Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl Lille Olympique Sporting Club cumplió 70 años el 23 de setiembre. DeChalaca decidió evocar a aquel magnífico once del elenco galo que vivió una época dorada entre 1945 y 1954 y que ganó dos ligas francesas y tres Copas de Francia.


La Segunda Guerra Mundial llegó a su final el 2 de septiembre de 1945, luego de seis años de hostilidades que dejaron destruido a Europa, y que obligaron a guardar la pelota para en muchos casos calzarse el uniforme y ponerse las botas militares. En el caso francés, la liga no se disputó durante el grueso del conflicto bélico, y el balón recién volvió a rodar el 26 de junio de 1945. Por ese entonces el torneo llevaba el nombre de Division 1, e incluía a dieciocho equipos, entre los que se encontraba el protagonista de esta historia: el LOSC Lille.

El inicio de la fábula

Lille debutó en la Division 1 1945/46 ante el AS Cannes. El resultado no pudo haber sido mejor: goleada 5-1 e inicio arrollador de un equipo que por entonces era dirigido por André Cheuva, quien se retiró en este club tras el inicio de la guerra, y que tomó la dirección técnica de este tras la finalización del conflicto. El equipo contaba con algunos nombres resaltantes como los de René Bihel y Jean Baratte, quienes formaban una demoledora dupla de atacantes. A ellos se sumaron otros jugadores como Joseph Jadrejak, François Bourbotte, Jules Bigot, Roger Carré, Bolek Tempowski y Albert Dubreucq, quienes conformaron un equipo de ensueño que marcó época.

Aquella temporada, Lille recién sufrió su primera derrota en la quinta jornada. Fue a manos de su tradicional rival, Lens, que lo superó por 3-1. Esa misma fecha, AS Saint-Etienne goleó 6-2 a FC Sète 34 y parecía anunciar el fin de la irregularidad que lo había hecho perder tres encuentros. Los dirigidos por André Cheuva volvieron a tropezar en la octava fecha, cuando fueron derrotados en casa por RC Paris. En paralelo, Saint-Etienne venció de visita 1-4 a AS Cannes y se empezaba a posicionar como un serio candidato para pelear arriba. La fecha 9 los enfrentó, y Lille no pudo recuperar el paso ante un conjunto que se encontraba en racha, y que se impuso por 3-1.

Además de la liga, Lille ganó la copa francesa en 1946 (Foto: losc.fr)

La irregularidad de Lille continuó hasta la fecha 26. Entraban en rachas de cuatro partidos consecutivos con victorias, pero luego se dejaba de ganar durante dos encuentros. Aun así, eran líderes del torneo. El punto de quiebre llegó precisamente ante el Saint-Etienne, que empezó a experimentar un bajón en su juego. Lille se impuso por un categórico e histórico 8-0 que lo catapultó definitivamente hacia el título. El equipo de Cheuva no ganó sus siguientes tres encuentros, pero logró recuperarse sobre el final para evitar que la arremetida del Saint-Etienne lo alcanzara. La Division 1 coronó a Lille como campeón con 45 puntos, apenas una unidad más que Les Verts. El premio fue completo porque René Bihel concluyó el torneo como el máximo anotador con 28 tantos. Esa misma temporada ganaron el doblete al conseguir la Copa de Francia luego de vencer por 4-2 al Red Star. Era el inicio de una historia feliz que llevó al Lille al punto más alto de su historia.

Tres por tres

Para el inicio de la temporada 1946/47, Lille sufrió un duro golpe al perder a su goleador René Bihel, que firmó por Le Havre. El golpe se vio reflejado en la liga francesa, en la que no pudieron mantener el ritmo a pesar de haber retenido al grueso de su plantel.

Ahora con Jean Baratte como figura, Lille terminó en el cuarto lugar de la Division 1 con 47 puntos, a 6 del campeón CO Roubaix-Tourcoing. La espina se la sacaron en la Copa de Francia, en la que lograron su segunda corona de manera consecutiva luego de derrotar por 2-0 al RC Estrasburgo.

La temporada entrante –la 1947/48-, la figura de Baratte se empezó a consolidar aún más, ahora como un goleador implacable que hizo que su equipo luchara palmo a palmo el título de la liga con el poderoso Olympique Marseille, que finalmente se hizo del campeonato con 48 puntos, uno más que el protagonista de nuestro relato. Igual siempre quedaba un premio consuelo, y ese era la Copa de Francia. Lille hizo historia al convertirse en el primer equipo en 25 años que ganaba tres ediciones seguidas del certamen. En esa ocasión lo hizo tras vencer 3-2 al Lens.

Lille siguió por la senda triunfal en las temporadas 1947 y 1948 (Foto: losc.fr)

Querer y no poder

Para la temporada 1948/49, Lille ya gozaba del reconocimiento de toda Francia. Su juego aguerrido, ofensivo y estético había cautivado al aficionado francés. Aún se mantenía André Cheuva como entrenador, Jean Baratte como figura y goleador, y Joseph Jadrejak, Jules Bigot, Roger Carré, Bolek Tempowski, Albert Dubreucq y Jean Lechantre como base del equipo que logró el título de la liga en 1946, y que consiguió el tricampeonato en la copa. Se marchó François Bourbotte, pero en su lugar entró el joven André Strappe.

En esa campaña, Baratte volvió a ser un goleador implacable al anotar 26 goles en la temporada, pero estos no alcanzaron para obtener el campeonato, que se volvió a escapar por un solo punto. En aquella ocasión el verdugo fue el Stade de Reims, que se coronó tras vencer por 1-2 al FC Sète 34, lo que hizo inútil la victoria del Lille por 1-2 en su visita al OGC Nice. En la Copa de Francia tampoco se obtuvo un desenlace acorde a lo esperado luego de ser goleado en la final por el Racing Club Paris, que le endosó un categórico 5-2. Por primera vez, tras tres años de éxitos, Lille concluyó la temporada sin títulos.
 
Para la temporada 1949/50, el título fue para el Girondins de Bordeaux, que realizó una campaña impecable y que se coronó con 51 puntos, 6 más que el subcampeón Lille. Para el siguiente torneo llegó otro delantero que le hizo compañía al ya histórico Baratte. Se trató de Jean Vincent, que debutó esa temporada con regular suceso. La historia se volvió a repetir y Lille se quedó con el subcampeonato, aunque ahora la figura fue mucho más dolorosa porque el título se decidió por diferencia de goles. OGC Nice y Lille igualaron en el primer lugar con 41 puntos, pero los de la Costa Azul francesa tenían una diferencia de +27, con el +14 de un Lille que volvió a quedarse con las manos vacías. Su juego brindaba espectáculo, pero había dejado de conseguir campeonatos.

Incertidumbre para el éxito

Las temporadas 1951/52 y 1952/53 fueron de renovación en Lille. El equipo apenas pudo conseguir un tercer lugar como mejor resultado al final de la campaña, y Jean Baratte disputaba sus últimos partidos para buscar nuevos aires. En 1951 jugaron la Copa Latina, en la que cayeron en la final por 5-0 ante el Milan. La sequía se cortó a mediados de 1953 para volver a ganar su título favorito: la Copa de Francia, que obtuvo tras vencer por 2-1 al Nancy.

Con un plantel renovado, Lille, sufriendo en el camino, se volvió a coronar a campeón a inicios de los cincuenta (Foto: losc.fr)

Ya no estaban los Baratte, los Jadrejak, los Bigot, los Carré, los Tempowski, los Dubreucq y los Lechantre. En su lugar ahora estaban los Somerlinck –que permanecía como el jugador más experimentado del plantel con 32 años-, los Vincent, los Van Cappelen y los Strappe como principales referentes de un plantel que volvería a conocer la gloria en la campaña 1953/54.

Fiel a su estilo, Lille tuvo que sufrir para coronarse campeón de la Ligue 1 por tercera vez en su historia –la primera había sido en 1932/33, cuando consiguió el primer título de la Era Profesional. Fue en la última jornada. La lucha fue palmo a palmo con el poderoso Stade de Reims, que no pasó del empate 0-0 ante Girondins de Bordeaux. Lille tuvo la chance de coronarse campeón en casa, y no la desaprovechó. Goleó por 3-0 al FC Nancy y obtuvo el título en medio de la algarabía de un plantel que se había tenido que renovar para obtener la gloria y poner punto final a era dorada en el equipo del norte del país galo.

Un año después Lille volvió a ganar la Copa de Francia, pero el equipo ya no era el mismo tras el título de la liga. En la temporada 1955-56 se consumó su descenso al culminar en el puesto 16 de 18 equipos. Fue el final definitivo para la belle époque de un equipo que dejó huella en Francia, y que no volvió a ganar una liga hasta la temporada 2010/11, aunque esa es otra historia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: losc.fr

 


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy