Ya fuera de la carrera por el título, Alianza Lima jugó su último partido del año en Matute y dio una exhibición de efectividad: vapuleó por 4-0 a un Comerciantes que se desplomó en la recta final. La Sudamericana 2017 tiene con un pie adentro a los blanquiazules.
    Mario Azabache | @Mario_Azabache
    Columnista Editorial

Son heridas que no cicatrizan. Son golpes que tardan en asimilarse. Pero, a la vez, son oportunidades para declarar que las lecciones sirvieron para entender el camino al éxito. Un éxito que le ha sido esquivo a Alianza en sus últimos intentos por no dar la talla en los momentos claves. Ya pasó una década desde la última consagración en Matute y en tienda íntima se espera por un punto de inflexión a todo nivel.

>>>Clic aquí para leer más: Jayo debe cuidar su imagen como ídolo en Alianza

A puertas del inicio de la era Bengoechea, el plantel consiguió algo más alentador que un simple triunfo en su último cotejo en casa dentro de un año plagado de altibajos. Lo hizo con una efectividad ausente en los pasajes más importantes de la temporada y con presencia de sangre joven, como la de Luis Garro, quien ejemplifica un detalle a futuro: la de forjar nuevamente esa aparición de talentos emergentes en la otrora inagotable cantera blanquiazul.

Así, con un fútbol amparado en el desequilibrio de 'Cachito' Ramírez, Willyan Mimbela y Julio Landauri, el tramo inicial le presentó condiciones muy favorables a Alianza. Precisamente, tras una jugada colectiva bien ejecutada, Lionard Pajoy dejó regado a Israel Chávez para definir con clase y despejar las tensiones. Era el rápido 1-0 que ayudaba a olvidar aquel amargo recuerdo de la estrepitosa caída en Sullana.

Lionard Pajoy llegó a los 16 goles con Alianza Lima. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com)

Cuando el cronómetro cruzó la media hora de juego, Comerciantes creció a partir de una propuesta menos tímida y más acorde a lo que mostró durante esta campaña. Robert Ardiles tejió un par de insinuaciones y Gary Correa encendió las alarmas con un zapatazo que puso en alerta a Leao Butrón. En el complemento, los ingresos de Ángel Pérez y Johan Sotil fueron la evidencia de que las 'Águilas Cutervinas' se rehusaban a quedarse con las manos vacías.

De esa forma, la visita hacía el gasto y el local prefería agazaparse a la espera de algún espacio. Una apuesta que condujo a los íntimos hacia una victoria de proporciones con tres goles en los últimos 10'. Primero pegó Miguel Araujo con un cabezazo, luego fue Pajoy para cristalizar su doblete y Duclós cerró la persiana con una parábola perfecta. Una faceta letal de Alianza que, aunque no alcance de redención, hoy casi le garantiza otro desafio para 2017: la Copa Sudamericana.

Las Fotos

Los goles

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Alianza Lima 4 - Comerciantes 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy