo en cada jugada pero fueron un fiasco en lo táctico. El 3-4-1-2 de Marco Sandy -ex mundialista boliviano- terminó dándole demasiadas ventajas a su rival. Los volantes laterales no funcionaron ni en la marca ni en el ataque, los contenciones menos y los zagueros daban miedo. Arriba Hoyos y Rios fueron de lo mejor, pero con eso no alcanzó.

Los cambiazos: Sin gracia

En vista de las ventajas que daba su escuadra, Marco Sandy decidió cambiar su planteamiento inicial por un 4-4-2, haciendo ingresar a Borda por Ballivian, pero las cosas no mejorarían. Cuando el partido entraba en su recta final, el técnico verde quiso arriesgar un poco más y se la jugó con los ingresos ofensivos de Carinao y Becerra, pero la defensa guaraní los controló sin problemas. Por su parte, el equipo albirrojo decidió no arriesgar y mantener el resultado buscando siempre el arco rival, pese al poco éxito. Ferreira, Vargas y Montenegro ingresaron para refrescar el ataque y no perder presencia en el área rival.

El capo: Iván Torres

Marcó un gol de otro partido y eso le valió para ser el mejor. Es el hombre diferente de Paraguay, y cuando la bola pasa por él, el juego guaraní se vuelve mucho más fino. Hoy no se mostró mucho, pero igual fue el más desequilibrante.

El extraviado: Alejandro Chumacero

Capitán y figura de Bolivia en la antesala. Extraviado en el análisis. Hizo muy poco y perdió muchos balones con facilidad cuando su función supone todo lo contrario. Pone mucha garra y corre muchísimo, pero técnica y tácticamente está muy lejos de ser un referente para ponerse a todo un equipo al hombro.

Jailaits

Debió acabar ahí: Si el partido acababa a los 24', luego del gol de Iván Torres, nadie se quejaba. Es que de ahí en más prácticamente no se vio nada. Ruiz recibió un balón sobre la izquierda y cedió bien para el jugador de Cerro Porteño, quien arrancó desde la mitad de la cancha y, antes de llegar a la media luna, sacó un perfecto zurdazo que venció al arquero Cárdenas. Un golazo.

Pudo ser el segundo: Bolivia no acababa de recuperarse tras el primer gol de su rival y casi lo vacunan de nuevo. Se juntaron los Ruiz y dejaron a Benítez solo, quien se la perdió en el mano a mano frente a Cárdenas a los 28’.

Se achicó el arco: Paraguay juagaba a media máquina pero aún así creaba situaciones de gol. A los 65’, Óscar Ruiz malogró la mejor jugada colectiva del partido al enviar su remate por encima del travesaño cuando el gol era cantado.

Fotos: Reuters

Leer más...

Bloc de Notas

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy