Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSe cumplen 25 años de la soberbia actuación de Miguel Munayco que permitió que Defensor Lima se mantuviera en el Descentralizado tras vencer en recordado duelo de revalidación a Aurora. El marcador final fue 3(7)-3(6) a favor de los de Breña después de una dramática tanda de penales en la que el arquero no solo atajó tres remates, sino que colaboró con un tanto también.

Daniel Orrego | @dorrego1411
Redactor

Un plantel con deudas y mensualidades atrasadas es casi siempre sinónimo de un equipo que pierde la categoría al final de la temporada. En 1994, Defensor Lima se encontraba en una situación de este tipo. Tras ubicarse en el antepenúltimo puesto del Descentralizado 1993, contaba con una chance más de mantenerse en la máxima categoría del fútbol peruano al enfrentar a Aurora, subcampeón de la Copa Perú, en un duelo de revalidación.

Debido a esas curiosidades que abundan en el balompié nacional, los carasucias ya no contaban con los mismos jugadores, traspasados a otros equipos tras el cierre del año. Por ejemplo, Manuel Dávila había sido vendido al Monterrey de México tras alcanzar el mejor promedio de la temporada anterior con 12 tantos en 11 partidos y en el torneo local; Alfredo Carmona y Ramón Perleche, entre otros, ya eran parte de otros clubes. Sin embargo, todos se comprometieron a volver a vestir la camiseta granate para el decisivo duelo.

Cosas de locos

En este panorama, el intento de sacar ventaja de uno y otro lado se vio reflejado en acusaciones y amenazas. Por el lado de los de Breña, el presidente del club le reclamó a la Federación Peruana de Fútbol por perjudicarlos con el llamado de Christian del Mar y Juan Alexis Ubillús a la selección Sub-23. Ambos fueron convocados para disputar un amistoso ante Ecuador y José Chiarella quería contar con el ‘Loco’ y con el lateral izquierdo como opciones dentro de su oncena.

Manuel Dávila celebra uno de los tantos ante Aurora. (Recorte: suplemento deportivo Crack, diario Ojo) 

Al final los dos jugadores, junto a Wilfredo Begazo -otro que era parte de la blanquirroja y también volvió del primer amistoso disputado por la Sub-23 ante Argentina para sumarse a Aurora-, llegaron a Lima para este encuentro. De la misma forma, el ‘Loco’ Dávila viajó desde México para ponerse, una vez más, a las órdenes de Chiarella y luchar de igual a igual con un cuadro atigrado que había recibido la amnistía de uno de sus integrantes: Ubaldo Puma, expulsado en la última jornada de la Finalísima de la Copa Perú ante Aurich/Cañaña. Así, las condiciones eran las mismas para ambos equipos pues podrían contar con su plantel completo.

Por otro lado, la designación de Antonio Arnao como árbitro del partido generó molestias en la dirigencia atigrada. Incluso se amenazó con retirar al equipo del encuentro si al término del primer tiempo se notaba alguna acción dudosa, pues se creía que los de Breña serían favorecidos de alguna forma. Aurora ya había jugado una definición con Unión Minas poco más de dos años antes y perdió por penales, algo que se repetiría una vez más.

Una pena feliz

Si bien el partido fue programado para las 15:30 en el estadio Nacional, la emoción máxima llegaría un poco más de dos horas y media después. Defensor Lima logró sobrevivir un año más en el Descentralizado gracias a las manos y los pies de su portero: Miguel Munayco. Una vez más el protagonista fue el que se paró bajo los tres palos pues en 1988, Augusto Robles, con 46 años a cuestas, contuvo el remate de Justo Marambio para retirarse el día en el que el cuadro carasucia volvió a Primera.

Miguel Munayco en una de las atajadas que determinaron la salvación de Defensor Lima. (Recorte: suplemento deportivo Crack, diario Ojo) 

Durante el tiempo regular, Edward Abarca abrió el marcador a los 12' y el 0-2 fue obra de Wilfredo Begazo tras colocar el balón al lado opuesto del guardameta. El descuento lo marcó Ubillús, quien fue expulsado minutos después, y el ‘Loco’ Dávila, para hacer honor a su promesa de goles con los que justificaba el apelativo de "juerguero" que le habían puesto por ciertos malos hábitos, anotó el empate que llevó el encuentro al suplementario.

Durante la prórroga, otra vez Abarca adelantó a los del sur; sin embargo, Luis Mexzo logró el 3-3 para que los penales fueran la instancia que definiera al ganador. Fue entonces que la figura de Munayco se agigantó: el guardameta atajó tres disparos y convirtió uno antes de ser cargado en hombros mientras la hinchada granate celebraba en las tribunas.

La euforia, no obstante, no llegó sin sufrimiento, pues el resultado final fue de 7-6 en la definición. Durante la extensa tanda de penales fallaron Genaro Neyra, dentro de los cinco primeros remates; Renzo Ampuero, portero de Aurora, con la chance de ganar el partido y el marcador 6-6, y Abarca, quien no pudo sostener su racha goleadora en esta parte. El momento Kodak se produjo cuando Ampuero detuvo el disparo de Manuel Vinces y todos los atigrados pensaron equivocadamente que la tanda había terminado y se lanzaron a celebrar por error. Pero la historia tenía tinte granate y por eso Defensor se pudo competir en el Descentralizado 1994, el último de su historia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recortes: suplemento deportivo Crack, diario Ojo


Comentarios (1)add
...
escrito por Angel , enero 26, 2019
Muy buena crónica, hay video del partido? cuánta gente fue al estadio?
Gracias
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy