• EL PARTIDO LE QUEDÓ GRANDE. Ardiles estuvo irreconocible ante Minero. Fue una presa fácil para Porras, quien a lo largo del partido no se cansó de quitarle balones. (Foto: Diario Los Andes)
  • NO LO SORPRENDEN. Coronado se lanza con todo para desviar un peligroso cabezazo que se tenía destino de gol. El portero de Minero cumplió una gran labor durante los noventa minutos. (Foto: Diario Los Andes)
  • POR UNA CABEZA. Espinoza logra saltar más que los jugadores de Unicachi y rechaza un balón que se aproximaba peligrosamente hacia su área. (Foto: Diario Los Andes)

 

La frecuencia: Radio Pachamama de Puno

La emisora radial puneña llevó de manera impecable la transmisión de este partido. El trío conformado por Pedro Mamani, Edson Apaza y José Loza, estuvo siempre al tanto de cada incidencia y demostró conocer a los protagonistas. Al momento que Minero hizo el gol, siguieron transmitiendo con absoluta normalidad, evitando dejarse influenciar por el resultado desfavorable para los dueños de casa. Lo único malo fue que, a falta de 20', la señal se cortó abruptamente, ya que le dieron preferencia al anuncio de ingresantes a una universidad de la localidad.

La pizarra: Mucho gusto

Jorge Machuca tomó las riendas de Unicachi en reemplazo de Ágapo Gonzales y, en su primera presentación, empleó un 3-4-1-2 que, en principio, parecía bastante ofensivo. De hecho, tuvo la impresión que Minero iba a defenderse durante todo el partido. Sin embargo no fue así. Los de Matucana salieron a jugarle de igual a igual y, tras un error en salida de Ángel Venegas, Arias aprovechó para poner el sorpresivo 0-1. Desde ese preciso instante, los de Machuca se desordenaron por completo. Gutiérrez no sabía en qué posición estaba jugando, al igual que Gonzales y Ardiles, además de la falta de definición de Francia y Shoro. La visita, con un 4-2-3-1, supo manejar el encuentro y hasta por momentos, se proyectaban al ataque con potentes remates de Arias. Para la segunda mitad, Minero pasó a jugar al contragolpe, mientras que los locales, con toda la presión encima, llegaban frecuentemente a la valla huarochirana.

Los cambiazos: Probemos un poco

Ante la falta de entendimiento de sus jugadores, Machuca apostó por el ingreso de Saldaña y Orosco, en ataque, además de Monserrate para darle algo de movilidad al mediocampo. Con estas modificaciones, los locales atacaban de manera más ordenada. No obstante, la falta de definición seguía vigente. La segunda mitad fue netamente puneña, pero Ipinze neutralizó, en cierto punto, los ataques de Unicachi con los ingresos de Vílchez y Estrada, quienes se encargaron de tratar de recuperar el balón.

El capo: Alberto Arias

El ‘7’ de Minero se encargó, desde un principio, a causar temor en área local. Antes de los 10', aprovechó un error en salida para marcar el primero con soberbio remate. Pero eso no fue todo; durante todo el primer tiempo, y parte del segundo, siguió intentando con remates de larga distancia, exigiendo al máximo a Ángel Venegas, quien tenía que ingeniárselas para evitar más goles visitantes. Arias, pues, fue el gran verdugo de la desordenada línea defensiva de los yunguyeños.

El extraviado: Robert Ardiles

El cambio de esquema táctico fue tal, que el diminuto volante cerebral se sintió totalmente desubicado en gran parte del encuentro. El ‘10’ altiplánico no encontraba a sus aliados en la elaboración, como Gutiérrez, Gonzales o Castañeda –quien no jugó-. En la segunda mitad, empezó a otorgar sus habituales asistencias sin tener éxito alguno, debido a la ya conocida falta de definición de los delanteros puneños.

Jailaits

Duro golpe: No se jugaban ni 10', cuando un error inesperado de Ángel Venegas permitió que Alberto Arias deje en silencio a todo el Enrique Torres Belón. El gol visitante pareció alterar los ánimos de los locales que se desordenaron de manera escandalosa. Esto, indudablemente, no permitió que llegue el empate. Pero eso no fue todo, la falta de contundencia a nivel ofensivo que vendría después, sería lo más decepcionante.

Rojo de cólera: Luis Galliquio, quien venía desempeñándose de manera aceptable, entró en un instante de impotencia ante una decisión arbitral, arrojándole inexplicablemente el balón al juez principal. De esta manera, el ‘4’ de Unicachi le recriminó al juez lanzándole el balón, acto que terminó en una innecesaria expulsión, que influyó por demás en la derrota de los de Jorge Machuca.

No dio frutos: Daba la impresión que Jorge Machuca no terminó por conocer a sus jugadores en su debut frente a Cobresol, ya que en pleno partido cada jugador habrá probado, por lo menos, tres posiciones distintas. Asimismo, también mostró la misma temática a la hora de realizar los cambios. Un desconocimiento de la interna del plantel, que podría llevarlo a tener una estadía corta en tienda yunguyeña, si no corrige el camino pronto.

Fotos: diario Los Andes de Puno

Leer más...

La previa

El bloc de notas

La ficha del partido

Comentarios (2)add
...
escrito por Luis , junio 12, 2011
El gol minero viene tras un saque lateral un despeje corto y cerca al punto de penal el jugador minero la clava casi en el angulo derecho del portero venegas que no tubo responsabilidad en el gol.......
...
escrito por luis , junio 13, 2011
le comunico que Ipinze ya no es técnico del minero, porque según información ha renunciado,seria bueno confirmar dicha información.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy