Composición fotográfica: Víctor Sierra / DeChalaca.comMéxico alcanzó los cuartos de final de una Copa del Mundo por primera vez en su historia con un ajustado 1-0 a Bélgica. El 'Halcón' Peña capitalizó un penal cobrado por el juez argentino Coerezza tras una polémica falta sobre el 'Cabo' Valdivia.
Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

La fiesta anticipada en tierras mexicanas no estuvo cerca de cancelarse en momento alguno. El ambiente festivo en la hora previa del partido fue llevado al césped del Azteca por el elenco dirigido por Raúl Cárdenas, que en menos de 20 minutos tenía un pie y medio en cuartos de final. Cuarenta años de pobres campañas en Copas del Mundo estaban a punto de terminar, pero todavía quedaba mucho pan por rebanar.

Pese a que Bélgica necesitaba un triunfo para clasificar y por ende eliminar a los locales, la selección tricolor no quiso arriesgar en absoluto. El dominio charro fue claro en casi todo el primer tiempo y puso a Bélgica a tiro de gracia; sin embargo, la poca efectividad de los dos Javieres, Valdivia y Fragoso, dio vida a los diables rouges y al defensor Nicolas Dewalque, quien se cansó de cometer errores groseros al rechazar.

Tras terminar el primer tiempo mostrando algunas señales de peligro, Bélgica empezó con todo la etapa complementaria. En esta parte del encuentro otro jugador belga se cansó de cometer errores, aunque esta vez fue un delantero: Odilon Polleunis. El '16' tuvo el empate en sus pies hasta en tres ocasiones, pero la suerte no estuvo a su favor. La más clara se produjo a los 55', cuando Polleunis definió muy arriba un balón servido por Jean Thissen. Para colmo de males, el ariete fue amonestado y su técnico Raymond Goethals no tuvo más remedio que reemplazarlo por Johannes Devrindt, quien rindió una mejor performance y se complementó mejor con el tridente ofensivo ubicado detrás de sí.

Peña al cruce con Lambert. El partido fue sumamente peleado. (Foto: Pinterest) 

Si Bélgica estuvo cerca al empate en el segundo tiempo fue, en gran parte, gracias a las constantes subidas de Thissen, quien se mostró en reiteradas ocasiones como una opción ofensiva más por el sector izquierdo. A México le costó mucho responder a la superioridad numérica en la zona central del campo, pues Héctor Pulido y Antonio Munguía no se dieron abasto para recuperar balones -algo que sí habían hecho en el primer tiempo-.

Con los embates belgas, se demostró una vez más que la línea defensiva mexicana es uno de los puntos más fuertes del cuadro local. La solvencia para resolver las jugadas de peligro fue fundamental para mantener el arco local en cero. La pareja de centrales conformada por Gustavo Peña y Javier Guzmán respondió con creces las veces en las que Ignacio Calderón ya estaba vencido.

Como todo partido definitorio, no podía estar exento de jugadas polémicas. Si para muchos fue sorpresa la sanción del penal en el primer tiempo a favor de México, las críticas aumentaron cuando el juez Ángel Coerezza optó por no señalar el punto blanco de penal tras una acción muy similar entre Gustavo Peña y Johannes Devrindt. Si bien la mencionada jugada se produjo en los instantes finales de la contienda, sin duda alguna le habría puesto una pequeña dosis de dramatismo a un duelo que se empezó a resolver muy temprano, con desenlace lindo y querido para un anfitrión que añoraba descolgarse el cartel de patito feo de las fases de grupos de los mundiales.

El Gol

Composición fotográfica: Víctor Sierra
Fotos: Pinterest


Leer más...

La ficha del México 1 - Bélgica 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy