Foto: Prensa ADFP-SDPor tercer año consecutivo, Salinas le endilgó cinco goles a Los Caimanes en Espinar, esta vez además para forzar la quinta derrota consecutiva del cuadro reptil. El 5-1 se consumó en el complemento después de una primera mitad bastante pareja.

Bruno Chirinos | @BrunoChirinos2
Redactor

¿Por qué Salinas le tiene -literalmente- tomada la mano a Los Caimanes en Espinar?

Si bien Alfredo Salinas no viene logrando resultados positivos de manera sostenida, es incuestionable que tiene una ventaja por sobre el resto de los equipos de la Segunda División: su localía en los 3,928 metros sobre el nivel del mar de Espinar y el desgaste que genera el llegar hasta dicha ciudad. Contra Los Caimanes, además, los antecedentes eran abultados: le ganó 5-0 en 2016 en resultado de escándalo y el año pasado, más bien lo derrotó 5-4 en partido bastante peculiar por las idas y vueltas en ambos arcos.

Las ventajas también se tradujeron en la nómina presentada: a pesar de que Salinas tampoco llegó a completar los jugadores en el banco de suplentes (tuvo diecisiete en lista), Los Caimanes llegó a Espinar con apenas trece jugadores: solo el golero Regis Quiroz y Walter Díaz fueron opciones para ingresar. Esto se ha hecho lamentablemente habitual en el torneo, pero no había ocurrido en el cuadro de Puerto Eten hasta el momento -en la fecha anterior Manuel Miranda sí tuvo a su disposición a 18 futbolistas-.

El primer tiempo se tornó muy disputado. El cuadro local tomó la iniciativa, principalmente mediante incursiones de Johnny Relayze, pero le costó romper el cerco dispuesto por Miranda. Fue recién a los 37 minutos que Jankarlo Chirinos, el goleador local, abrió la cuenta, pero apenas al minuto Germán Carty Jr. estiró su buen momento y colocó el empate para Los Caimanes. A pesar de los fantasmas pasados para el elenco reptil, nada hacía en ese momento presagiar que el trámite podría cambiar de manera sustancial y traer consigo tal festín de goles.

Salinas y Los Caimanes en la ceremonia de saludos. (Foto: Prensa ADFP-SD) 

Aunque la fórmula de Salinas continuó siendo la búsqueda constante de pelotazos a Chirinos, los anotadores fueron otros. El hábil volante Josshimar Pacheco puso adelante en el marcador a su equipo a los 47’, el veloz extremo Martín León puso su firma por primera vez en el torneo a los 53' y la completó con su segundo gol de la tarde a los 68’ y el defensor Carlos Aspilcueta selló el triunfo local a los 84 minutos. El 5-1, acaso pudo haberse menguado si no hubiera mediado la escasez de suplentes para poder suplir a algunos jugadores cuando el cansancio de varios titulares en las filas de 'Lacoste' era notorio.

El triunfo do Salinas permite al equipo espinarense alejarse de la zona roja de la tabla e igualar en puntaje precisamente a Los Caimanes con 23 unidades, a la espera de que se resuelva el reclamo que le presentó Mannucci hace dos jornadas. Es una cantidad de puntos que en teoría permite mirar más hacia arriba -está a solo 6 de Alianza Atlético- que abajo -están a 8 unidades de Sport Victoria-.

Sin embargo, la actualidad futbolística de ambos elencos a la luz de lo visto este domingo 27 es distinta. Salinas ha hecho de su estadio, a pesar de la escasa cobertura mediática y poca compañía de la afición -más ocupada por estos días de las campañas electorales en la región- un fortín en el cual la victoria, sea cual sea el rival, se inclina a su favor y le ofrece el colchón de puntos que podría meterlo en la fase final. Por el contrario, Los Caimanes ha empezado a llevar al campo sus problemas dirigenciales con resultados negativos que cada vez lo hunden más y hacen que lo único que se parezca de este 2018 a años anteriores sea la cantidad de goles que recibe cuando visita Espinar.

Fotos: Prensa ADFP-SD


Leer más...

La ficha del Salinas 5 - Los Caimanes 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy