Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl 1 de noviembre de 1984 el fútbol peruano vio la mayor paliza registrada en nuestro medio, la que Alianza Lima le propinó al Sport Pilsen de Guadalupe por 11-0 en un partido que hace 30 años acabó en medio de las pifias de un público que esperaba ver aún más goles.

 

En un partido de fútbol siempre se espera poder ver goles, pero lo que pasó en Matute hace 30 años rayó en lo inesperado. Inesperado porque el fútbol peruano registra pocas goleadas en las que un equipo alcanza los dos dígitos en el marcador (complicando de paso al que lo maneja en el estadio), y hasta entonces el record lo tenía Sport Boys con su 10-2 sobre Atlético Chalaco de 1951.

Aludiendo a una conocida frase de fútbol, se puede decir que la tarde del 1 de noviembre de 1984 en La Victoria, Alianza Lima respetó al máximo a su rival, Sport Pilsen, del que no se apiadó tal como suele pasar en estos tiempos en los que un equipo que gana fácil baja el ritmo de su juego.

Porfiando lo imbatible

Se jugaba la fecha 18 del Descentralizado en la que el equipo blanquiazul peleaba en la parte alta de la tabla, aunque para esa jornada sufrió algunas variantes, como los regresos de Humberto Rey Muñoz  y Juan Illescas, pero también bajas pues su técnico, Juan José Tan, no podía contar con Roberto Rojas y Luis Escobar, ambos por lesión. Al frente, el equipo guadalupano, que ocupaba el último lugar pero con opción de alcanzar al Diablos Rojos de Juliaca en caso de sacar un resultado favorable, estrenaba técnico con la presencia de Ronald Amoretti en el banco.
Eugenio La Rosa observa la acción de Teófilo Cubillas que yace en el área chica luego de convertir el sexto gol del partido (Recorte: diario La Crónica)
El encuentro inició a las 15:30 bajo el arbitraje de Raúl Novoa, juez que originalmente estaba asignado para dirigir el choque que el mismo día afrontaron ADT y Universitario pero que acabó siendo desplazado en el viaje a Tarma por Alfonso Postigo, el asignado para estar en Matute, en una confusión de esas que de vez en cuando se suelen dar en nuestro medio.

Alianza arrancó con ‘Caíco’ Gonzales Ganoza en el arco; Jaime Duarte, Tomás Farfán, José Casanova y Gino Peña; Wilmar Valencia, Illescas y Teófilo Cubillas; Raúl Mejía, Eugenio La Rosa y Rey Muñoz. Sport Pilsen lo hizo con César Sono; Carlos ‘Cali’ Calderón, Hugo Seminario, Juan Carlos Paredes y Sánchez; Wálter Caldas, William Espinoza y Gerardo Camacho; Santiago Samamé, Evert Negrete y Edilberto Carrasco.

Del partido el mejor recuento que se puede hacer es el de los goles, ya que para el cuadro norteño no hubo mucho más por hacer luego de los 11’, momento en el que Illescas marcó el primero. Luego llegaron otros cinco en el primer tiempo: Valencia a los 19’, Mejía a los 26’, Rey Muñoz a los 28’, nuevamente Mejía a los 40’ y Cubillas a los 42’ sellaron el 6-0 en esa etapa.
Alianza con Wilmar Valencia, Cubillas, La Rosa y Humberto Rey Muñoz celebra uno de los goles de Raúl Mejía sobre Sport Pilsen (Recorte: diario La Crónica)
Para el segundo tiempo, antes de seguir con la paliza, Tan dispuso el ingreso de Jorge Cordero en lugar de Valencia y entonces todo siguió su curso. Cubillas anotó dos más, a los 50’ y 55’, Mejía sumó otro a los 65’, Illescas a los 70’ y finalmente ‘Pipo’ La Rosa a los 75’ redondearon el 11-0 que obligó a la improvisación para poder señalar el score en el tablero instalado sobre la tribuna de oriente. Tan bien le fue a Alianza aquel día que nadie quería salir del campo, incluso el mismo ‘Nene’ se retiró algo molesto cuando a los 56’ fue reemplazado por César Sussoni.

Los que también sintieron cierto enfado fueron los 1,389 espectadores que, ávidos de seguir coreando goles, hicieron sentir su reclamo al árbitro Novoa que decretó el final del partido cuando aún restaban tres minutos más del tiempo oficial, como compadeciéndose de un club como Sport Pilsen que a esa altura de la temporada ya sentía los problemas económicos de afrontar el Descentralizado sin estar preparados para ello. Y así Alianza logró su marca, una que aún hoy resulta imbatible.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy