Adrián Cabrejo | @adriancabp
Editor

Algo cambió para Andy Polo desde el amistoso en Connecticut ante Estados Unidos. Ese 16 de octubre el extremo jugó el que quizá fue su mejor partido con la camiseta de la selección. Polo representó el arma con la que la blanquirroja intentó generar daño en el arco de Brad Guzan, y su actuación generó una grata sorpresa en un aficionado que no lo tenía precisamente bien considerado.

Hay que recordar que si bien Polo es un fijo en las convocatorias de Ricardo Gareca, nunca estuvo en la alta consideración del hincha. Muchas veces se criticó su presencia y apenas se recordaba como un buen momento suyo aquel desborde y posterior centro que acabaron en el gol de Raúl Ruidíaz ante Brasil por la Copa América Centenario.

Hoy muy pocos cuestionan su presencia como un relevo natural de André Carrillo y eso también tiene que ver con que se mantiene como titular en su equipo. Precisamente se alista para afrontar la final de la MLS contra el Atlanta United de Gerardo Martino, en la cual el Portland Timbers no es favorito, un escenario que le acomoda bastante.

Andy Polo llegó al Portland Timbers y se ganó la confianza del comando técnico. Ahora jugará la final de la MLS. (Foto: Prensa MLS) 

Ahora puede ganar su primer título en su primera temporada en un cuadro que también tuvo bastante perfil bajo. De hecho, se metió a la final dando varios golpes en las apuestas al dejar fuera a equipos con mucho más cartel como el Seattle Sounders de Ruidíaz y el Sporting Kansas City.

Quizá por esto Polo se siente así de cómodo en este equipo, porque él también es un jugador con mucho perfil bajo; un jugador que acomete una gran labor de sacrificio para ayudar al lateral. Los Timbers son básicamente eso: sacrificio y trabajo en equipo. Si bien tienen a dos jugadores de peso como los argentinos Sebastián Blanco y Diego Váleri, no cuentan con el plantel de otros equipos que invierten millones en distintos futbolistas.

El día de la verdad será el sábado 8 de diciembre en la cancha de Atlanta. Un título siempre marca a un futbolista. Si lo gana quizá pueda verse una versión todavía más madura de Andy Polo en los próximos amistosos de marzo. Ya no llegaría como el jugador que viene a ser el suplente de Carrillo, sino como alguien que tenga la confianza necesaria para meterse nuevamente en el once titular de Gareca.

Foto: Prensa MLS


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy