Cienciano, Cristal, Clausura 1999, Wilson Varela, Carlos Daniel Jurado, cuatro extranjerosUn 10 de octubre de hace quince años, Cienciano protagonizó una situación insólita: por segunda vez en dos temporadas consecutivas perdió puntos por alinear a cuatro jugadores extranjeros en el campo.

Que te quiten puntos por desconocer el reglamento es algo que, lamentablemente, en el fútbol peruano suele ocurrir. Que el mismo error de desconocimiento se cometa dos veces con proximidad es, en cambio, más raro. Pero que el mismo error sea cometido dos veces por un mismo club es, eso sí, absolutamente anormal. Y el único club que puede dar fe de algo así es nada menos que Cienciano.

Hubo un antes del después

En el Clausura 1998, el 2 de agosto de ese año, el 'Papá' había cometido su primer pecado. El técnico Antonio Alzamendi pecó de novato en el Perú al incumplir las bases del Descentralizado y listar a cuatro jugadores extranjeros en su lista de 18 en la visita de Cienciano a Deportivo Pesquero en el Manuel Gómez Arellano de Chimbote. Los uruguayos Wilson Varela y Néstor Márquez y el argentino Julio César Capreta fueron titulares, y el también uruguayo Richard López (que entró en el segundo tiempo por Capreta) estuvo en el banco.

Ismael Zegarra marca a Andrés 'Balán' Gonzales en el 0-0 entre Pesquero y Cienciano en el Clausura 1998. Ese día el 'Papá' perdió el punto ganado por usar cuatro extranjeros. (Recorte: diario Líbero)

Esa vez, el partido acabó 0-0, pero la Comisión de Justicia de la ADFP rápidamente sancionó a Cienciano con la pérdida del punto obtenido. A raíz de lo ocurrido, de cara a la temporada 1999 se hizo una enmienda: las bases, en su artículo 49°, pasaron a indicar que en el año se permitiría la inscripción tope de seis futbolistas extranjeros por club, de los cuales sí podría haber cuatro en la lista de dieciocho, siempre y cuando uno de ellos estuviera en la banca y hubiera como máximo tres en cancha.

Delega en Deleva

El error de Chimbote quedó en el olvido hasta el domingo 10 de octubre de 1999. Por la fecha 13 del Clausura, Sporting Cristal, dirigido por Juan Carlos Oblitas, visitaba en el Cusco a Cienciano, ahora a cargo de Carlos Daniel Jurado, quien vivía su primera etapa al frente del 'Papá'.

El 'Viejo', sin embargo, estaba suspendido. Sucedía que en la fecha anterior, en la visita del cuadro rojo a Boys en el Callao, la hinchada rosada no había dejado de hostigar al rival en venganza por la afrenta en la definición del Clausura 1998 -cuando Cienciano dio innecesariamente la vuelta olímpica en la cara de los porteños, que perdieron el título-. Eso había causado una pelea dialéctica del DT uruguayo con las célebres tías 'Pocha' y 'Kika', quienes con ajos y cebollas ("ven aquí a ver si se te para" fue el término más sofisticado que emplearon, entre otras frases dirigidas a retar la virilidad de Jurado en función de su edad) acabaron sacándolo de sus casillas y forzando su expulsión. 

Celebración 'pechito con pechito' de los uruguayos Varela y Zapata tras sus goles a Cristal. Ambos acabarían siendo causantes indirectos de la derrota en mesa de Cienciano. (Recorte: diario Líbero)

Por esa razón, Jurado fue confinado a la tribuna Occidente del Garcilaso de La Vega. En el banco de suplentes fue reemplazado por su asistente Rubén Deleva, aquel exgolero argentino que defendiera el pórtico de Alfonso Ugarte de Puno a finales de los ochenta. Y eso acabaría siendo capital.

Cienciano se hacía fuerte en casa siempre en partidos de ese tipo, y liquidó las cosas con relativa sencillez y a los cabezazos en el primer tiempo. Los protagonistas fueron sus extranjeros, específicamente los uruguayos: a los 31', Wilson Varela aprovechó una desinteligencia de la zaga celeste para cabecear al gol, y solo 3 minutos después, Ernesto Zapata aprovechó otro error aéreo para, también con la testa, colocar el 2-0. Ambos charrúas, junto al mexicano Óscar Olvera, formaban esa tarde el trío foráneo en el equipo titular cusqueño.

Error marcado en rojo

Todo discurría con mucha normalidad hasta el minuto 78. Cienciano ya había operado sus dos primeros cambios, y decidió ejecutar el tercero: el mexicano Graciano del Castillo, el cuarto extranjero de la lista de dieciocho, saltaba desde el banco. En la cancha había tres opciones para retirar: Varela, Olvera o Zapata. No obstante, el asistente Deleva ordenó que el cambio se hiciera... por Wilfredo Begazo.

Wilfredo Begazo, el protagonista de la tarde al salir para dar paso a Graciano del Castillo -el cuarto extranjero de Cienciano-, es anticipado por Santiago Salazar. (Recorte: diario El Bocón)

El escándalo no tardó en estallar. Carlos Daniel Jurado, advertido por un aficionado de que el cambio era incorrecto, bajó atropelladamente las gradas de Occidente del Garcilaso, empujando y pisando a quien se cruzaba por su camino. Pero en la banca no lo escucharon a tiempo y la modificación se hizo. A la vez, Juan Carlos Oblitas, que de 'Ciego' solo tiene el apodo, miró atentamente la acción y advirtió con una seña al entonces presidente cervecero, Alfonso Grados Carraro, que el rival había metido las cuatro (o los cuatro).

De inmediato, el mandamás celeste notificó el hecho al comisario del partido, 'Pocho' Pérez. Mientras tanto, el 'Papá' procuraba una solución artesanal: el uruguayo Varela se dio cuenta del entuerto y le dijo al mexicano Olvera que, como quien no quería la cosa y asolapadamente, se fuera por el costado del campo directo al vestuario. El charro, ni corto ni perezoso, lo hizo, pero la falta estaba cometida y todos la habían visto.

Por supuesto, el que inefablemente intentó meter su cuchara al final del cotejo fue Juvenal Silva, quien -apoyado por Begazo- salió a declarar a los medios que el error había sido del cuarto árbitro Julio Morales al alzar la paleta con el número '18' de Begazo en vez del '8' de Olvera. La fantasía deliberada del presidente de Cienciano fue desbaratada de manera rápida por el árbitro José 'Tarjetita' Arana, quien defendió a su auxiliar con pruebas en la mano: la papeleta del cambio firmada por Rubén Deleva especificaba claramente que la solicitud había sido hecha para el delantero arequipeño y no para el volante mexicano.

Carlos 'Changó' Maldonado se anticipa a Javier Ferreira. Todo sería estéril: Cienciano perdió los puntos ganados ante Cristal. (Recorte: diario Líbero)

De ese modo, por segunda vez en dos temporadas seguidas, Cienciano perdió puntos por extranjeritis. En el Callao, no faltó quien sonriera: al haber dejado a Jurado en la tribuna, la hinchada del Boys había vengado indirectamente sus colores menos de un año más tarde. 

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Recortes: diarios El Bocón y Líbero; revista El Gráfico Perú

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy