Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comHace 55 años el estadio Nacional albergó el Sudamericano de selecciones de Segunda División, un torneo inédito hasta entonces y que contó con la presencia de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

Hasta la década de los sesenta, la palabra Sudamericano significaba una sola cosa en el fútbol: ver a los mejores futbolistas del continente dispuestos a luchar por el derecho a levantar el trofeo de la Copa América. Pero en 1962 surgió un nuevo campeonato que, pese a compartir similitudes con el Sudamericano original, nunca antes se había disputado.

La idea del torneo nació un año antes, pero terminó de madurar solo durante el verano siguiente. La entidad que tomó la iniciativa de llevarlo a cabo fue la Segunda de Ascenso del fútbol peruano, cuyos dirigentes bregaron durante semanas para convencer a la FPF -para que diera la autorización- y a sus pares de Sudamérica de enviar una representación formada por los mejores jugadores de sus respectivos torneos a Lima.

La novedad del parche

Si bien el plan original consideró que cada representante fuera una selección con lo mejor del ascenso, al final se acordó que cada país formara un plantel según su propia conveniencia. Así, mientras peruanos y brasileños alistaron un verdadero combinado, de suelo argentino partió un equipo de Nueva Chicago (tercero de la Primera B en 1961) reforzado con cinco futbolistas de la misma categoría. En tanto, de Chile se convino enviar al Unión San Felipe (subcampeón de 1961), también reforzado con un par de jugadores.

El equipo de Perú el día de su debut frente a Chile (Recorte: diario El Comercio)

Entre las reglas del torneo se estableció una peculiaridad: dos equipos podían ser campeones en caso de empatar el primer lugar, empatar también el consiguiente partido extra y el tiempo suplementario. En total se disputaron diez encuentros bajo el sistema de todos contra todos en una sola rueda, la cual  duró menos de dos semanas y con choques que se jugaron siempre de noche.

A Perú le tocó cumplir una irregular etapa de preparación bajo el mando de José Chiarella, quien echó mano de los pocos recursos que tenía por entonces una Segunda que era básicamente amateur. Entre los futbolistas de aquel grupo destacan los nombres del arquero Miguel Timarchi, los defensas Augusto Gómez -padre de Mario ‘Machito’ Gómez- y Eduardo Chumpitaz -quien según las referencias fotográficas no es el ‘Gran Capitán de América’-, los volantes Eleuterio Zamudio y Carlos Alcedán y los delanteros Julio Reyes y Manuel Ziani.

Imagen del segundo gol de Argentina sobre Perú tras acción de Julio San Lorenzo (Recorte: diario La Prensa) 

Rush de trasnoche

La primera fecha se disputó el jueves 25 de enero, y consistió en un doblete que tuvo a Argentina venciendo 3-2 a Paraguay en el preliminar con un gol de Alberto González y dos de Julio San Lorenzo; en el choque de fondo, se repitió el marcador con triunfo de Brasil sobre Chile. A Perú le tocó debutar el domingo 28 de enero frente al combinado chileno, que al final se impuso al local por 2-4.

En las siguientes jornadas los brasileños sacaron ventaja en la tabla luego de vencer también 3-2 a los paraguayos y de empatar 0-0 con los argentinos. Al combinado peruano, en cambio, le tocó caer 1-3 con la albiceleste, mientras que el 2 de febrero obtuvo su única victoria al derrotar 1-0 a Paraguay con tanto de Julio Reyes.

El arquero peruano Herminio Campos salva una ocasión tras remate del brasileño Adamastor (Recorte: diario La Prensa)

Los partidos decisivos se jugaron el lunes 5 de febrero con un nuevo doblete. En el preliminar, Chile le sacó un 2-2 a la Argentina cuando faltaban 8 minutos; fue mediante un penal cobrado por Carlos Verdejo tras sanción del juez brasileño Olten Ayres de Abreu. La falta fue ampliamente discutida por los argentinos -en especial por el DT Manuel Giúdice-, quienes incluso sufrieron la baja de Juan Carlos Vásquez, jugador expulsado por agredir verbalmente al árbitro.

El encuentro que resolvió el título tuvo a Brasil ganando 1-3 a Perú con un gol de Vicente y un doblete de Ademar, y descuento de Manuel Ziani para el local. Ganar permitió al 'Scratch de Segunda' sumar siete puntos, uno más que los argentinos, dejando al anfitrión en el cuarto lugar con dos unidades. Y así se bajó el telón de un campeonato poco reconocido para el fútbol brasileño, aunque para ello influyó la desaparición del torneo luego que en 1964 se llegara a organizar una segunda edición en Buenos Aires.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diarios La Prensa y El Comercio


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy