Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comPor segunda vez en una Libertadores, Santos visita el Perú. En esta ocasión, trae a Neymar; en 1965 trajo a Pelé y enfrentó a un club peruano que, al igual que Aurich, esa noche vistió de rojo: Universitario de Deportes.

 

“El famoso equipo de Santos, con su astro máximo Pelé, se presentará esta noche en el Estadio Nacional ante Universitario de Deportes, en match valedero para las eliminatorias del Campeonato de Campeones”, informaba el diario La Crónica en su edición matutina del 19 de febrero de 1965. Horas después, a las 9 y 30 de la noche, el máximo ídolo brasileño salió con sus diez compañeros al gramado del Nacional, todos impecablemente vestidos de blanco. Su rival, esa noche, optó por cambiar su indumentaria: entre aplausos, Universitario entró a la cancha vestido con su camiseta granate.

La ‘U’ debutaba en su segunda Copa Libertadores, mientras que Santos, bicampeón en las ediciones de 1962 y 1963, ya se había estrenado con un intimidante 0-5 sobre la Universidad de Chile en Santiago. Pelé, en tanto, pisaba el estadio Nacional por tercera vez: lo había hecho con el mismo Santos en 1960 y 1964, en encuentros amistosos que, por ese tiempo, eran conocidos como “las temporadas internacionales” (en las que arribaban a la capital renombrados equipos sudamericanos y europeos).

Universitario de Deportes sale a la cancha del Nacional con su capitán José Fernández al frente. Esa noche el equipo crema jugó con un crespón negro en señal de luto por el fallecimiento de la madre de Ángel Uribe, quien reaparecía ante Santos (Recorte: diario La Crónica)En Universitario reaparecía, tras una prolongada lesión, Ángel Uribe; su regreso a las canchas despertó tal expectativa que los diarios, al menos gráficamente, fomentaron una especie de rivalidad Uribe vs. Pelé. Santos sufrió dos bajas en un mismo puesto: por lesión no pudo alinear Coutinho; asimismo, su reemplazante, Toninho, había sido suspendido ante los chilenos; con ello, quien arrancó esa noche fue el tercer sustituto, Peixinho; tales movimientos del destino terminaron gestando la derrota de la ‘U’.

La televisión pronto llegará…

El encuentro fue transmitido por Canal 13, que era la frecuencia que, en ese tiempo, tenía Panamericana Televisión (meses después, en octubre de ese mismo año, se cambió definitivamente al 5). Recién en la víspera se anunció que la dirigencia de Universitario autorizaba la transmisión del partido, pues todas las entradas ya habían sido vendidas; la televisación, sin embargo, no le trajo mayor rédito económico a los cremas y fue, más que nada, un acto de simple cortesía. La taquilla ascendió a 1’724.970 soles, un record para la época. 44234 personas asistieron esa noche al Nacional; La Crónica sentenció: “Anoche se ha confirmado que nuestro Coliseo es ya demasiado pequeño para la afición que hay en Lima por el fútbol”.

¡Así jugaba Pelé!, o mejor dicho, así marcó Universitario a O Rei. Esta postal se repitió a lo largo de la noche en la que el astro brasileño llegó a Perú para jugar la Libertadores (Recorte: diario La Crónica)Marcos Calderón, técnico de los cremas, anunció una formación defensiva, enfocada en anular a Pelé. La ‘U’ alineó con Dimas Zegarra en la puerta: en la zaga, Humberto Arguedas, José Fernández y Nicolás Fuentes; al medio, Jorge Fernández y Luis Cruzado; arriba, Víctor Calatayud, Ángel Uribe, Alejandro Guzmán (quien, curiosamente, tenía como apodo ‘Pelé’), Luis Zavala y Enrique ‘Ronco’ Rodríguez. Santos lo hizo con Gilmar; Lima, Joel y Geraldinho; Zito y Haroldo; Dorval, Mengalvio, Peixinho, Pelé y Pepe; este último es, efectivamente, José Macía, el técnico que dirigió a la selección peruana en la terrible eliminatoria a Italia 1990.

Puñaladas a favor y en contra

Preciso momento en el que Víctor Calatayud vence la resistencia de Gilmar para poner a Universitario 1-0 sobre el Santos (Recorte: diario La Crónica)Los cremas golpearon primero y temprano: apenas a los 7 minutos, Gilmar atajó un remate de Guzmán; Geraldinho salió jugando con la bola, pero ‘Puñalada’ Calatayud presionó, porfió el balón, se lo arrebató y quedó mano a mano con el arquero; su remate furibundo hizo estallar el Nacional: la ‘U’ ganaba 1-0.

Pelé no hizo un show, pero fue letal: dos jugadas suyas le arruinaron la noche a Universitario. A los 14’, Dorval vio corriendo al máximo astro brasileño, se la pasó y Pelé obligó a que tres defensores cremas le salieran a la marca (los hermanos Fernández y Nicolás Fuentes); con inteligencia veloz, cedió el balón al tercer sustituto, Peixinho, quien, absolutamente desprotegido, marcó la paridad.

A los 38’ llegó el segundo. Un balonazo alto al área crema encontró la recepción de Pelé, quien la bajó en primera y con la punta; a la carrera, arremetió Peixinho para vulnerar a Zegarra y poner arriba a los paulistas.

La gran oportunidad del empate para Universitario se esfumó en los pies de Jorge Fernández, cuyo remate de penal no llegó al destino deseado (Recorte: diario La Crónica)Solo cinco minutos después, la ‘U’ desperdició la mejor ocasión de empatar el encuentro: Joel trabó a Luis Zavala en el área y el árbitro paraguayo Ramón Cabrera sentenció el penal. Al frente del balón se paró Jorge Fernández; su remate débil fue manoteado por Gilmar al córner. El periodismo lo acusó de haber hecho “alarde de tecnicismo”, pero Fernández se defendió: “No cambié mi estilo; solo que esta vez no lo hice con el empeine, sino con la parte lateral del pie, y se me fue”.

Peleando con Pelé

El saludo de José Fernández y Luis Cruzado con Pelé, dueño de todas las atenciones en aquel encuentro que acabó con victoria para Santos (Recorte: diario La Crónica)En el complemento, los cremas tuvieron chances de igualar: una media vuelta de Guzmán, dos taponazos de Cruzado que contuvo Gilmar y un zapatazo de Uribe que salió ligeramente desviado fueron sus mejores oportunidades. Sin embargo, la merma física se sintió: la ‘U’ no pudo con el trajín de los últimos minutos y el empate se fue esfumando y jamás llegó.

Pelé no hizo un partido notable, pero sus únicas dos intervenciones fueron sustanciales. Se llevó también algunas rechiflas del público, que lo silbó por algunos reclamos airados que hizo al sancionarse el penal. No obstante, y en abierta contradicción, La Crónica indicó que fue ovacionado: “El jugador más aplaudido por la multitud fue el famoso Pelé, considerado como el más completo jugador de todas las épocas”, aclaró.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica

Comentarios (2)add
...
escrito por el loco patadita , marzo 15, 2012
El mejor de la historia y por lejos!!
...
escrito por Jair , marzo 15, 2012
Tambien jugo el Santos con Pele en Arequipa contra el Melgar pero bueno eso fue en un amistoso
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy