Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLa historia de Unión Minas en el Descentralizado llegó a su fin hace quince años cuando Sporting Cristal lo goleó por 8-3. Aquel fue el peor desenlace que tuvo el alguna vez temido cuadro cerreño, que así descendió luego de dieciséis temporadas consecutivas en Primera.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

El resultado de una pésima gestión alcanzó a Unión Minas en 2001, un equipo que parecía consagrado a jugar de forma permanente en la máxima categoría, contando siempre con la altura de Cerro de Pasco como su mayor aliada; pero esa temporada la directiva cerreña vio con buenos ojos mudar de forma permanente su sede a Huancayo y Jauja, y esa fue su perdición.

Las postales

El descenso de Unión Minas se dio en la última fecha del Torneo Clausura, cuando solo le quedó como opción ganar de visita a Sporting Cristal para igualar a Juan Aurich con 45 puntos en la tabla acumulada. El 'Ciclón' enfrentaba a Cienciano en Chiclayo, donde a su vez esperaban darle alcance a Deportivo Wanka para salir de la zona de repechaje.
Luis Alberto Bonnet destacó con tres goles sobre el arco de Unión Minas (Recorte: diario Líbero)
El encuentro se jugó el domingo 16 de diciembre en el estadio San Martín de Porres, escenario en el que los celestes también debían ganar para tentar una última opción de alcanzar en la cima del torneo al cuadro cusqueño. Bajo esa consigna no sorprendió que uno tras otro se sucedieran los goles desde que Julinho abrió el marcador a los 13’.

El brasileño llegó a marcar otros dos tantos, aumentando la cuenta el argentino Luis Alberto Bonnet con un triplete, mientras que Manuel Marengo y David Soria cerraron la goleada a favor de Cristal. Solo el colombiano Víctor Larrahondo y David Chévez -con un doblete- aminoraron un resultado, que por lo inapelable, resultó ser el marco adecuado para un conjunto que nunca le encontró la vuelta a su irregularidad.
Jorge Soto siembra peligro sobre la portería de Homar Reynoso (Recorte: diario Líbero)
En total, cinco técnicos cargaron con la cruz de sacar adelante al Minas durante la campaña: Roberto Mosquera, Pedro Paredes, el colombiano Álvaro de Jesús Gómez, Ramón Quiroga y Rafael Castañeda; pero ninguno tuvo la respuesta adecuada para salir de una crisis deportiva que en el Clausura llegó a su punto más alto, al sumar hasta nueve partidos consecutivos sin ganar (racha que se cortó al volver a Cerro de Pasco, donde actuó en tres jornadas).

Ese año Minas tocó fondo, y aunque luego intentó volver a Primera mediante la Copa Perú, su historia solo fue de mal en peor hasta el punto de perder toda actividad por falta de apoyo.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario Líbero


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy