Un choque de campeones definió el Mundial Sub-17. En Seúl, los monarcas de la categoría africano y europeo, Nigeria y España, ofrecieron un encuentro con ocasiones pero sin goles. Tras 120 minutos en blanco, los penales decretaron el tercer título mundial para los nigerianos. Iago falló el disparo decisivo y el portero Ajiboye empezó el festejo.

Foto: FIFA.com

Las 'aguilitas verdes' celebran su tercer título mundial (Foto: FIFA.com)

Al final se impusieron la fuerza y la velocidad nigerianas. Las 'Aguilitas Verdes' fueron quienes tuvieron mejores oportunidades en el transcurso de los 120 minutos, y dominaron territorialmente a los españoles. Igualmente, tuvieron la suerte de su lado en la lotería de los penales.

Los nigerianos venían mostrando mejor desempeño en sus partidos y contaban sus partidos como victorias. Los ibéricos también llegaron a la final exhibiendo buen fútbol, aunque clasificando de manera más ajustada. De hecho, buscaban la ventaja a través de un contragolpe o alguna individualidad de Fran Mérida; quizá la ausencia de Bojan Krkic ocasionó la inefectividad de los hispanos, aunque en el lado contrario tampoco estuvo acertado el goleador del torneo, Macauley Chrisantus. David De Gea, el portero español, evitó el ingreso a su arco de los potentes disparos africanos, mientras que la defensa nigeriana, bien compenetrada, salvó varias ocasiones de los rojigualdos. Incluso un disparo de Sergio, salvado en la línea, fue sin duda la ocasión más peligrosa.Nacho pelea con el goleador del torneo Chrisantus en un momento de la final (Foto: FIFA.com)

El tiempo extra fue un poco más de lo mismo. Ya en los penales, la historia cambió: 3-0 para los nigerianos. Esta vez De Gea no pudo convertirse en el héroe de rondas anteriores, y los fallos de Ilarra, Fran Mérida e Iago, respondidos de excelente forma por Oladele Ajiboye, dieron a los nigerianos su tercera Copa Mundial en esta categoría, con lo que iguala a Brasil en obtención de títulos. Cabe recordar que el primero lo logró ganándole a la República Federal de Alemania en 1985  mientras que el segundo fue logrado en Japón en 1993, tras ganarle a otro africano, Ghana. Los nigerianos no tenían un buen recuerdo de penales en finales, ya que en 1987 habían perdido por esta vía contra la Unión Soviética.
 Kroos, Chrisantus y Bojan, las tres grandes figuras del Mundial Sub-17 (Foto: FIFA.com)

Para España, en cambio, se trataba de su tercera final, y terminó siendo también su tercer subtítulo. El veterano técnico Juan Santisteban -volante derecho en el extraordinario equipo del Real Madrid de los años cincuenta-, tras 19 años como técnico de las selecciones españolas de menores, puso con el partido ante Nigeria punto final a su prolífica carrera, que incluye 34 partidos dirigidos en mundiales Sub-17.

Cabe agregar que en el otro encuentro del día, Alemania si logró ganar el duelo Europa vs. África, tras derrotar en los 90' a Ghana por 2-1. Después de un posible penal no cobrado a Alexander Esswein, el mismo alemán anotó el gol del bronce en los descuentos tras una gran jugada de Toni Kross. Este último,  volante del Bayern Munich, fue elegido como figura del campeonato tras convertir a Alemania en la selección más goleadora del campeonato (20 anotaciones) con cinco tanto y cuatro asistencias de su firma. El segundo puesto fue para el nigeriano Chrisantus, y el tercer puesto para el gran ausente en la final, Bojan Krkic.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy