Foto: Héctor Vargas / Diario El RancagüinoLa Sub-20 de Brasil apenas ganó por 1-0 con gol de penal de Lincoln a un digno Bolivia. Los de Carlos Amadeus clasificaron sin convencer y hasta con sufrimiento a un rival que quizá dejó buena imagen, pero el bagaje de apenas un gol y la imposibilidad de desprenderse del rótulo de selección más débil de la región.

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

El Capo: Phelipe I

Increíble que en un partido en el que la historia marcaba una diferencia abismal, el más destacado haya sido el arquero brasileño. Y es que de no haber sido por su seguridad y agilidad, se podría estar hablando de una tragedia. La regularidad de Phelipe ha sido importante durante todo el torneo y esta vez se lució cuando fue necesario. Mención importante para Rodrygo, quien echó galones y lideró el equipo pero no concretó su actuación con un gol.

La Pizarra: Misma idea, mismo desorden

Carlos Amadeus mantuvo su 4-3-3 pese a la derrota ante Chile. Papagaio ya había salido debido a una lesión por Lincoln; esta vez el atacante del Gremio inició acciones junto a Rodrygo y Marquinhos Cipriano en ataque. Emerson entró como lateral derecho en vez de Vitinho, y Luan Cándido lo hizo por Carlos en el otro flanco.

Sixto Vizuete, en tanto, mantuvo su 4-2-3-1 con la misma defensa, y las novedades de Franz Gonzales en la medular y Sebastián Melgar como punta por Misael Cuéllar y César Menacho. Al final, pasó a emplear defensa de tres cuando salió Joel Fernández por John García para buscar la heroica.

El Cambiazo: Tete a Tete

Erick Cano aplica su velocidad, pero la efectividad del boliviano estuvo ausente. (Foto: Héctor Vargas / Diario El Rancagüino) 

Para refrescar la delantera, Amadeus sacó a Lincoln y metió a Tete. El hombre de Gremio tuvo la más clara para liquidar: un pase Rodrygo lo dejó solo y su remate se fue rozando el segundo palo de Cuéllar.

El Jugadón: Magia negra

Rodrygo sacó toda la magia de las estrellas brasileñas al hacerse un autopase con el que dejó dos rivales en el camino. Cuando Cuéllar le achicó el ángulo, se abrió y cayó copiándose de las peores mañas.

El Tapadón: No hay vacante

Cuando más se avecinaba el gol de Bolivia y sufría Brasil, apareció el diferente altiplánico. Ramiro Vaca remató de derecha y forzó la volada de Phelipe, que comenzó así a erigirse como la gran figura del encuentro.

El Extraviado: De vacaciones

Aunque se lea increíble, Phelipe fue la figura del Brasil - Bolivia. (Foto: Héctor Vargas / Diario El Rancagüino) 

Entró por César Menacho, pero Sebastián Melgar -pese a lo que promete en las divisiones menores de Boca Juniors- no logró el segundo gol boliviano en el torneo. Tuvo una clara pero, sin marca, cabeceó muy abajo.

El Duelo: Avenida Brasil

Cada vez Rodrygo va a estar más cerca de tener una chance en el Real Madrid si ofrece partidos como este -con lo que siguió su ley de intercalar malas con buenas actuaciones en este certamen-. En esta ocasión literalmente destruyó a Wálter Antelo y no solo generó un penal, sino que fue imposible para el central controlarlo. Ppr ello con recurrencia necesitó ayuda de los dos Fernández, Joel y Roberto.

Kazuki Ito: El astro de su lado

Tranquilo partido para el argentino Facundo Tello. Manejó las tarjetas y el penal de Antelo sobre Rodrygo fue claro. En el complemento no compró una nueva caída de Rodrygo; aunque no lo amonestó, dejó seguir con corrección.

El Gol

Fotos: Héctor Vargas / Diario El Rancagüino


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Brasil 1 - Bolivia 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy