Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl Porto ganó su primera Copa de Europa en 1987, con lo que inició un andar de éxitos locales e internacionales que mantiene hasta hoy. A puertas de su partido por la Supercopa ante el Barcelona, vale la pena rememorar aquella campaña.

 

El viernes 26 en Mónaco, Barcelona y Porto jugarán una nueva edición de la Súpercopa de Europa. La historia y presente del cuadro catalán es harto conocida, pero no menos rica es la de su rival de turno. Porto ha sido dominador de la liga portuguesa durante este siglo con siete ligas de Portugal y seis copas nacionales de su país, pero los 'Dragones' han sabido llevar su éxito más allá de sus fronteras. Así, han obtenido dos Europa League -la primera cuando todavía se llamaba Copa UEFA- y una Liga de Campeones en la 2003/2004. En esa línea, su reciente éxito en la Europa League les sacó el pasaje para Mónaco este viernes en donde jugará su cuarta Súpercopa de Europa. Pero estos éxitos internacionales tuvieron su nacimiento hace 24 años con su consagración por primera vez como campeones de Europa en Viena, donde derrotaron en la final al Bayern Múnich.

Nace el dragón

El Porto de la temporada 1986/1987 estaba conformado por grandes jugadores que habían logrado el título nacional la temporada anterior en Portugal. Sus dos máximas figuras eran el argelino Rabah Madjer, un prolífico delantero que fue galardonado ese año con el premio a mejor jugador africano y que con 29 años jugó aquella final. En el 2004, fue reconocido con el premio al mejor jugador árabe del siglo XX. Paulo Futre era uno de los jugadores más importantes de aquel Porto. Había llegado del Sporting un par de temporadas antes. (Foto: Cannon).El delantero norafricano siempre destacó por su irreverencia y por lo imprevisible que eran sus movimientos. Sin duda, era la figura de aquel equipo. Junto a él jugaba un joven Paulo Futre, que en aquel momento tenía 21 años. Tras haber llegado del Sporting en 1984, había logrado crecer en el cuadro portista obteniendo el premio a mejor jugador portugués en 1986 y repitiendo los mismos honores en 1987. Futre tomaría esta buena campaña en Europa como trampolín a otros clubes de fuera de Portugal, como el Atlético de Madrid y el Milan. A ellos se les sumaba una leyenda del equipo como Joao Pinto, considerado uno de los mejores laterales derecho de la historia de Portugal y quien haría toda su carrera en el club.

Con la actuación destacada de estos jugadores, y bajo la dirección técnica de Artur Jorge, Porto comenzó su participación en la Copa de Europa buscando volver a alcanzar una final a nivel internacional -había sido subcampeón de la Recopa de Europa en 1984- y lo hicieron de gran manera, vapuleando al Rabat de Malta por 9-0 en la ida jugando de local -con cuatro goles de su goleador Fernando Gomes- y volviendo a vencer en la isla por 0-1 en la vuelta.

Con esta comodidad, Porto pasó a la segunda rueda, en donde se enfrentó al FC Vitkovice, que había sido campeón de
Checoslovaquia en 1986 y que venía de eliminar sorpresivamente al Paris Saint Germain en la primera ronda. Los checoslovacos lograron imponerse en el partido de ida por 1-0, por lo que los 'Dragones' tuvieron que remontar en la vuelta. El capitán Joao Pinto era el encargado de cerrar la banda derecha. Tuvo 70 partidos con su selección y desempeñó toda su carrera en el Porto. (Foto: Picasaweb).Esto no se les hizo difícil ya que desde los 5', mediante tanto de André, igualaron el global. Celso Dias y Paulo Futre liquidaron la llave a favor de los portugueses a los 26' y 82', respectivamente.

Empezaba lo serio

Tras superar sin mayores complicaciones las dos primeras rondas, Porto llegó a los cuartos de final en donde tuvo en frente a otro equipo que sorpresivamente había llegado hasta estas instancias. El Brondby, subcampeón de Dinamarca, había superado en las rondas anteriores al Hónved Budapest de Hungría y al Dynamo Berlin de Alemania Oriental. Los de Europa occidental vencieron 1-0 en la ida con gol de Madjer a los 71' y en la vuelta supieron recuperarse a los 74' del tanto inicial de Per Steffensen. Con el 1-1, Porto se clasificó a semifinales de la Copa de Europa.

La atención a estas alturas del torneo se situaba en la otra llave, en la que se enfrentaban Real Madrid y Bayern Múnich. Como puede suponerse, los medios clasificaban esa eliminatoria como "la final adelantada" y se entendía que quien la superara sería el favorito a alzarse con la Copa de Europa. La otra semifinal, la de menor "glamour", enfrentaba al Porto con el Dynamo de Kiev. Rabah Madjer fue vital en el exitosa campaña del Porto. El argelino anotó un gol -de taco- y dio la asistencia del segundo gol. (Foto: Picasaweb).El conjunto ucraniano -que en ese momento jugaba en la Liga de Fútbol Soviética- había clasificado como campeón de la Liga 1985 -tomando en cuenta que los países de Europa del norte juegan campeonatos anuales a diferencia de otras ligas que abarcan dos años naturales- y había alzado también el trofeo de 1986 mientras participaba en esta edición de la Copa de Europa. Así, el cuadro ucraniano no iba a ser rival fácil para los portugueses.

Con este panorama, el 8 de abril de 1987, Porto recibió al Dynamo en el Estádio Das Antas, antecesor del nuevo estadio Do Dragao. Para ese partido, Porto llegó con varias bajas en su equipo titular. Casagrande y Laureta se encontraban lesionados mientras que Frasco y Quim suspendidos. Ante estas bajas aparecieron las figuras del cuadro portugués. Tras un primer tiempo muy peleado, a los 48' apareció Futre para adelantar a los locales tras una buena jugada individual. Nueve minutos después, André amplió el marcador de penal, consiguiendo en ese momento un resultado bastante favorable para la vuelta. Este no duraría, ya que Pavel Yakovenko marcó el descuento a los 74', dejando la eliminatoria muy abierta para el partido dos semanas después en Kiev.

Aunque el partido de vuelta se esperaba cerrado, Porto encarriló su pase a la final muy rápido. Apenas comenzado el partido en Kiev, Celso abrió el marcador para los visitantes a los 3'. Madjer anotó el primer gol de taco. De acuerdo con una entrevista que concedió años después, señaló que la gente recuerda vez que alguien mete un gol de taco como un gol Ocho minutos después, el goleador Fernando Gomes marcó el segundo, lo que casi sentenciaba la eliminatoria. Los locales reaccionaron relativamente pronto con el tanto de Aleksei Mikhailichenko a los 13', pero no les alcanzó para darle vuelta a la eliminatoria. Porto pudo salir vivo de Kiev para escribir su nombre en su primera final de Copa de Europa. Así, 19 años después de que el Benfica jugará la final de la competición -en la derrota 4-1 ante el Manchester United en 1968- un equipo portugués volvía a lo más alto del fútbol europeo. Pero la historia no podía quedarse ahí.

Cánticos en Viena

Bayern había tenido que emplearse a fondo para eliminar al Real Madrid, aunque el marcador final parecía demostrar lo contrario. Los bávaros habian terminado con un agregado de 4-2 y llegaban a la final con la confianza de haber superado lo más difícil. Aparte de ello, la final se iba a disputar en Viena, por lo que, dada la cercanía, miles de hinchas alemanes llegaron a poblar las gradas del In Prater Stadion para alentar a su equipo. El brasileño Juary anotaría el segundo de la remontada tras centro de Madjer. El brasileño volvió a su país un año después del título europeo (Foto: Picasaweb).Por su parte, Porto llegaba tras haber superado sus eliminatorias sin mayores problemas, aunque en su camino no había tenido que enfrentarse a grandes equipos de Europa, algo que también servía para restarle sus posibilidades.

Aquella noche de 27 de agosto en Viena, el Bayern, que dirigía Udo Lattek, formó con Jean-Marie Pfaff; Helmut Winklhofer, Norbert Nachtweih, Norbert Eder, Hans Pflügler; Hans-Dieter Flick, Lothar Matthäus, Andreas Brehme; Dieter Hoeness, Michael Rummenigge, Ludwig Kögl. Por su parte, Artur Jorge envió al campo a Jozef Mlynarczyk; Joao Pinto, Celso, Eduardo Luis Marques, Augusto Soares Inácio; Quim, Jaime Magalhaes, Sousa; André, Rabah Madjer, Paulo Futre.

Ambos equipos no contaron con algunos jugadores titulares. En el caso del Bayern, el capitán Augenthaler estaba suspendido mientras que el extremo Roland Wohlfarth estaba lesionado. Por su parte Porto no pudo contar por lesión con Lima Pereira y su goleador Fernando Gomes. Ante los 62,000 espectadores que poblaron el Praten, Bayern salió con todo para cerrar el partido lo antes posible. Su constancia en ataque se vio premiada a los 24'. Pfugler lanzó un lateral largo al centro del área que fue mal despejado por Magelhaes y aprovechado por Kogl para marcar el primero de cabeza. El gol era premio a la superioridad que había mostrado hasta ese momento el cuadro bávaro. La practicidad del fútbol alemán se imponía en ese momento al ofensivo juego portugués, que tenía problemas para superar la ordenada marca alemana.

Tras regresar del descanso, Jorge hizo un cambio que a las finales terminaría siendo vital, Juary reemplazó a Quim. El juego del Porto creció en la mitad de la cancha y comenzó a llegar con más claridad al arco del belga Pfaff. La velocidad de los portugueses superaba una y otra vez a los defensores alemanes, pero sin éxito ante la portería. A los 66', Jorge volvió a hacer una modificación, ingresó Frasco por Soares Inácio. El triunfo del Porto lo convirtió en el segundo equipo portugués en lograrlo tras el bicampeonato del Benfica en los sesentas (Foto: Picasaweb).Cuando ya restaban poco más de 10' para acabar el partido apareció la figura de Madjer. Una jugada por derecha de Juary terminó con un remate de Futre que bloqueó el portero. El balón le quedó algo incómodo a Madjer que de taco la mandó al fondo de las redes. Era el empate y la vuelta a la vida para los 'Dragones'.

La vorágine en que se había transformado el partido no le dio tiempo para reaccionar a los alemanes. Tan solo dos minutos después, una salida por derecha de Madjer terminó en una escapada del argelino, que superó tras un amague a Winklhofer y envió un centro al segundo palo donde apareció Juary para poner el segundo que a las finales sería el definitivo. Lattek quiso cambiar el partido con el ingreso de Lunde por Flick, pero la remontada del Porto estaba consumada. En Viena, los portugueses se alzaban con su primera Copa de Europa.

Tras la fiesta

El triunfo del Porto tuvo varias repercusiones tanto a nivel internacional como a nivel local. En el caso del equipo, los buenos resultados terminaron por desarmar al gran plantel que se había formado, claro que antes ganaron la Copa Intercontinental a Peñarol en Tokio por 2-1. Futre hizo sus maletas para reforzar al Atlético de Madrid, mientras que Madjer también se fue a España, al Valencia. Fernando Gomes partiría una temporada después al Sporting de Lisboa y Juary volvió un año después al Portuguesa de su Brasil natal.

Pero estas salidas no impidieron que Porto obtuviera títulos en lo que restó del año, al ya mencionado título en la Copa Intercontinental, le sumaron la Súpercopa de Europa que obtuvieron ante el Ajax luego de vencerlos en ambos partidos, de ida y vuelta, por 1-0. Porto no alzó el título nacional en 1987, pero sí lo hizo una temporada despúes, y con ello comenzaría una línea de victorias en torneos nacionales que ha mantenido hasta hoy. Por otra parte, a nivel internacional, el triunfo del Porto simbolizó una especieEl equipo de Porto celebró en el campo de Prater de Viena. Entre los jugadores se ve a su entrenador, de bigotes y saco, Artur Jorge (Foto: Picasaweb). de "revolución" de los pequeños equipos en la Copa de Europa.

Fue parte de una década en la que hubo sorpresas como el título del Nottingham Forrest en 1980, el Aston Villa un año después -también ante el Bayern-, Hamburgo en 1983 ante Juventus, Steau Bucarest en 1986 ante Barcelona, el PSV en 1988 ante el Benfica portugués y que tuvo en los noventas las sorpresas del Estrella Roja en 1991 y al Olympique Marseille en 1993. Estos equipos comenzaron a democratizar un torneo que había visto los dominios de grandes como el Real Madrid, Milan, Liverpool, Ájax y Bayern, y que pudieron tener un pequeño momento de gloria. En el caso del Porto, fue el comienzo de un historial de triunfos y logros a nivel internacional que se han vuelto a repetir hasta estos días. Ante el archifavorito Barcelona el viernes, los 'Dragones' buscarán volver a sorprender al mundo, como lo hicieron aquella noche de abril de 1987 en Viena.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com

Fotos: Cannon, Picasaweb

Comentarios (2)add
...
escrito por martin , agosto 25, 2011
difícil que el actual Porto le haga la pelea al Barcelona, más aún con la ausencia de su goleador Falcao.

...
escrito por rrvio , agosto 26, 2011
La Recopa 83-84 la gano la Juventus, no el Porto, quien fue finalista y cayo contra el equipo de Platini 2-1 en Basilea.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy