Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a TalcaA pesar de llegar mejor descansado que su rival de turno, Perú no rindió una buena actuación y cayó 1-0 ante un Paraguay que no hizo mucho -pero sí más-. El equipo de Daniel Ahmed dejó muchas dudas de cara al próximo partido del Sudamericano Sub-20.

Kenny Nagahama | @Kenny_Nagahama
Redactor

El Capo: De otro partido

Puede sonar cliché, pero en este caso corresponde muy bien al contexto. Braian Ojeda, autor del único gol del partido, combinó lo característico y lo inesperado de un encuentro trabado: le ganó muy bien un balón a Walter Tandazo tras un despeje, y con muy buena técnica venció a Emile Franco desde lejos. Sumado a esto, contribuyó a ejercer la superioridad del mediocampo albirrojo sobre el peruano.

La Pizarra: Sin tiza

El Paraguay de Gustavo Morínigo salió al campo con el mismo 4-trapecio-2 que enfrentó a Argentina, pero con tres cambios nominales. El que terminó siendo clave fue el de Ojeda por Lucas Sanabria, aunque Antonio Marín también supo complicar a la defensa peruana. Con mayor agresividad y presión, la albirrojita superó a su rival, generó muchas más ocaisones de peligro, y los centrales Robero Fernández y Alexis Duarte despejaron bien todos los balones que lanzaron los peruanos.

Por su parte, el Perú de Daniel Ahmed también repitió el 4-2-3-1 que planteó ante Uruguay. Sin embargo, sea cual fuera la idea o plan, no pudo ser trasladado a la práctica, pues la blanquirrojita tuvo serias deficiencias en el juego colectivo. Sumado a la poca precisión y capacidad de generación de peligro, no hubo nadie que se atreviera a tentar la vía individual hasta que ingresó Oslimg Mora. A pesar de la intención manifestada de salir jugando, la vía -improductiva, finalmente- por la cual se insistió más fue la de las pelotas largas para Fernando Pacheco.

La Clave: Yo también juego

Christopher Olivares estuvo muy lejos de la zona de peligro. La defensa de Paraguay cumplió con alejarlo del área. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Talca) 

Fue muy evidente, en especial durante el primer tiempo, que Perú recostó demasiado su juego por el lado izquierdo. Marcos López jamás apareció, y Fabio Rojas no daba salida por su banda -aunque es cierto que en muchas ocasiones se mostró como opción de pase y no se la dieron-. Todos los balones iban para un Pacheco muy solo y sin la inspiración del partido pasado, por lo que Christian Candia no afrontó mayores problemas. Por el contrario, Alan Rodríguez superó a Rojas en la mayoría de duelos por izquierda. Esta superioridad por los costados fue clave para la generación de peligro por parte de Paraguay, y la insistencia de Perú con la izquierda facilitó la labor.

La Joyita: Una y solo una

Puede parecer reiterativo en este punto, pero lo único que amerita la denominación de La Joyita en este partido es el golazo de Brian Ojeda. Tras ser superior nuevamente en el inicio del segundo tiempo, el '8' guaraní supo rematar perfectamente de contra bote de larga distancia, recurso que Perú jamás se animó a utilizar.

El Extraviado: Fuera del marco

No quiere decir que fue el punto más bajo, pero por lo que se conoce y se ha visto de él -teniendo como antecedente más reciente su gran partido ante Uruguay-, era normal esperar más de Marcos López. Intrascendente y con muy pocas apariciones, fue reemplazado por un atrevido Oslimg Mora. No obstante, es justo destacar que el equipo se apoyó muy poco en la banda derecha cuando el extremo de Sporting Cristal estuvo en el terreno de juego.

El Tapadón: Lo único seguro

El ingreso de Oslimg Mora le dio más velocidad al ataque peruano, pero no fue suficiente. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Talca) 

Si hay algún punto en el equipo peruano que no genere preocupación, ese es el arco. Emile Franco se ha mostrado seguro y ha respondido siempre bien desde el partido ante Uruguay. Esta vez le atajó un muy fuerte remate de zurda a Fernando Cardozo dentro del área en el primer tiempo, tras uno de los varios errores en salida del equipo.

El Cambiazo: A nada

No fue propiamente un cambio superlativo, pero en la situación lamentable que atravesaba Perú en el partido tras el gol en contra, sí fue una lavada de cara: el ingreso de Oslimg Mora le dio a Perú la posibilidad de desequilibrar individualemente, jugar más por la banda derecha, y finalmente poder hacer un disparo.

Kazuki Ito: Parte de la masa

La cuarteta arbitral encabezada por Piero Maza pasó desapercibida durante el trámite. Más allá de un pelotazo adrede que le lanzó Marcelo Rolón a Mora cuando este último estaba en el suelo, el juez chileno no cometió error significativo alguno.

El Gol

Fotos: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Talca


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Paraguay 1 - Perú 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy