Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

De los cuatro cupos a Primera División, dos ya tienen dueño. Por un lado, la Universidad César Vallejo que vuelve luego de bajar en 2016 y que de la mano de un plantel con apellidos pesados alcanzó el objetivo, como los pronósticos podían prever: los poetas tenían mayores méritos para pegar la vuelta desde la Segunda tras una primera ronda con dominio claro.

La Copa Perú, en tanto, ofrece al circuito profesional un club insólito para cualquier. En 2019 jugará Molinos El Pirata FC, institución que se origina desde el seno de una empresa de producción arrocera y que, luego del camino largo que significó comenzar desde la Liga Distrital de José Leonardo Ortiz, cumple con el sueño de sus contados hinchas.

Es justamente la expectativa que generan Vallejo y Pirata la diferencia que más llama la atención. Mientras que el cuadro poeta tiene un público ganado en Trujillo -sin compararlo con los seguidores de Mannucci-, para Pirata es parte de todo el trabajo que tiene por delante asumir como reto que la identificación con sus colores trascienda el ámbito distrital. Ahora que Juan Aurich quedó al margen de la lucha por el ascenso, es un golpe anímico que los leonardinos podrían aprovechar.

¿Pirata podrá con el rigor de la Primera División? (Foto: Álex Melgarejo / DeChalaca.com) 

Por otra parte, otro valor no menos importante que cabe observar es el institucional. Aunque la sociedad memera aprovecha sin falta el mínimo traspié de los Acuña para producir contenido, lo cierto es que el club es uno de los que mejor trabaja en el país. De hecho, el respaldo de un plantel que se mantuvo en el ascenso por algunos años lo ratifica.

La institucionalidad es uno de los factores que Pirata debe trabajar, pues si bien sus dirigentes han manifestado que desde el plano económico no van a pasar apuros, hay que sincerar el hecho de un cambio drástico en las responsabilidades. Mucho va a depender de que el cuadro filibustero que no se deje vencer y persista en lo que puede ser un proyecto interesante, y hasta para muchos pintoresco.

La presencia de Vallejo y Pirata en 2019 parte con metas distintas en el papel, aunque una temporada con un nuevo formato confirmará el destino de ambos en la máxima categoría del fútbol peruano.

Foto: Álex Melgarejo / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy