Foto: ConmebolEn un partido con poquísimas chances de gol, Colombia y Brasil empataron 0-0 y quedaron en deuda. Para el 'Scratch' no fue el debut esperado, ni por el resultado ni por el juego; los cafeteros, en tanto, quedaron solo un solo punto en dos encuentros.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El capo: Mi mejor ángulo

En un partido en el que ninguno de los equipos quiere arriesgar, aquel que intenta hacer algo distinto siempre resaltará por encima de los demás. Ese alguien fue Iván Angulo, volante colombiano que jugó por la banda derecha. Durante los 90' buscó hacer las diagonales hacia el medio para intentar penetrar una defensa brasileña que en la mayoría de ocasiones respondió bien. Pese a ello, resaltó su buen traslado de balón, así como su precisión en los pases.

La pizarra: ¿Miedo o incapacidad?

Sorprendió que un Colombia - Brasil, selecciones que históricamente se caracterizan por poseer creatividad para fabricar opciones de gol y concretarlas, generaran muy ocasiones claras de anotar. El planteamiento de Arturo Reyes fue el mismo que contra Venezuela: 4-línea-2, y pese a la derrota ante los llaneros repitió la oncena. Si bien en lo defensivo el cuadro cafetero hizo un buen trabajo, su deuda se materializó en ofensiva. Los laterales Heyen Palacios y Brayan Vera se preocuparon por cubrir su zona y se sumaron poco al ataque. Al igual que la dupla de centrales, conformada por Carlos Huesta y Andrés Reyes, la contención a cargo de Gustavo Carvajal y Yeller Goez cumplió con creces. Si bien el ataque no estuvo del todo mal su desempeño no bastó para que Yeison Tolosa, Luis Sandoval o Rivaldo Correa batieran al brasileño Phelipe.

Por el lado brasileño la historia fue muy parecida. Emerson, el lateral izquierdo -a diferencia de Carlos, el derecho-, se animó a pisar campo contrario y hasta a pegarle de larga distancia para causar zozobra en el equipo colombiano. Vito y Walce, los defensores centrales, cumplieron bien su labor y neutralizaron a los delanteros colombianos. La volante brasileña si estuvo en deuda, pues ni Gabriel Menino, Luan Silva o Bahía tuvieron la conexión esperada con el tridente de ataque del 'Scratch'. En la delantera, Rodrygo por derecha, Lincoln por el centro y Marquinhos Cipriano por izquierda tuvieron un mejor segundo tiempo que el primero, sin que eso signifique que hayan satisfecho las expectativas cifradas en los tres.

El extraviado: No bailó merengue

Luan Silva supera a Luis Sandoval y envía el pase corto hacia el ataque de Brasil. (Foto: Conmebol) 

Rodrygo, reciente contratación de Real Madrid por varios millones de dólares, era de los jugadores que más expectativa generaba en este Sudamericano Sub-20. Sin embargo su desempeño, casi pasó desapercibido en este encuentro, pues no superó con claridad a su marcador Vera. Al no generar peligro de forma individual, otro camino que pudo tomar el '10' brasileño debió ser el del juego colectivo, en el que tampoco trascendió. En suma, el debut del excanterano del Santos no fue el esperado ni por rendimiento ni por el resultado de su equipo.

El tapadón: No metió cabeza

El inicio de la segunda etapa fue el momento más complicado del partido para Brasil. Colombia, urgida de la victoria, salió a buscar el gol triunfal y estuvo a punto de conseguirlo de no ser por el portero Phelipe. Un cabezazo letal de Reyes tenía como destino las redes del arco colombiano; con una espectacular atajada, el guardavallas de Gremio evitó la caída.

La calamidad: Casi mete cabeza

Es paradójico que el principal responsable del 0-0 final forme parte de estas líneas, pero así es el fútbol. Corría el minuto 49'+ y Phelipe, de forma increíble, cedió un balón a Rivaldo Correa. El '9' colombiano no controló bien el balón y, tras el pase de Sandoval, definió por encima del arquero y del arco. Desperdició así una clara chance de anotar.

El cambiazo: Pieza por pieza

Lincoln hizo muy poco ante el buen trabajo defensivo de Colombia. (Foto: Conmebol) 

La infracción más fuerte del partido fue obra de Walce el defensor brasileño. Cerca al mediocampo conectó al colombiano Goez y lo sacó lesionado del partido. El '6' cafetero que cumplía una buena labor se retiró de la cancha y generó preocupación en tienda colombiana. Sin embargo Arturo Reyes optó por el ingreso de Andrés Balanta, quien no hizo extrañar a su compañero saliente y mantuvo el nivel de la volante colombiana.

Kazuki Ito: Con dos basta

El réferi uruguayo Leodán González cumplió una buena labor en el enfrentamiento entre colombianos y brasileños. Para esto también ayudó que el juego no fuera cortado por constantes faltas. Las dos tarjetas amarillas que sacó fueron acordes con la dureza de las faltas cometidas por el defensor brasileño Walce y su homólogo colombiano Andrés Reyes.

Fotos: Conmebol


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Colombia 0 - Brasil 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy