Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPerú visita a Paraguay, una selección que pasa por una grave crisis que se ha extendido desde el final de la Copa América, que ha generado el total desánimo de su afición y que ha desembocado en un interinato que se ha extendido mucho más allá de lo habitual: el de Víctor Genes.

No es normal que la selección paraguaya se entregue a los interinatos. En los últimos años logró desarrollar un trabajo serio a pesar de contar con entrenadores de diferentes estilos y con distintas maneras de ver y sentir el fútbol. Lo cierto es que tanto Sergio Markarián como Aníbal Ruiz y Gerardo Martino supieron sacar provecho al muy buen trabajo de base que se realiza en territorio guaraní. Aunque todo parece haber cambiado drásticamente en los últimos años.

De pronto, el pesimismo tomó por asalto a la afición paraguaya. Y no es para menos luego de haber culminado en el último lugar de la Eliminatoria rumbo a Brasil 2014. Fue un golpe durísimo para una selección que pudo haber cambiado la historia del fútbol moderno cuando estuvo a un paso de eliminar a España en aquel recordado partido por cuartos de final del Mundial Sudáfrica 2010, y que se acostumbró a hacerle la vida a cuadritos a selecciones como la brasileña o la argentina.

No es cuestión de Genes

Víctor Genes, luego de su paso por el fútbol peruano, tuvo la responsabilidad de agarrar a una selección paraguaya en crisis. (Foto: EFE)

Hoy, Paraguay cuenta con un entrenador interino que ya va a cumplir un año y cuatro meses en el cargo. A pesar de mantenerse con el entrenador que culminó la Eliminatoria, el error de la Asociación Paraguaya de Fútbol ha sido no ratificar definitivamente a un Víctor Genes que permanece en el cargo, pero que sabe que no se mantendrá ahí por mucho tiempo más.

Su continuidad está asegurada hasta finales de noviembre, mientras que el presidente de la APF, Alejandro Rodríguez, continúa en la búsqueda de quién será el entrenador en la Copa América y en el proceso clasificatorio a Rusia 2018. A diferencia de cuando salió Gerardo Martino, los dirigentes paraguayos ahora han decidido tomarse su tiempo para elegir al nuevo director técnico. Parecen no querer cometer el mismo error que cometieron cuando nombraron de manera apresurada a Francisco Arce y posteriormente a Gerardo Pelusso, pero este error se ha replicado al dilatar tanto el nombramiento de un entrenador definitivo.

El principal problema es que Víctor Genes puede seguir una línea de trabajo que probablemente no será continuada por su sucesor. Serían meses perdidos que podrían costarle muy caro de cara al futuro. ¿Pero por qué no continúa? Genes, quien fuera entrenador de José Gálvez y del Juventud La Unión de Chimbote en la Copa Perú, es el director técnico del seleccionado Sub-20 de su país, con el que clasificó al Mundial de la categoría, y la intención es que continúe en ese cargo en el que se ha desempeñado con regular suceso.

China 2 - Paraguay 1, un resultado que grafica la situación del representativo guaraní. (Foto: news.cn)

A esto hay que sumarle que los resultados obtenidos en su interinato no han sido demasiado satisfactorios. Debutó bien: con un empate 3-3 ante Alemania y menos de un mes después aplastó 4-0 a Bolivia en su primer encuentro en Eliminatorias. Pero a pesar del buen inicio, el rendimiento de la selección paraguaya empezó a decaer, y desde aquella victoria ante los bolivianos, Paraguay solo ha podido obtener un triunfo en nueve encuentros disputados. Su gran deuda ha sido el pobre juego colectivo y el discreto nivel que han mostrado los jugadores.

Esto, cómo es lógico, ha desembocado en el total desanimo del aficionado paraguayo. No es de extrañar que el partido amistoso ante Perú no genere demasiada expectativa en el hincha de a pie. Paraguay ha dado muestras de una clara involución, y el lento accionar de los dirigentes a la hora de nombrar al entrenador ha hecho que se genere un ambiente de poca esperanza y de pesimismo de cara al futuro. Toda esta situación es rara en un fútbol que por lo general siempre ha sido sumamente organizado, pero que se apresuró en sus decisiones tras la salida de Gerardo Martino y que, desde entonces, no ha podido encontrar el norte.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: EFE, news.cn

 


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy