Foto: libro Goles con Historia, Teodoro Salazar CanavalEn uno de los partidos más recordados de la historia del fútbol peruano en Mundiales, Héctor Chumpitaz anotó el transitorio empate ante Bulgaria que luego se convertiría en una importantísima victoria. El ‘Capitán de América’ aprovechó un tiro libre para escribir su nombre en las Copas del Mundo.

 

Muchas leyendas rodean el mítico partido que enfrentó a Perú y Bulgaria en la ciudad de León en el debut de ambos en México 1970. Las historias del camarín hablan de la reacción peruana motivada por la “viveza” de un dirigente que embotelló tierra y les hizo creer a los futbolistas que esa materia era peruana, del mismo lugar del terremoto que había remecido al país. El discurso motivó a los jugadores para conseguir voltear un resultado que parecía definitivo, o eso dice la leyenda.

Lo que cuenta la realidad es que a los 49’ del partido, Perú caía 0-2 ante Bulgaria y se complicaba en un grupo que compartían también con Alemania y Marruecos. Dinko Dermendzhiev y Hristo Bonev eran los nombres amargos de la derrota peruana. Mucho no duró esa sensación de fracaso ya que la remontada empezó un minuto más tarde cuando Alberto Gallardo consiguió el descuento. Perú por fin encontraba el gol y comenzó a desplegar el juego que encandilaría a los mexicanos presentes. En uno de tantos ataques peruanos, Hugo Sotil fue derribado en el borde del área búlgara. Aunque no era el más dotado para el ataque, Héctor Chumpitaz se paró de cara al arco y nadie lo sacaría de ahí.

 

 

“No es fácil patear tiros libres, pero yo tengo la suerte de haber conversado mucho con el paisano Lolo” diría ‘Chumpi’ en su prólogo del libro Universitario Campeón 2013 de DeChalaca, muchos años después de aquella gesta. Parece que los consejos del máximo ídolo crema le sirvieron al ‘Capitán de América’ pues en una carrera corta, con resbalón incluido, sacó un remate bajo que fue suficiente para vencer a Simeon Simeonov. El gol se gritó con rabia, queda la imagen del ‘Jet’ Gallardo agarrado de las redes en éxtasis por el empate.

Lo mejor, sin embargo, estaría por venir. En una demostración de su clase, el ‘Nene’ Cubillas consiguió el 3-2 final con el que Perú logró una importantísima victoria si quería pensar en la siguiente fase del Mundial. Esa clasificación se conseguiría la siguiente fecha en la goleada ante Marruecos con doblete de Cubillas y un gol de Roberto Challe. Para ‘Chumpi’ quedaría para siempre grabado ese momento del empate. No importa si se resbaló o si la gloria final se la llevó el ‘Nene’ con su anotación que decidió el resultado. Seguir los consejos de su paisano Lolo y marcar en un Mundial son definitivamente una alegría que nadie se la podrá quitar al ‘Capitán de América’.

Leer más...

El otro minuto 55: el gol de Hristo Stoichkov (Bulgaria) a Grecia en 1994

Foto: libro Goles con Historia / Teodoro Salazar Canaval; Video: Youtube / Usuario: Juanmag84

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy