Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comSport Boys cumple 85 años de existencia y qué mejor que recordar el último título nacional de su historia. Evoquemos la campaña rosada que lo consagró campeón en el Descentralizado 1984.

 

1984 no fue un año favorable para el fútbol peruano; está subrayado en los calendarios como el inicio de los nefastos Regionales de ‘Rimita’. Pero, en el Callao, la fecha evoca también a la última gran consagración rosada: en 1984, Sport Boys consiguió el título nacional, algo que, hasta la fecha, no ha logrado repetir.

Un año antes, en 1983, los rosados habían cumplido una campaña regular: terminaron séptimos y quedaron marginados, por apenas un punto, de la liguilla por el título. En el puerto se vivía una intensa disputa por la presidencia del club: el comandante Jorge Labarthe, quien tuvo una prolongadísima gestión como mandamás rosado entre 1976 y 1987, había sido destituido temporalmente por la Federación Peruana de Fútbol. Entre 1983 y 1984, asumió en su reemplazo Miguel Monteverde Win; con él, Boys alcanzó el último título de su historia.

 

 

Dada la inestabilidad política, tampoco abundaba el dinero. Boys sostuvo a un plantel en el cual empezaban a consolidarse jóvenes figuras, como el ‘Pato’ Juan Carlos Cabanillas, Pedro ‘Perico’ Requena y Johnny Watson; a ellos se sumaban algunos hombres de experiencia, como David Zuloaga, César Peralta y Miguel Mendoza. Sus únicos fichajes fueron los ex Bolognesi, José ‘Camote’ Vásquez y Victorino Vicente Luyo. Pero el gran jale no usaba chimpunes: la dirigencia decidió reemplazar al joven Hernán Saavedra por un entrenador más curtido y con muchos éxitos a sus espaldas. Apostó por el mejor: Marcos Calderón Medrano, cuyo primer título como técnico había sido con los rosados en 1958, volvió a Sport Boys luego de 22 años.

Diabluras porteñas

Imagen que corresponde al duelo entre la 'U' y Boys por el Regional, el cual terminó con triunfo rosado por 1-2. Al final, quedó en el cuarto lugar y ello le valió para meterse en el Descentralizado (Recorte: revista Ovación)La campaña arrancó con el Regional Metropolitano y el debut no fue promisorio: el 4 de marzo, en Ica, Boys perdió 1-0 ante Octavio Espinosa. A Boys no le fue muy bien en este torneo: pese a algunas victorias (como el 1-2 sobre la ‘U’ en el Lolo Fernández y la goleada 1-4 sobre Cristal en el San Martín), quedó en el cuarto puesto, a cinco puntos de Universitario, que ganó el certamen y, con ello, la chance de jugar, cuanto menos, un triangular por el subtítulo. La cuarta posición, sin embargo, le aseguró a Boys su ingreso al Descentralizado, que era, finalmente, la instancia más importante de la temporada: allí se definiría al campeón nacional.

El Descentralizado, disputado por catorce equipos en 26 fechas, arrancó el 8 de julio: esa tarde, en el estadio Nacional, los rosados empataron 0-0 como locales ante Alianza Lima. En la segunda fecha, también en el Nacional, el rival fue el otro ‘compadre’: en un partidazo, con goles de Víctor Hurtado y el ‘Pato’ Cabanillas, Boys le volteó el partido y le ganó 1-2 a Universitario (que había adelantado a través del ‘Diablo’ Jaime Drago), pese a que el árbitro Enrique Labó expulsó a su arquero, Darío ‘Chacal’ Herrera. Esa tarde, Boys lanzó su candidatura.

Disparo de Johnny Watson ante Melgar, en cotejo que culminó 1-0 a favor de los rosados con gol suyo y que sirvió para que se dispare en la punta (Recorte: revista Ovación)Llegaron luego dos victorias más en la capital: derrotó 2-1 tanto a CNI como al benjamín Sport Pilsen. En la quinta, se trajo un empate 0-0 de Tacna ante Bolognesi. Después, sumó dos nuevos triunfos: 1-2 sobre Atlético Torino en Talara con goles de Watson y Zuloaga y 2-0 sobre Diablos Rojos en Lima. Siguieron dos empates: 0-0 contra ADT en Tarma y 1-1 contra Sporting Cristal en el Nacional. Así, entre triunfos y paridades, Boys cumplía la media inglesa y permanecía invicto. Hasta que le tocó saborear su primera derrota: el 9 de septiembre, por la décima fecha, Huancayo F.C. (nombre que tomó Deportivo Junín durante un par de años) le ganó 1-0 en La Incontrastable.

Guardando las distancias

El 'Nene' Cubillas en acción frente a Boys, en cotejo que significó su regreso a Alianza Lima tras su paso por el fútbol de Estados Unidos. El partido terminó 1-1 y los rosados mantuvieron su distancia en la cima (Recorte: revista Ovación)Boys era líder claro, con tres puntos de ventaja sobre Alianza y cuatro sobre Melgar. Luego de ganarle 1-0 a UTC con gol de Héctor La Torre, recibió a los arequipeños. El 23 de septiembre de 1984, 18 mil personas se dieron cita al Nacional para ver este choque directo por la punta: con un gol de Watson a los 25’, los rosados vencieron 1-0; en Talara, Alianza cayó 3-2 contra Torino y los rosados lograron el rótulo -ciertamente moral y sin ningún valor consecuente- de “campeón de la primera rueda”. El membrete lo validaron en la siguiente fecha, al golear 3-0 a Unión Huaral con goles de Zuloaga, Hurtado y Cabanillas. Pero Boys quería ganar el verdadero título y faltaban trece fechas.

Las revanchas comenzaron el 7 de octubre: Boys debía visitar en Matute a su escolta, Alianza Lima, al que le llevaba cinco puntos. El encuentro tenía un atractivo adicional: Teófilo Cubillas regresaba de Estados Unidos para ponerse la blanquiazul después de seis años. Era la oportunidad perfecta para que Alianza acortara la distancia. Pero Boys dio el golpe y en el primer tiempo se fue ganando con gol de Watson. Alianza encontró la paridad a falta de dos minutos para el final, con gol de penal de Juan Illescas. Igual, la distancia se mantuvo en cinco puntos.  Boys se sintió un líder cada vez más cómodo, porque la ventaja sobre los íntimos era contundente y porque la ‘U’ y Cristal, presas de la irregularidad, también estaban lejos. Esa comodidad, increíblemente, comenzó a hacer estragos; de pronto, irrumpió en la pelea otro equipo al que nadie tenía como candidato.

Peligros de la selva

Boys frente a Bolognesi en el Nacional, en duelo que teminó con sorprensiva victoria tacneña por 0-1 y que recortó la distancia en el liderato de los rosados con CNI (Recorte: diario La Crónica)En la fecha 15, los rosados empataron 1-1 ante Universitario con gol de Zuloaga. Y luego sufrieron una derrota clave: perdieron 1-0 contra CNI en Iquitos. Este resultado comenzó a alterar el panorama del torneo: los loretanos, de pronto, comenzaron a acumular victorias y acercarse a los rosados. Boys se recuperó venciendo en Trujillo al Pilsen por 1-2. Pero el 1 de noviembre, en la fecha 18, sufrió un duro golpe: en Lima, perdió 0-1 contra el modesto Bolognesi y CNI, que derrotó 1-0 a Diablos Rojos, se puso a solo tres unidades.

Cuando parecía venirse lo peor, Boys tomó un segundo aire y se recuperó: venció 0-1 a Diablos Rojos en Juliaca con gol de Cabanillas y luego obtuvo dos goleadas en la capital: derrotó 3-0 a Torino (dos goles de La Torre y uno de Hurtado) y 4-0 a ADT (hat trick de Zuloaga y un tanto de Watson). Después, empató 0-0 con Cristal. Faltaban cuatro fechas y el título rosado parecía inminente: le había sacado cuatro puntos a CNI y siete a Alianza y Melgar. Nuevos reveses, sin embargo, conspiraron otra vez contra sus aspiraciones.

En la penúltima fecha, Boys emprendió viaje a Arequipa y cayó ante Melgar, lo que permitió que CNI lo iguale en la punta (Recorte: revista Ovación)El 2 de diciembre, Sport Boys perdió un punto increíble al empatar 1-1 contra Huancayo FC en Lima. Una fecha más tarde, obtuvo otro 1-1, esta vez ante UTC en la difícil Cajamarca; aunque el resultado parecía bueno, no lo fue: CNI derrotó 1-0 a Alianza, sacó a los íntimos de carrera y se puso a solo dos puntos de Boys. Los peores temores en el Callao se hicieron realidad: en la penúltima fecha, Boys tropezó en Arequipa y cayó 1-0 ante Melgar; en paralelo, CNI venció 3-2 a Bolognesi e igualó, por primera vez en el torneo, el primer lugar de la tabla.

El grito de campeón

Uno de los cuatro gritos de gol que se sintió la tarde tarde del 23 de diciembre de 1984. Aquella vez Boys goleó a Huaral y, gracias al empate en paralelo del CNI en Tarma, se alzó con su último título en Primera (Recorte: diario La Crónica)Empatados en puntaje, Boys y CNI jugaban de visita en la fecha final y, aunque todos aguardaban que sendas victorias forzaran un desempate por el título, los rosados la tenían más fácil: jugaban ante Unión Huaral, que decidió ser local en el Nacional, mientras que CNI debía subir a Tarma para chocar contra ADT. Los partidos, como es lógico, fueron en simultáneo. Tal vez augurando el partido extra, no fue mucha gente al Nacional: apenas 4,177 espectadores, según los registros.

Marcos Calderón, el gran artifice del campeonato de Sport Boys, es levantado en hombros por la fanaticada rosada tras el final del partido ante Huaral (Recorte: diario La Crónica)Bajo las órdenes del árbitro Edison Pérez Núñez, el 23 de diciembre de 1984, a las cuatro de la tarde, Boys salió al gramado del Nacional para enfrentar al ‘Pelícano’. Su única baja fue el lateral César Espino, expulsado en Arequipa, cuyo puesto fue cubierto por Carlos ‘Sérpico’ Rivas. El partido, aunque en apariencia accesible, significaba una revancha para los rosados, que en 1976 habían perdido la final por el título ante los huaralinos. En el Nacional, los ojos de los chalacos vieron cómo Boys se deshacía progresivamente de Huaral: a los 22’, La Torre venció a Santiago Carty tras pase de Zuloaga; trece minutos después, La Torre fue trabado en el área por Pedro ‘Toronjo’ Paredes y Hurtado ejecutó el penal para poner el segundo. Huaral asustó en el reinicio: a los 60’, Luis ‘Tuta’ Redher descontó con otro gol de penal. Pero la expulsión de Óscar Quintana, por agredir a Puntriano, le abrió el camino a la goleada: Watson, con dos goles más, liquidó las cosas en el tramo final.

Si los ojos de los chalacos vieron un festín, los oídos les trajeron aún mejores noticias: desde la radio, se enteraban que, en el Municipal de Tarma, CNI no lograba superar la valla de ADT, dirigido nada menos que por un ex ídolo rosado, Diego Agurto, quien le dio una mano al equipo de su vida: el 0-0 hizo que, sobre las seis de la tarde, Boys diera por fin la vuelta olímpica.

Y así como esa tarde trabajaron los ojos y los oídos, también lo hizo la voz: esa tarde de 1984, los hinchas de Sport Boys gritaron “campeón” por última vez.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: revista Ovación, diario La Crónica

Comentarios (3)add
...
escrito por Milton , julio 27, 2012
Si no recuerdo mal con Chalaca Gonzales en el 98 estuvimos cerca pero lamentablemnte empatamos con Cienciano de visita y Alianza y Cristal ganaron y fueron al desempate.
Ese dia los jugadores cusqueños celebraron como si hubieran campeonado. De eso si me acuerdo bien...

...
escrito por FERNANDO ARAUCO GRANADOS , julio 30, 2012
Amigos de deChalaca, me he emocionado muchísimo leyendo esta crónica. Solo una cosa: esa tarde jugó Yzusqui, y no Sérpico Rivas, por el expulsado Espino.
...
escrito por PAQUIRRI , marzo 01, 2016
Qué lindo recordar aquel 1984, cuando yo tenía 14 años e ir a ver, en segundilla, a mi querido SBA campeonar.

Ojalá que alguna vez pueda volver a ver a mi equipo campeonar en 1ra. División del fútbol peruano.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy