Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a RancaguaVenezuela, con un hombre menos en todo el segundo tiempo, venció por 1-0 a una improductiva Colombia que -a pesar de tener mayor posesión de balón- no pudo generar peligro. El cuadro de Dudamel se postula desde ya como uno de los candidatos serios al hexagonal.
Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El Capo: Rumbo a la victoria

Samuel Sosa fue el jugador determinante del encuentro inaugural del Sudamericano Sub-20. Cuando se esperaba que el marcador quedara en blanco o fuera Colombia el que abriera la cuenta, un golazo del '10' venezolano permitió a la 'Vinotinto' llevarse la victoria. Sosa ue el estandarte de la ofensiva en el equipo de Rafael Dudamel, sobre todo cuando quedó en inferioridad numérica. Fue efectivo casi siempre con los pases y peligroso en la mayoría de jugadas con el balón en los pies.

La Pizarra: Dos caminos, solo un victorioso

Dudamel presentó, sobre el papel, un esquema que dio indicios de un juego que priorizaba la labor ofensiva; no fue así. La línea de cuatro defensores que se colocó delante del portero Carlos Olses salió muy poco y jugó casi sobre la línea del área grande. Los tres volantes que se ubicaron delante de ellos fueron se preocuparon más por contener los ataques colombianos y los hicieron caer en el toque intrascendente, lejos del arco llanero.

De hecho, se suponía que en ataque el equipo vinotinto conformaría una línea con tres hombres, pero con el pasar de los minutos se notó claramente que Jan Carlos Hurtado era el solitario abanderado. Si bien Brayan Palmezano y Samuel Sosa participaron de los ataques venezolanos, también cumplieron la labor de contener la salida de los alterales rivales.

La clave: Le sobraba uno

Samuel Sosa fue determinante para el triunfo de Venezuela en Rancagua. Notable actuación del '10'. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Rancagua) 

Se jugaba el primer minuto de juego del segundo tiempo cuando Miguel Navarro salió expulsado por doble amarilla. Muchos pensaron que este sería el factor principal para que Colombia consiguiera la victoria, pues la posesión del balón le favorecía. Sin embargo, sucedió todo lo contrario. El cuadro llanero nunca bajó los brazos, se envalentonó y aprovechó la pasividad y desidia de un elenco cafetero que nunca pudo hacer valer su hombre de más. Con el transcurrir de los minutos, sin que cayera su arco, Venezuela atacó en los momentos precisos y golpeó en el momento justo.

El duelo: Defensa Tuestado

Un interesante duelo se pudo apreciar en este partido. Carlos Tuesta y Jan Carlos Hurtado, defensor colombiano y delantero venezolano respectivamente, se enfrentaron en más de una ocasión; salió victorioso en la mayoría de ellos el ariete. Gracias a la potencia y buen control de balón el delantero fue de lo más resaltante en el encuentro.

La calamidad: Manos inseguras

Venezuela fue correcto vencedor del encuentro pues hizo pagar caro a una Colombia que creyó -como muchos en este deporte- que la posesión es camino garantizado a la victoria. El elenco de Dudamel castigó la intrascendencia ofensiva de su rival, pero por un error pudo ceder dos puntos. Un yerro de Olses en el segundo tiempo, cuando no atrapó bien el balón, hizo que este terminara impactando en Carlos Cuesta, quen de forma fortuita no pudo estremecer las redes. Fue la jugada más clara de los cafeteros en el partido y nació de las manos de un venezolano.

El jugadón: Jan Carlos

Yeller Gómez tuvo algunos apuros para salir jugando desde la banda izquierda. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Rancagua) 

Corría el minuto 53 del encuentro cuando Hurtado, el '9' venezolano recibió un balón largo dentro del área colombiano. El potente delantero amortiguó el balón con el pecho eludió con facilidad a Andrés Reyes y remató al arco cafetero. Lamentablemente para el ariete de Gimnasia y Esgrima de La Plata, el golero Kevin Mier achicó bien y evitó el tanto.

La joyita: Exquisita caricia venezolana

Una de las chances a la que Venezuela y Dudamel apostaron durante los 90' fue la de los balones parados, y no se equivocaron. Así se produjo el golazo que le dio la victoria a la 'Vinotinto'. Sosa le dio una caricia al balón, que se estrelló en el horizontal y picó claramente detrás de la línea de gol. Si bien hubo una pequeña complicidad del portero Mier -el balón fue al palo cubierto por él-, no se le puede restar mérito a la precisión en el disparo del venezolano.

Kazuki Ito: Nada de sorpresas

Jan Carlos Hurtado observa de lejos como Carlos Cuesta intenta salir jugando con el balón. (Foto: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Rancagua) 

El estreno de Fernando Rappallini en el Sudamericano fue bastante aceptable. Su labor no fue discutida ni polémica en ningún momento. Una clara muestra fue la expulsión del lateral izquierdo venezolano Miguel Navarro, quien se retiró del campo sin reclamar. Lo mismo sucedió en el banquillo vinotinto, que respaldó la correcta decisión del juez. Mantenerse cerca de las jugadas siempre le permitió al réferi argentino no ser sorprendido en algunas jugadas dentro de ambas áreas.

El Gol

Fotos: Aldo Ramírez / DeChalaca.com, enviado especial a Rancagua

Leer más...

La Ficha del Venezuela 1 - Colombia 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy